Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 7 5 2006 Internacional 37 Bernardino León hace escala en Brasilia para buscar un frente común con Lula da Silva El número dos de Exteriores se entrevistó con el asesor económico del presidente brasileño b Una fuente diplomática recono- ce que la sensación de traición, después de condonar la totalidad de la deuda a Bolivia, ha quedado instalada en España CARMEN DE CARLOS. ENVIADA ESPECIAL LA PAZ. La intransigencia del Gobierno de Evo Morales provocó una escala en Brasilia del secretario de Estado, Bernardino León, para tratar de configurar un frente común con Luiz Inacio Lula Da Silva, de cara a la situación de la empresa estatal Petrobras y de Repsol- Ypf. Brasil y España son los países más afectados por el decreto de nacionalización de hidrocarburos que Bolivia se niega a corregir. El vicepresidente Alvaro García Linera se lo hizo saber la víspera a Bernardino León: La decisión del Gobierno está en los artículos del decreto. Esos no se revisan, no se conversan. Se acatan La decisión, insistió, es soberana e irreversible Con este mensaje, el número dos de Exteriores abandonó La Paz rumbo a Brasil donde ayer mantenía contactos con el asesor económico de Lula, con el fin de alcanzar una posición común. La confianza está rota. Una cosa es lo que se diga a micrófono abierto y otra la realidad El diplomático español que hace esta afirmación reconoce que la sensación de traición ha quedado instalada en España. El Gobierno de Rodríguez Zapatero, que condonó parte de la deuda, ha tratado con especial mimo el fenómeno Evo y no termina de entender las razones del presidente de Bolivia para haberse conducido de la manera que lo ha hecho. Por una vez, el sentimiento es compartido por Néstor Kirchner y por Lula, relegados a un segundo plano con el protagonismo de Chávez, estrella que ilumina el decreto, intermediario con los países afectados e invitado extraordinario de una minicumbre esta semana en Iguazú donde lo máximo que se acordó fue presentar un discurso de unidad y de negación de los hechos, esto es, de la crisis. El analista Carlos Toranzo observa: Desde que Evo Morales subió a la presidencia ha negociado con dobles códigos que España y Brasil no han entendido La pregunta inmediata es si el motivo fue la torpeza o hubo un engaño deliberado de Morales: Les tocaron la música que querían escuchar, pero cuando el discurso era de consumo interno se volvía al de siempre Morales apeló de nuevo al saqueo histórico y recuperó los términos agravantes de campaña. Las relaciones no volverán a ser como antes. El problema no es el decreto sino las maneras. Probablemente, si hubiera habido un diálogo, al menos una comunicación con los tres países afectados, las cosas serían muy distintas Elecciones en Bolivia y Brasil La historiadora Ximena Costa, asegura: Lo que sucede es que estamos en un escenario electoral para la Asamblea Constituyente. Creo que ha sido una medida políticamente manejada. No han evaluado en términos reales el costo de la decisión. En el corto plazo al presidente le sube el consenso y el apoyo para las elecciones pero en términos económicos en el mediano y el largo las consecuencias pueden ser muy duras Algunas, según Toranzo, Lula da Silva, abrazado por Evo Morales en la reunión de Iguazú del pasado martes AP Los medios brasileños, sorprendidos de que un país tan minúsculo como Bolivia haya puesto de rodillas a Lula son sencillas de pronosticar: Brasil, a futuro, está obligada a diversificar proveedores sólo recibe gas de Bolivia pero ahora, como España, tiene que negociar durante los próximos seis meses, plazo establecido por el Gobierno para firmar contratos con las nuevas reglas de juego. El presidente Morales debería haber cuidado a su vecino y socio. Despreciarle es un error tremendo insiste. Año electoral para Bolivia, también lo es para Lula que, en su caso, busca la reelección donde la oposición y los medios de comunicación le han reprochado su debilidad Su discurso de comprensión, de mostrarse cómo si no hubiera pasado nada le dio oxígeno a Morales para agrandarse y ponerse más duro El análisis de la brasileña Claudia Trevisan ha sido respaldado por el resto de la prensa, que se expresó en términos similares. Buena parte de la misma resaltó lo sorpendente de que un país tan minúsculo como Bolivia haya puesto de rodillas a Lula. Consecuencias en Argentina Complicadas las cosas para Brasil, el escenario que abrió la decisión de Morales en Argentina tiene matices diferentes. Néstor Kirchner nunca ocultó sus simpatías por Evo Morales. Ahora, se encuentra con que los precios del gas que le tenían como usuario privilegiado se van a disparar a tarifas internacionales. A esto hay que sumarle el contagio nacionalista que se ha extendido hasta Buenos Aires. El grupo Moreno (Movimiento por la Recuperación de la Energía Nacional) que preside el cineasta Pino Solanas se abraza a la bandera de las virtuales incautaciones y hasta el ex secretario de Combustibles, Gustavo Calleja, demanda una cruzada patriótica similar para recuperar los recursos estratégicos del Estado y anular las privatizaciones petroleras de la época menemista ¿A qué se refiere? Por parte española, a Repsol, Endesa y Gas Natural.