Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional EL DEBATE SOBRE LA NEGOCIACIÓN CON ETA DOMINGO 7 5 2006 ABC Un ex dirigente acusa al PSE de tener el síndrome de Estocolmo con ETA b Mikel Buesa insta al Gobierno a José Luis Álvarez Santacristina Txelis Francisco Múgica Garmendia Pakito José María Arregi Eerostarbe Fiti esperar al menos hasta septiembre para confirmar que ha cesado la violencia, antes de iniciar un diálogo con la banda M. LUISA G. FRANCO BILBAO. Antonio María Aguirre, quien fuera miembro del comité nacional del PSE hasta el pasado mes de diciembre, acusó ayer a su partido de estar bajo el síndrome de Estocolmo ante ETA. Miembro del Foro Ermua, Aguirre denunció ayer, en rueda de prensa en Bilbao, las reiteradas peticiones a los jueces de dirigentes del PSE para que no apliquen el Estado de Derecho y, en concreto, la Ley de Partidos y el Código Penal y las insinuaciones a los fiscales para que no persigan la comisión de delitos por parte de Batasuna. El ex dirigente socialista criticó el apoyo del PSE a los presupuestos de Ibarretxe, que incluyen ayudas económicas al entramado de ETABatasuna, y la propuesta de su partido de modificar la actual política penitenciaria de dispersión de los presos etarras, sin que la organización terrorista se haya disuelto. Según Aguirre, el PSE está llevando a cabo una política que es considerada por muchos socialistas como una política cobarde y traidora y pretende hacer callar a quienes se oponen internamente, por medio de la acusación de que están poniendo palos en la rueda de ese llamado equívocamente proceso de paz El presidente del Foro Ermua, Mikel Buesa, instó al Gobierno a esperar un tiempo prudencial, al menos hasta septiembre, para confirmar de hecho que han cesado todas las formas de violencia de ETA, antes de iniciar cualquier dialogo con la banda. Según Buesa, la declaración de alto el fuego de ETA no constituye nada que se parezca al inicio de un proceso de final del terrorismo, sino más bien se trata de un repliegue táctico destinado a fortalecer a la organización terrorista desde los puntos de vista político, logístico y económico Está considerado uno de los ideólogos y máximos dirigentes de ETA hasta su detención en Bidart (Francia) en 1992, aunque terminó expulsado de la banda por no estar de acuerdo con algunos planteamientos de la dirección. En noviembre de 1993, Txelis enviaba una carta a ETA desde la cárcel en la que renunciaba a las actividades terroristas y cuatro años años después criticaba el asesinato del concejal Miguel Ángel Blanco en Ermua. Desde enero de 1998 ha pedido en varias ocasiones una tregua indefinida. Las sucesivas detenciones de los dirigentes de ETA Antxon Santi Potros y Josu Ternera auparon a Múgica a la dirección de la banda. Detenido junto con Txelis y Fiti en una de las operaciones policiales más importantes contra ETA (la de Bidart) las Fuerzas de Seguridad atribuyeron a Pakito la dirección del comando itinerante de la banda terrorista, al que se imputan 22 atentados con 37 muertos. La mayor condena que se le impuso fue de 2.354 años de cárcel por el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza. Detenido junto con los dos anteriores en 1992, Fiti pasó a formar parte del comité ejecutivo de ETA en 1985 y se ocupó del abastecimiento de explosivos a los comandos operativos. Se le considera el artífice de la incorporación del coche bomba a los atentados llevados a cabo por la banda criminal. Fue el último miembro de Artapalo (como se autodenominaba la dirección colectiva de ETA) que fue extraditado a España y ha sido el único procesado por el intento de asesinato del anterior fiscal- jefe de la Audiencia Nacional Eduardo Fungairiño. La cúpula de Bidart testifica mañana en el juicio de Ekin, en pleno alto el fuego El tribunal intenta aclarar su vínculo con el frente mediático y empresarial pruebas documental y pericial se podrán demostrar los vínculos con ETA, ya que los acusados se han negado a responder a las preguntas del fiscal NATI VILLANUEVA MADRID. El macrojuicio contra el entorno político, social y mediático de ETA se reanuda mañana con las declaraciones de seis etarras que comparecerán en la vista oral en calidad de testigos. Entre ellos