Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional SÁBADO 6 5 2006 ABC Néstor Kirchner encabeza una demostración de fuerza ante Uruguay por las crisis de las papeleras El presidente insiste en que Montevideo no respetó las normas sobre el uso del río celebrado frente al lugar donde se construyen las plantas, una de ellas española, Kirchner reiteró los argumentos presentados en La Haya NATASHA NIEBIESKIKWIAT SERVICIO ESPECIAL BUENOS AIRES. Un día después de que el Gobierno argentino presentara ante el Tribunal Internacional de La Haya una demanda contra Uruguay por la instalación de dos plantas de celulosa sobre la costa uruguaya de un río que comparten, el presidente Kirchner encabezó ayer un multitudinario acto en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú, enfrente de donde se están construyendo las empresas. Esta convocatoria fue una demostrab Durante el acto ción del consenso nacional ante Montevideo, pero también un acto de fuerza política con vistas a las presidenciales de 2007. El mandatario estuvo acompañado por 19 de gobernadores y funcionarios de las 24 provincias. Unas 45.000 personas participaron en el acto, entre ellas ecologistas y asambleístas de la provincia de Entre Ríos, que prácticamente durante todo el verano austral cortaron los puentes que unen por tierra a Argentina y Uruguay, lo que agravó el conflicto. Conocido por sus embestidas directas, Néstor Kirchner optó por no enfrentarse con el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez. Así lo viene haciendo desde mediados del año pasado, cuando la controversia por las papeleras se agravó y llevó la relación entre estos dos vecinos y socios del Mercosur (Mercado Común del Sur) a una crisis Multitudinaria protesta contra las plantas de celulosa ayer en Gualeguaychú política de grave magnitud. Kirchner optó por seguir centrado en la petición medioambiental, de un conflicto bilateral a diferencia de Uruguay, que siempre buscó el apoyo internacional. EFE Causa nacional Tras asegurar que la lucha contra las plantas es una causa nacional de todo el pueblo Kirchner señaló que nadie puede reclamar soberanía de un curso que no es propio. El río Uruguay es un río internacional y como tal debe ser protegido afirmó. Cuando hay un eventual daño transfronterizo como el caso de las plantas, su localización y falta de previsión, el Estado que las per- mite debe consultar de buena fe las técnicas y modalidades de las iniciativas empresariales para impedir el daño Argentina sostiene que las autoridades orientales no respetaron el estatuto del río Uruguay, que establece las normas de uso y cuidado del recurso desde 1975. Afirma además que Montevideo no dio información y no respetó los mecanismos de consultas previstos por el acuerdo cuando la empresas Ence (España) y Botnia (Finlandia) comenzaron a construir sus plantas en Fray Bentos. Uruguay considera que ha cumplido con los mecanismos del estatuto y dice que las papeleras no representan un riesgo para el ecosistema.