Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14- 15 D 7 LOS DOMINGOS DE TIRA Y AFLOJA Por César Oroz 7 D 7 El no de los niños Política PILAR CERNUDA aya follón el del Estatut, eso va a acabar como el rosario de la aurora. El no de ERC ha pillado a la gente de Moncloa con el pie cambiado, convencidos de que los republicanos no querrían defender la misma opción que el PP. Un garganta profunda mantiene todavía la confianza: Esperamos que, en el último minuto, den libertad de voto o encuentren una excusa que les sirva para pedir el voto afirmativo Y luego añade: De todas maneras se gana el referéndum, nos consta que hay mucha gente de ERC que va a votar a favor Seguro, pero cualquiera que se dé un garbeo por Barcelona llegará a la conclusión de que un número no desdeñable de socialistas va a votar en contra del Estatut o se va a abstener en el mejor de los casos. El debate estatutario ha sido una historia de falsedades y traiciones de principio a fin, y aún no se ha escrito el último capítulo. Empezó con el gran engaño de hacer firmar una carta a los empresarios haciéndoles creer que el texto iba a ser muy distinto del que finalmente ha sido, y luego, Rodríguez Zapatero puenteó a Maragall en dos ocasiones con su principal adversario. Lo nunca visto. A ese adversario, Mas, le faltó tiempo para contarle a Maragall lo que había pactado con el presidente de gobierno respecto a su futuro, que pasaba por facilitarle el acceso a la presidencia de la Generalitat bajo promesa de no pactar con nadie si volvía a ganar en unas elecciones presumiblemente adelantadas. Maragall se pertrechó entonces en la Generalitat dispuesto a no adelantarlas, pero luego le salieron rana los de ERC, más cabreados que una mona- -no he puesto simia, no vaya a V Carod- Rovira y Puigcerdos anunciando su no al Estatut EFE aparecer el de los derechos humanos- porque Zapatero había cambiado de pareja en mitad del baile. A los pesecés se les nota poco contentos y se comprende, su estrategia actual no es como para presumir de coherencia. El desmadre de Manuela de Madre el otro día en el Senado, energúme- El debate estatutario ha sido una historia de falsedades y traiciones de principio a fin, incluido el puenteo de Maragall, y aún no se ha escrito el último capítulo. na verbal contra Piqué, llena de estupor a quienes la conocieron como uno de los principales capitales del socialismo, cuando hacía una oposición seria, coherente y razonada al nacionalismo excluyente de Pujol. Quién la visto y quién la ve, promotora de un estatuto que las va a hacer pasar moradas a los que como ella llegaron de fuera de Cataluña. El estatuto catalán nos trae inquietudes, pero también momentos de dolor, cuando ves a dirigen (Pasa a la página siguiente)