se encuentra la dirección de la banda terrorista hasta la caída de Bidart (1992) el grupo autodenominado Artapalo del que formaban parte José María Arregi Erostarbe Fiti José Luis Álvarez Santacristina Txelis y Francisco Múgica Garmendia Pakito este último condenado a más de 2.000 años de prisión por el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza. Junto con ellos, testificarán también el arrepentido Juan Manuel Soares Gamboa (miembro del comando Madrid en la etapa de los atentados más sanguinarios de la banda) Juan Luis Aguirre Lete Itsuntza y Jesús Arkauz Arana Josu de Mondragón Las comparecencias de estos etarras, las primeras que se producen tras el anuncio del alto el fuego (del que algunos de ellos eran partidarios ya desde hace años) se encuadran en la influencia que tuvieron sobre los distintos frentes, sobre la tela de araña que la dirección política de ETA tejió para sustentar y complementar la esb Mediante las Extorsiones y terrorismo Desde el alto el fuego- -añadió- hemos observado la continuidad de buena parte de las actividades de ETA, como las relativas a la extorsión a empresarios, las acciones de terrorismo callejero, algunas más de las que han aparecido en los medios de comunicación, así como las actividades referentes a la recaudación de fondos y financiación de ETA, las referentes a la desobediencia civil que han experimentado un impulso notables y a la desobediencia delictiva que realiza Batasuna respecto a la ilegalización tructura armada. Una de las decisiones que condujeron a esa subordinación fue, como sostiene el fiscal en su escrito de acusación, incorporar el frente mediático (Orain y Egin) a la estructura empresarial directamente controlada por ETA a través de KAS. Y en este sentido, una de las cuestiones que se abordarán en los interrogatorios a Txelis será su entrevista como responsable del aparato político de ETA con los acusados Xabier María Salutregi y Teresa Toda en Bidart en febrero de 1992. Cuarenta días después de aquel encuentro, Salutregi y Toda fueron nombrados director y directora adjunta del periódico Egin. Pero el frente mediático, aunque decisivo, no es el único de los diseñados como parte de la columna vertebral de la banda terrorista. Hasta el momento, y desde el comienzo de este macrojuicio, el pasado 21 de noviembre, el hecho de que los acusados (de Egin, EKIN- KAS o Xaki) se hayan negado a responder a las preguntas del fiscal y de la AVT ha eclipsado las acusaciones que pesan sobre cada uno de ellos. Por ello, fuentes jurídicas aseguran que este proceso está basado fundamentalmente en la prueba documental, que es la que podrá acreditar la subordinación de los distintos frentes a la dirección de ETA, según consta en distintos escritos intervenidos a la banda criminal en la década de los noventa. También los testimonios de policías, guardias civiles y peritos conseguirán reactivar este proceso, caracterizado hasta ahora por un claro desdoblamiento que habría consistido en que los acusados declarasen sólo sobre la parte legal de sus actividades ocultando el verdadero fondo de las mismas. Estrategia de suspensión Otra de las estrategias utilizadas por las defensas ha sido la suspensión, que ha obligado al tribunal a aplazar la vista oral en innumerables ocasiones, varias de ellas por enfermedad de los acusados. Así, el macrojuicio comenzó con 56 procesados y dos piezas separadas abiertas contra Pepe Rei y Ramón Uranga, ambos incapacitados (Manuel Aramburu, otro de los acusados, falleció antes del inicio del juicio) Hace unas semanas, y para evitar más dilaciones, el tribunal acordó el enjuiciamiento por separado de José Luis Elkoro, a quien una enfermedad impide acudir a este proceso, y previsiblemente los magistrados acuerden mañana lo mismo para José Ramón Aranguren. Este acusado, para quien el fiscal pide 48 años de cárcel, sufrió un infarto la semana pasada en Santa Cruz de Tenerife y ha tenido que ser intervenido quirúrgicamente. A este cúmulo de fatalidades hay que añadir la muerte, hace dos semanas, de Jokin Gorostidi como consecuencia de un derrame cerebral. El proceso sigue adelante con 53 acusados. Después de su entrevista con Txelis dos de los acusados pasaron a dirigir el diario Egin