Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Economía ABC SÁBADO 6 5 2006 73 Ibersol mejora su opa sobre Telepizza al ofrecer 2,41 euros y superar la de Zena y Ballvé y Permira Rivero lanza una contraopa a 80 euros por el 26 de Metrovacesa antes que Sanahuja suba su oferta a 82 Los dueños de Sacresa competirán con su precio de 78,1 euros y descartan comprar el 100 de la empresa b El presidente de Metrovacesa, Joaquín Rivero, y el máximo accionista del Valencia, Bautista Soler, presentaron ayer su oferta en la CNMV poco antes de que Sanahuja intentara subir la suya a 82 euros M. PORTILLA M. LARRAÑAGA MADRID. El espionaje al que se han sometido mutuamente los dos grandes bloques de accionistas de la inmobiliaria Metrovacesa- -el grupo de apoyo al presidente, Joaquín Rivero, y su rival, la familia Sanahuja- ha terminado en una carrera de velocidad camino de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que finalmente ha ganado, por el momento, el zorro de los negocios inmobiliarios y actual presidente de la compañía en disputa. Rivero y sus abogados se plantaron a primerísima hora de ayer ante la CNMV con una oferta competidora a la presentada el pasado 1 de marzo por los Sanahuja. El presidente de Metrovacesa tenía que igualar el precio (78,10 euros) que ofrece la opa de los dueños de Sacresa o el 20 sobre el que actúa esa oferta, y superar uno de esos dos conceptos, y Rivero ha incrementado los dos, ya que ofrece 80 euros por cada acción de Metrovacesa y es sobre el 26 de la compañía. El total de la operación supone 2.117,17 millones de euros, de los que Rivero asumirá 1.130,7 millones, el 53,386 mientras que Bautista Soler, máximo accionista del Valencia Club de Fútbol y padre del presidente del equipo, pagará los 986,9 millones restantes. Apenas media hora después de que Rivero presentara su oferta, llegaban a la CNMV los abogados de la familia Sanahuja con una mejora de su opa inicial hasta los 82 euros por título. Pero ya era tarde. Ahora, sólo podrá compe- Reparto del capital en Metrovacesa Situación actual Free Float 35,03 Grupo Sacresa 24,29 Situación máxima tras las opas Free Float 18,43 Rivero y Soler 37,28 las cajas que han apoyando siempre a Rivero en su trayectoria empresarial. No obstante, Rivero y Soler afirman en el comunicado a la CNMV que en un futuro volverán a reducir su participación a un máximo del 10 y los Sanahuja advirtieron ayer también a ese organismo que se reservan el derecho de retirar su oferta si se aprueban ambas. Bancaja 6,0 CAM 3,9 %O tras Cajas 8,0 Bautista Soler 5,6 PGGM 10,5 Joaquín Rivero 6,68 Grupo Sacresa 44,29 Infografía ABC Una lucha a dos bandas tir en los mismos términos en los que presentó su oferta inicial o tendrá que lanzar una contraopa obligatoriamente por el 100 de Metrovacesa. Como los dueños de Sacresa actualmente tiene un 24,29 de la compañía inmobiliaria, tendrían que elevar su nueva propuesta como mínimo del 20 al 26 La operación de Rivero y Soler supone un desembolso de 2.117 millones y la de los Sanahuja 1.590 millones Los dos rivales podrían quedar al final de ambas operaciones con porcentajes similares cercanos al 40 con lo cual ya superarían el 50 que establece la ley de opas para tener que efectuar una operación sobre el 100 de la empresa. Esta última opción ha sido descartada por un portavoz de los Sanahuja, quien ha asegurado que competirán con la oferta de Rivero. Al haber una concurrencia de opas, los accionistas podrán acudir a una de ellas o a las dos a la vez. En este último caso, habrá prorrateos, cubriéndose primero la oferta de Rivero. Lo normal es que los minoritarios y los accionistas institucionales acudan a ambas, y se podía dar el caso de que los protagonistas de ambas ofertas acabaran con porcentajes similares de la compañía. Rivero cuenta con una participación del 6,68 que unida al 5,6 de Soler y al 26 de la oferta podría acumular hasta un 38 del capital de Metrovacesa. Por su parte, los Sanahuja tienen el 24,29 y si cubren totalmente su oferta por el 20 %ll egarían hasta el 44,29 Falta por saber qué harán Rivero, acostumbrado a luchar en mil batallas y a codazos, ha jugado a dos bandas. Primero, escuchó una oferta de una inmobiliaria extranjera para invertir en ella y presidirla con la misma estrategia de Metrovacesa, al tiempo que tanteó ligeramente la posibilidad de que cotizara en la Bolsa española. Y luego se dejó presionar por sus accionistas fieles para buscar financiación con la que preparar una opa competidora a la de la familia Sanahuja. Alertados por esta última posibilidad, los dueños de Sacresa se apresuraron en los últimos días a preparar una subida de su oferta antes de que Rivero atacase de nuevo, pero los espías del presidente de Metrovacesa han sido más rápidos. El pasado jueves se precipitaron las cosas ante la posibilidad de que la CNMV pudiera aprobar ayer la oferta de los Sanahuja. El equipo de Rivero se reunió en una cena que se prolongó hasta altas horas de la madrugada y decidió presentar a primera hora de ayer una oferta competidora a 80 euros para impedir que sus, hasta hace poco aliados, legalizaran la mejora de su opa a 82 euros. Los Sanahuja insisten en que apoyan la gestión de Rivero, pero le exigen que informe más al consejo y no les presente las grandes operaciones como hechas. Además, piden dos puestos más en el consejo, correspondientes a las vacantes dejadas por Luis Portillo y Domingo Díaz Mera cuando abandonaron el accionariado de Metrovacesa. Bautista Soler Crespo, un nuevo aliado para disputarle el control a sus antiguos amigos Si por algo destaca Joaquín Rivero es por su capacidad para encontrar aliados ante situaciones límite. Cuando los italianos de Caltagirone tenían prácticamente acorralado al presidente de Metrovacesa, éste convenció a la familia Sanahuja para respaldarle en su lucha contra la ofensiva italiana. Pero el antiguo aliado se ha convertido en el enemigo público número uno de Rivero. Poco a poco, la familia Sanahuja ha ido aumentando su participación en Metrovacesa hasta llegar al 24,29 punto en el que, por sorpresa, lanzó una opa sobre un 20 del capital. Joaquín Rivero se sintió traicionado y el enfrentamiento ha ido cada día a peor. Era el momento de buscar un nuevo aliado y lo ha encontrado en Bautista Soler Crespo, accionista relevante de Metrovacesa con un 5,6 del capital, y su hija, Victoria, sentada en el consejo de la inmobiliaria. Soler y su empresa han promovido y construido más de 9.000 viviendas desde su fundación, en el año 1953. Desde 1980, Soler puso su punto de mira en los cines madrileños, convirtiéndose en el propietario de 46 salas en la capital, entre las que se encuentran el Palacio de la Música y los reconvertidos a teatros Coliseum y Lope de Vega. Joaquín Rivero Bautista Soler