Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional TORMENTA POLÍTICA POR EL ESTATUTO CATALÁN DOMINGO 7 5 2006 ABC El PP tacha de vergüenza la cesión de un local municipal a Otegi El presidente del grupo popular en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, calificó ayer de vergüenza democrática e indignidad que el alcalde Joan Clos cediera la biblioteca Jaume Fuster a la capucha política de ETA, que es Batasuna como informó ayer ABC. El dirigente popular reprochó al Consistorio que permitiera a Arnaldo Otegi defender las tesis de la banda terrorista en la Ciudad Condal y recordó que Barcelona, como tantas ciudades españolas, ha sido víctima de la violencia de la banda terrorista Otegi presentó el viernes su libro Y mañana Euskal Herria en la citada biblioteca. Según Fernández, no es la primera vez que dependencias municipales acogen actos de Batasuna. Rajoy se reunió con los principales mandatarios de los Jóvenes Agricultores y Ganaderos de Cataluña (JARC) ABC Rajoy responsabiliza a Zapatero de la inestabilidad que crea el Estatuto Afirma que muchos diputados del PSC y CiU discrepan del proyecto de la oposición critica que el Gobierno socialista dedique demasiado tiempo al pasado, se haya equivocado de prioridades y olvide el sentido común ANNA CABEZA FORNELLS DE LA SELVA (GERONA) El líder del PP, Mariano Rajoy, culpó ayer al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de haber provocado inestabilidad institucional con las reformas estatutarias puestas en marcha. Rajoy, que asistió a una comida con afiliados en Fornells de la Selva (Gerona) aseguró que la operación Estatuto tiene un beneficio cero y un coste tremendo de presente y futuro para los españoles. Ante medio millar de simpatizantes del PP, Rajoy reprochó a Zapatero haberse equivocado a la hora de fijar prioridades y ofreció a los españoles el sentido común necesario, algo que echa en falta en los mandatarios socialistas. Según el líder del PP, el Gobierno del PSOE ha perdido los niveles económicos de riqueza y bienestar de la Unión Europea, lo que ha comportado que en dos años hayamos liquidado nuestro prestigio y respeto En este sentido, el líder popular se preguntó por qué el Gobierno está siempre mirando el pasado en referencia a la Guerra Civil y la recién homenajeada II República. En relación a la política exterior, Rajoy denunció que los nuevos amigos de Zapatero- -Castro, Chávez y Morales- -nos exb El líder propian, mientras nuestros socios de la UE nos expedientan y nos dejan sin fondos europeos Por otra parte, el líder de la oposición manifestó a los afiliados de su partido que se congregaron en el acto su convencimiento de que el PP hará lo imposible para volver a tener la responsabilidad nacional y cosechará mejores resultados electorales en Cataluña. Por su parte, el presidente de los populares catalanes, Josep Piqué, que acompañó a Rajoy, coincidió con el líder del PP en ver el sentido común como el remedio al- -según dijo- despropósito actual Empezar de nuevo Sobre el Estatuto, el presidente popular propuso empezar de nuevo, liquidar la suma de despropósitos y hacer las cosas bien En este sentido, aseguró que los diputados catalanes le han reconocido en los pasillos del Congreso haber pactado un mal texto y que ni al PSC ni a CiU les gusta Han creado un error y tirar hacia adelante es todavía una equivocación más gran- de Además, confesó que sabe de militantes tanto de Unió como de Convergencia que, pese a apoyar el texto estatutario, discrepan sobre el polémico artículo 1, que afirma que Cataluña es una nación Rajoy también descartó que el rechazo al Estatuto de los populares suponga ir contra Cataluña. Antes de la conferencia, el presidente popular se reunió con miembros de los Jóvenes Agricultores y Ganaderos de Cataluña (JARC) en Cornellà de Terri, donde le esperaban una decena de jóvenes de ERC que le regalaron un mechero con la bandera independentista, un presente que el líder de la oposición se guardó. Además, durante la comida, representantes de Nuevas Generaciones le regalaron cava del Castell de Peralada y un fotomontaje con imágenes de los jóvenes populares catalanes. Esto, naturalmente, estará colgado en dos años en la Moncloa pronosticó Rajoy. MARAGALL SALE CARÍSIMO VALENTÍ PUIG Pasqual Maragall ya casi nada puede hacerle creíble, ni sobre todo arroparse en sus propios errores y pretender que se transformen en votos de confirmación personal en el referéndum. Pactó con ERC, envió a Zapatero un Estatut maximalista, le meten en el ejecutivo un conseller que fue de Terra Lliure y ha perdido tanto el mando que ya no suena en horas debidas el carrillón de la Generalitat Le castiga con cierto método Artur Mas, quien se metió en la ensaladera estatutaria por motivos estrictamen- A te partidistas, como casi todo el mundo. Algunas almas ecuánimes llevarían un exvoto a Montserrat con tal de que ese mal sueño, esa indigestión políticamente locoide de maragallismo victimista y particulista, pertenezca pronto al pasado y se olvide ya la sensación de ridículo y una pérdida de autoestima que afecta a sectores significativos de la sociedad catalana, aunque no a los miembros de la clase política, ensimismados con la play station hasta que el referéndum les retrate rodeados por el absentismo. Si la sociedad catalana creía poder delegar en el ir tirando del pujolismo, haber confiado luego en la sucesión maragallista le saldrá muy caro. Implicará, al margen del referéndum, una pérdida de poder y de influencia. Cae el antifaz: no poder darle lecciones de europeismo al resto de España, ni de oasis político, ni de las cosas bien hechas según exigía D Ors. Las cosas se han hecho mal, y pueden empeorar de forma vertiginosa. CiU reclama elecciones antes del referéndum y, a la vez, se ofrece a un entendimiento con el PSC para arrumbar a ERC. La irresponsabilidad histórica y política de ERC- -inseparable de su sistema genético fundacional- -ha sido la espoleta, pero quien dejó entrar la zorra en el gallinero fue Maragall. El preside; él es el responsable supremo. Ya no puede encogerse de hombros una vez más. Un oleaje oscuro bate el zócalo institucional del catalanismo. Del signo ideológico que sea, la política se puede hacer bien o mal. Maragall lo ha hecho tan mal que ni tan siquiera Zapatero le querrá salvar la casa. A lo sumo salva los muebles. vpuig drac. com