Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 7 5 2006 31 Un grupo de parlamentarios laboristas piden a Tony Blair que fije una fecha para dejar el Gobierno Los últimos sondeos en México coinciden en situar en cabeza al candidato conservador, Calderón Mueren diez militares norteamericanos al caer su helicóptero en Afganistán En ese momento llevaban a cabo una operación contra los talibanes b Aunque un portavoz insurgente reivindica la acción, fuentes norteamericanas aseguran que fue un accidente producido por la dificultad del terreno y el mal tiempo ABC KABUL. Diez militares de la coalición internacional en Afganistán murieron al estrellarse el helicóptero en el que viajaban mientras participaban en una operación anti talibanes. Diez personas, todas ellas estadounidenses, murieron en el siniestro señaló la portavoz militar Khoysten Darm. El aparato, un Chinook CH- 47, que se estrelló a última hora del viernes, no fue derribado por el fuego enemigo, según el comunicado del mando castrense de Estados Unidos. La nave se encontraba cerca de Asadabad, la capital provincial de Kunar, en una zona de aterrizaje muy complicada por su situación. La teniente del Ejército américano, Tamara Lawrence, aseguró que ninguna actividad del enemigo fue detectada y que el accidente tuvo lugar en una región montañosa, con la zona de aterrizaje muy delicada, situada en la cima de la montaña La causa del mortal accidente podría estar relacionada con diversos factores meteorólogicos precisó, restando toda credibilidad a las palabras del portavoz insurgente Mohammed Hanif, que reivindicó la implicación de los talibanes en el incidente. Las tripulaciones de otros helicópteros en el área confirmaron que no fueron atacados. Otro accidente aéreo similar sufrido por las fuerzas de Estados Unidos en Afganistán dejó 18 estadounidenses muertos, entre ellos tres civiles, en abril de 2005, al estrellarse el helicóptero por el mal tiempo. El aparato siniestrado el viernes, participaba en una operación contra combatientes talibanes y militantes de Al Qaida cerca de la frontera con Pakistán, lanzada a mediados de abril como una de las principales campañas militares contra los insurgentes fieles al antiguo régimen talibán derrocado en 2001 por la coalición internacional. En este sentido, el presidente afgano, Hamid Karzai, expresó: El pueblo de Afganistán no olvidará la devoción de estos soldados, que estaban garantizando la paz y la estabilidad en nuestro país Activos desplegados en Afganistán En la operación, denominada Montaña de León participan 2.500 militares afganos y coaliados con un apoyo aéreo británico y estadounidense. La coalición internacional bajo mando estadounidense comprende 20.000 soldados que luchan contra los taliba- nes en el este y el sur de Afganistán. Paralelamente, la OTAN tiene desplegados 10.000 soldados de 37 países- -que forman la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) -en el norte y el oeste del país, así como en la capital, Kabul. El accidente del viernes representa un nuevo golpe para las fuerzas destacadas en territorio afgano. Ese mismo día, dos militares italianos de la Isaf resultaron muertos y otros cuatro heridos en la explosión de un artefacto al paso de su vehículo en Kabul. El viernes por la noche, dos agentes fueron heridos por elementos antigubernamentales que lanzaron una ofensiva contra un puesto de policía en la frontera con Pakistán, asalto que fue reivindicado por los rebeldes talibanes. AFP tido a político que ahora se encuentra encarcelado por aceptar sobornos. Esta semana, la CIA confirmó que su número tres Kyle Foggo, seleccionado para ese puesto por el dimisionario Porter Goss, tenía algún tipo de relación con uno de los contratistas implicados en el caso Cunningham. Hablándose de su participación en partidas de póquer organizadas en suites de hoteles de lujo en Washington, donde supuestamente se repartían no sólo cartas sino también sobornos y meretrices. Parte de las pesquisas del FBI se centran en la adjudicación de un contrato de 3 millones de dólares para suministrar agua embotellada y otros productos a los agentes de la CIA desplegados en Irak y Afganistán. AP Italia, otra vez de luto. Un soldado italiano de la fuerza multinacional desplegada en Afganistán (ISAF) besaba ayer el féretro de un compatriota muerto la víspera en un atentado con bomba al sur de Kabul. En el ataque murió también otro soldado italiano de la ISAF. Este es el segundo incidente grave que los italianos sufren en el último mes, tras el atentado kamikaze del pasado 8 de abril.