Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
7 5 06 SIETE DE SIETE (Viene de la página anterior) La exposición incluye una selección de fotografías del artista polaco Michel Smajewski, más conocido como Michel Sima. Imágenes de la colección del Musée Picasso de Antibes, realizadas al artista malagueño mientras éste trabajaba, un documento artístico e histórico que muestra el contexto en el que las obras fueron realizadas. El Museo Picasso Málaga ha organizado, con la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales el ciclo de conferencias Picasso y el Mediterráneo. Reconocidos expertos en la obra de Pablo Picasso profundizarán en la relación del artista malagueño con el mar Mediterráneo. Reseñable también el trabajo del departamento de educación, con Macarena Ventosa y Elena Aparicio al frente. Labor encomiable, enfocada a introducir a los niños en el mundo el arte. La baronesa Thyssen dirigiéndose a la manifestación ecologista rodeada de guardaespaldas LA ALEGRÍA DE VIVIR hristine Ruiz- Picasso, nuera del pintor, recordó cómo, a través de artistas que vivían entonces en la Costa Azul, conoció a Picasso en Antibes cuando ella era una modesta y joven ceramista y no sabía que después tendría una relación más cercana con él al casarse con su primogénito, Paul. Picasso tenía 65 años, estaba rehaciendo su vida e iba a ser padre de nuevo señaló Christine, que se congratuló por volver a encontrar la colección de Antibes al final de mi vida en Málaga El director del Museo Picasso de Málaga, Bernardo Laniado- Romero, subrayó la coherencia absoluta de las 73 obras que se muestran, en las que el creador Picasso sentía profundamente la vida, vivía la alegría de vivir de manera intensa y absoluta y comparte esa alegría con nosotros a través de estas obras y suponen el redescubrimiento del Mediterráneo tras los años grises de la guerra dijo Laniado- Romero. Yo creo que es más: alumbra la reconciliación de su nostalgia por Andalucía. Excepcional la exposición, recomendable. Lástima del poco savoir faire del director con la prensa. Preguntado por la posibilidad de haber relacionado esta importante producción de Picasso con su repercusión en otros artistas, sobretodo en Jean Cocteau que llega a la mimesis, el director respondió: si hubiésemos hecho eso sería otra exposición Claro; y si usted tuviera ruedas, por mucho que parezca una mezcla de Boris Izaguirre y Clark Kent pasado de criptonita, sería una bicicleta. C La baronesa rampante Pasarela ROSA BELMONTE T ruman Capote (con perdón por lo cansino del personaje) estaba convencido de que la literatura en el fondo no es más que chismorreo. Las novelas, los ensayos, las biografías, los cuentos y hasta las obras maestras. Quizá tuviera razón. Qué otra cosa es Lolita luz de mi vida, fuego de mis entrañas, sino Aquí hay tomate Pues sí, las novelas buenas y las de éxito son las chismosas (sea el chisme real o inventado) Sin acudir a Miguel Espinosa, ahí están El código da Vinci o El diablo viste de Prada las películas resultonas que vienen, basadas en libros de éxito. La segunda, gracias a Dios, sin la Tautou pero, para espanto de Capote, si viviera, con Meryl Streep. Al rey del chisme la actriz le parecía un pollo- Tiene nariz de pollo y boca de pollo -carente de talento. Me gustaría saber qué tendría que decir de la boca del ministro de Hidrocarburos boliviano (de pollo no es, desde luego) En fin. Ambas noveluchas son puro gossip Una sobre el mundo de la Iglesia, otra sobre el mundo de las revistas de moda. Pero para chismorreo, de toda la vida, el conyugal. La ex mujer de Sean Connery, Diane Cilanto, la madre de Jason, ha largado en su autobiografía que el muy escocés de su marido le zurraba. Una de las anécdotas que cuenta sucedió en España en 1965. Por celos. Por bailar en una boda en el hotel en el que estaban alojados. Hombre, yo creo que habría que tomar medidas contra los que bailan en las bodas, pero no sé si lo de soltar estopa es solución. Relata la también actriz que, al subir a la habitación, su esposo le cruzó la cara y la tía se fue al suelo. Hincó la rodilla en tierra, pero le dio otro sopa- Sean Connery zurraba a su ex mujer, según ella EPA po que la volvió a tumbar. Ganador, el del calzón rojo y la calva incipiente. Es un chisme vintage de esos que tanto abundan ahora (hijos secretos que todo el mundo conocía, orientaciones sexuales al cabo de la calle y cosas así) Pero como dirían los contertulios televisivos no hay más que ir a las hemerotecas. En 1965 (el año de ese combate) Sean Connery decía en Playboy No creo que pegar a una mujer tenga nada de malo, aunque no recomiendo hacerlo de la misma forma que a un hombre Mira qué considerado, como el imán de Fuengirola. Y muchos años después, en 1993, ya entrados en corrección, recogía el Vanity Fair A veces hay mujeres que te llevan al extremo. Es lo Que es lo mismo que sostiene Peter Veale, o sea, que hay muchos más hombres que mujeres en los manicomios, lo que es una prueba clara de quién vuelve loco a quién