Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 6 5 2006 Internacional 27 Brasil empieza a ver a Chávez y su papel en la crisis del gas como una amenaza Críticas a Lula por mantener un postura ambigua en el contencioso brasileños consideran que el presidente Lula ha sido una vez más traicionado por los aliados, pero ahora por aliados continentales VERÓNICA GOYZUETA. CORRESPONSAL SAO PAULO. El clima tenso entre Brasil y Bolivia se redujo ayer un poco con el comienzo del diálogo entre los presidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Evo Morales tras la reunión del pasado jueves en Iguazú. Esta reunión, sin embargo, ha sido vista con reservas por los analistas, que consideraron que no se definieron precios, lo que se esperaba en Brasil y Bolivia, ni se dieron detalles sobre acciones concretas en las relaciones entre la petrolera brasileña Petrobras y el Gobierno boliviano. Los especialistas cuestionaron la posición de Lula, que primero elogió la decisión de Morales como soberana después la cuestionó y más tarde la dejó en manos de Petrobras. El presidente Lula fue una vez más traicionado por los aliados, pero ahora por aliados continentales criticó Roberto Busab Los observadores Petrobras y Repsol han pagado casi 3.000 millones al Estado boliviano J. G. N. MADRID. Las dos petroleras más importantes que operan en Bolivia, la brasileña Petrobras y la española Repsol YPF, son los contribuyentes más destacados del Estado pues, a través de impuestos, tasas y regalías, han pagado casi 3.000 millones de dólares desde 1997. De esa cantidad, unos 850 millones han sido desembolsados por Repsol YPF. Petrobrás ha pagado más impuestos porque su presencia en Bolivia es muy superior a la de la petrolera española. El grupo brasileño tiene el 46 de las reservas de gas de aquel país, el 95 de la capacidad de refino (posee las refinerías de Gualberto Villaroel y Guillermo Elde, que procesan 40.000 barriles de crudo al día) el 100 de la producción de gasolina y el 60 del gasóleo. Petrobras posee 100 de las 400 gasolineras que hay en Bolivia y da trabajo a unas 800 personas. Tanto Repsol YPF como Petrobras están canalizando sus movimientos ante la nacionalización del gas a través de la Cámara de Hidrocarburos, organismo donde están representadas todas las petroleras que operan en el país. to, presidente de la Orden de los Abogados de Brasil (OAB) El entusiasmo demostrado por el Gobierno brasileño con el movimiento bolivariano, que tiene en el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, su voz pionera, necesita ser revisado, ya que sus líderes no nos incluyen entre sus aliados comentó Busato, quien reivindicó que Brasil debe hacer valer el derecho internacional en las negociaciones. Disputa por el liderazgo Las críticas de Busato se suman a un coro que en Brasil no culpa sólo a Morales por la acción que perjudica a Petrobras, sino también a Chávez, que para muchos- -y se dice que hasta para el Gobierno de Lula- -tendría dos rostros. Los observadores llamaron la atención sobre el hecho de que la decisión de Evo Morales ocurriese después de una reunión con Hugo Chávez y Fidel Castro en La Habana. Las comentarios se refieren también a los intereses de Chávez y de la petrolera venezolana Pdvsa, competidora de Petrobras. La gran duda que ronda al Gobierno Lula y a la diplomacia brasileña es si Evo Morales es una entidad autóno- ma o si es una subentidad al servicio de Hugo Chávez comentó la analista política Eliane Catanhede, de Folha de São Paulo. La crisis puede tener entre bambalinas el olor de una disputa entre Lula y Chávez por el liderazgo en la región, en que por ahora el venezolano parece tener ventaja. Después de que Petrobrás anunciara el fin de sus inversiones en Bolivia y de que Morales calificara esa actitud de chantaje los presidentes salieron de la reunión en Puerto Iguazú- -en la parte argentina de la triple frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay- -con un tono más cordial y diplomático. Lula da Silva logró la garantía de Evo Morales de que seguirá recibiendo gas boliviano, pero sin una definición sobre los precios, sólo que serán racionales y equitativos Y el presidente Morales la promesa de inversiones brasileñas. La tensión entre los dos países comenzó esta semana con la decisión de Morales de nacionalizar los campos petroleros. A continuación, Lula y el presidente argentino, Néstor Kirchner, convocaron la reunión en la que también participaron Morales y Chávez.