Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
7 5 06 PRÓXIMA PARADA NUESTROS CORRESPONSALES Roma B. Aires VIENA Zona libre de Mozart Frente al empacho de moda, el Estado federado de Estiria ha roto la norma y se ha declarado como No Mozart Zone no como reacción al genial músico, sino a la mercadotecnia oportunista TEXTO: ANTONIO S. SOLÍS FOTO: AFP Bruselas VIENA ANTONIO S. SOLÍS París Rabat Nueva York Jerusalén México Washington Berlín a verdad es que Austria se está poniendo un poco pesadita con el tema Mozart. No es que yo vea mal que se haya preparado un mastodóntico programa de actos, imposible de abarcar pero con varias ofertas muy interesantes y aptas para todos los públicos, de niños a adultos y de melómanos a simples curiosos por la vida del genial compositor. Yo mismo ya me contagié de la fiebre del Año Mozart y hasta le pongo a mi hijo una edición para niños de La Flauta Mágica para que se vaya acostumbrando a su compatriota más famoso, al menos por el lado austriaco. Digo pesadita porque con el asunto del 250 aniversario de su nacimiento, al pobre Amadeus lo están convirtiendo en carne de souvenir y tienda de regalos. Las Mozartkugeln (unas bolas de chocolate con turrón, mazapán y pistacho) son conocidas desde hace tiempo y el Mozartlikör lleva L años en las estanterías de las tiendas. Son algo típico y no hacen daño. Y además están muy ricas. Pero empecé a sospechar que en el Año Mozart va a sonar más la caja registradora que el Don Giovanni cuando vi en el supermercado de mi calle que vendían jamón Mozart, yogur Mozart y croissant Mozart. No sé qué propiedades musicales ha de tener un jamón, que ni siquiera era serrano, para merecer llamarse igual que el mayor compositor de todos los tiempos. Algo así como que en España alguien hubiera aprovechado el Centenario de El Quijote para comercializar un chorizo Cervantes o una mortadela Rocinante bros y discos que, de repente, han inundado librerías y tiendas de discos. Si a eso le sumamos la avalancha de turistas deseosos de fotografiarse en los escenarios en los que vivió y trabajó Mozart, salen las cuentas de los 100 millones de euros que las ciudades que le vieron nacer y morir, Salzburgo y Viena, calculan que van a ingresar este año gracias al genial compositor. Pero frente a este empacho mozartiano un grupo de irreductibles ha decidido no doblegarse al pensamiento único. El Estado federado de Estiria ha roto la norma y se ha declarado como No Mozart Zone una zona libre no ya del autor, al que califican de grandioso, sino del logotipo preferido de la industria nacional de chocolates Como nadie es profeta en su tierra, la medida no ha sentado demasiado bien en la opinión pública local y muchos critican lo que entienden como un veto a Mozart. Sobredosis de mazapán Lo de ser zona libre de Mozart no tiene nada que ver con la libre de humos y aquí a nadie se le impide escuchar Cosi Fan Tutte Sin embargo, los promotores de la iniciativa defienden que la subordinación al comercio del mazapán no puede hacer ningún bien al arte contemporáneo. Por eso, aunque el jefe del Servicio Cultural de Estiria, Bernhard Rinner, se declara adicto al genial compositor, no duda en criticar la explotación comercial del aniversario y el exceso de kitsch en la celebración. Por eso, frente a la sobredosis de Mozart, ningún homenaje ni acto en su honor en Estiria. Aquí, van a celebrar otro aniversario, el 150 de la muerte de Robert Schumann, y a apostar por manifestaciones artísticas y autores contemporáneos. No por nada, Graz, la mayor ciudad de Estiria, fue Capital Europea de la Cultura en 2003 y es la ciudad más vanguardista de Austria, referente para las tendencias culturales más frescas del país alpino. Sin embargo, ni siquiera este refugio va a poder resistirse totalmente a la influencia de Mozart. En la ópera de Graz se representará su ópera Idomeneo Aunque sin tanta mercadotecnia y sin tanto bombo. Simplemente música. Otro motivo que argumentan desde Graz para declararse zona libre de Mozart es que el compositor, pese a su viajera existencia, nunca visitó la ciudad. Eso sí, el más antiguo monumento conmemorativo a Mozart, levantado unas semanas después de su muerte, está aquí. Lástima que el templete esté cerrado al público, ya que está ubicado en un jardín privado. Después de todo, sí hay una No Mozart Zone Mercadotecnia a tope El listado de objetos de mercadería al que se le ha bautizado como Mozart no tiene fin y va desde paraguas con su efigie, pasando por decenas de dulces y golosinas, hasta una masiva publicación de li- Atenas Londres Moscú Pekín Viena Estocolmo Un turista se lleva como recuerdo una caja de CD con la obra completa de Mozart