Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 5 5 2006 Deportes 97 El Madrid se apunta a su Liga Recuperó el segundo puesto con la línea de trabajo de Pamplona, pero con un fútbol más trenzado y serio hundió a un Racing inferior RACING REAL MADRID 2 3 TENIS El ojo de halcón vigilará el próximo Masters Series de Madrid D. P. MADRID. El Masters Series (14 al 22 de octubre) está empeñado en situarse en la vanguardia. Fue el primero, y por el momento único, en utilizar las modelos recogepelotas que han acabado convirtiéndose en una seña de identidad del torneo. Ayer, durante la presentación de su patrocinador principal para los tres próximos años- -Mutua Madrileña- se desveló que este año la gran novedad será el ojo de halcón Así se llama al programa informático que, a través de ocho cámaras, vigilará cada partido y podrá, en cuestión de milésimas, decidir si una bola botó o no dentro de la cancha. La reproducción virtual del bote se verá en los dos marcadores gigantes del Rockódromo, con lo que el público participará activamente en la situación. El sistema se inauguró en el pasado Masters Series de Miami y fue un éxito total. La gente estaba deseando que los jugadores utilizaran la repetición para abuchearlos o aplaudirlos, según acertaran o no en su protesta. Aquello se acabó convirtiendo en una fiesta y en un aliciente más de la competición. Cada jugador dispone de dos oportunidades en cada set para reclamar si una bola está dentro de la línea. Si tiene razón, mantiene su número de reclamaciones, pero si se equivoca, pierde una. En los tiebreak cada tenista disfruta de una ocasión más para reclamar. En cualquier caso, las revisiones no se pueden acumular en cada set. Los organizadores del evento madrileño confirmaron que el ojo de halcón también se utilizará durante el Masters femenino (6 a 12 de noviembre) que reunirá en el Rockódromo a las ocho mejores jugadoras del mundo. Racing (4- 2- 3- 1) Aouate; Pinillos, Moratón, Oriol, Ayoze; Vitolo, Casquero (Matabuena, m. 46) Damiá (Juanjo, m. 68) Melo, Óscar Serrano (Antonio Tomás, m. 75) y Antoñito. Real Madrid (4- 1- 4- 1) Diego López; Míchel Salgado, Sergio Ramos, Mejía, Roberto Carlos; Pablo García (De la Red, m. 73) Beckham (Cicinho, 79) Guti, Raúl, Robinho; y Soldado (Zidane, m. 68) Árbitro Turienzo Álvarez. Amarilla a Oriol, Moratón, Pablo García y Matabuena. Goles 0- 1, m. 33: Roberto Carlos, de penalti. 0- 2, m. 59: Soldado. 0- 3, m. 69: Robinho. 1- 3, m. 75: Matabuena. 2- 3, m. 89: Matabuena. JOSÉ MIGUEL MATA Dice el refrán que nunca es tarde si la dicha es buena. Pero claro, el refranero no está hecho para el fútbol. El Real Madrid sí ha llegado tarde, muy tarde, al campeonato. Algunos incluso opinan- -no sin razón- -que nunca llegó. Por eso el título ya se ha festejado en Barcelona. Pero al menos los blancos parecen estar dispuestos a no hacerse esperar demasiado en la lucha por el segundo puesto, que ahora es su Liga. Ya lo demostraron en Pamplona y ayer dieron otra ración de lo mismo. La primera parte fue prácticamente un monólogo de los visitantes, porque el Racing apareció sólo al final, cuando ya tenía el marcador en contra. Hasta entonces la hegemonía de Pablo García en la medular, apoyado siempre en el trabajo y la movilidad de Raúl y el buen hacer de Guti, concedieron al Madrid el balón. Así que el peligro tenía que llegar tarde o temprano. No fue muy tarde, aunque a los blancos ayer de azul les costaba dos patadas llegar a las inmediaciones del área rival, pero mucho más acabar sus jugadas con remates. Pese a ello, las mejores- -y las únicas- -ocasiones fueron suyas, en un lanzamiento de falta de Pablo García, en un zurdazo de Roberto Carlos tan potente como mal colocado- -pues fue directamente a las manos de Aouate- en un disparo alto de Soldado y en un cabezazo desviado de Sergio Ramos. El Real Madrid era dueño y señor del partido ante un Racing agazapado en busca de una contra que nunca llegaba, pues el balón no le duraba nada entre la bien tejida maraña de los que López Caro. Beckham, Robinho y Roberto Carlos felicitan a Soldado, tapado, por su gol pavientos. Roberto Carlos no falló y aunque encabritado el Racing se fue arriba hasta el descanso, fue siempre con llegadas alocadas y más músculo que cerebro. Inútil. A la vuelta del descanso, y de perdidos al río porque al Racing no le valía nada que no fuera al menos puntuar, los cántabros adelantaron líneas, salie- J. M. SERRANO CLASIFICACIÓN EQUIPOS 1 Barcelona 2 Real Madrid 3 Valencia 4 Osasuna 5 Celta 6 Sevilla 7 Deportivo 8 Villarreal 9 Getafe 10 Atlético 11 Zaragoza 12 Mallorca 13 Athletic 14 Real Sociedad 15 Español 16 Betis 17 Racing 18 Alavés 19 Cádiz 20 Málaga PT 79 69 68 65 60 59 55 53 51 50 43 40 39 39 38 38 37 36 33 24 J 35 36 36 36 36 35 36 36 36 36 36 36 36 36 36 36 36 36 36 36 G 24 20 19 20 19 17 15 13 14 13 9 9 9 11 9 9 8 8 7 5 E 7 9 11 5 3 8 10 14 9 11 16 13 12 6 11 11 13 12 12 9 P 4 7 6 11 14 10 11 9 13 12 11 14 15 19 16 16 15 16 17 22 GF 75 64 57 46 42 45 46 45 51 43 42 33 35 46 35 31 34 34 30 36 GC 29 33 30 40 31 34 42 36 47 35 48 48 44 62 55 49 46 51 49 61 ron decididos a acogotar algo la fluidez del juego que había tenido su rival antes y lo lograron... cinco minutos. En cuanto el Real Madrid volvió a asentarse fue él entonces el que buscó el contragolpe, y cada una de sus llegadas por las bandas o por el centro barruntaban peligro. Hasta que llegó la sentencia en una galopada extraordinaria de Roberto Carlos cuyo autopase largo se comió Aouate en la porfía y el remate posterior de Raúl lo remachó Soldado en la duda de si entraba o no el balón. Minutos para Zidane y suspense En esas estaba el partido, entre el querer y no poder del Real Madrid y el ni querer ni mucho menos poder del Racing cuando un buen balón de Guti buscó la entrada de Robinho en el área y el recorte del brasileño se lo tragó enterito Pinillos, que primero trabó al delantero con la pierna y luego le agarró por si las moscas. Penalti a pesar de sus as- Penalti claro Cuando el encuentro parecía sentenciado entró Zidane ante la ovación del público, consciente de que respira las últimas esencias del francés, y Robinho se unió a la fiesta con un zapatazo inapelable para hacer el tercero. Entonces el Real Madrid bajó el pistón y la vergüenza torera de los locales les llevó arriba. Tan arriba que Matabuena acortó distancias, Melo y Juanjo asustaron y Matabuena volvió a marcar ante los nervios de un Madrid que no se lo creía, pero que acabó rechazando a la brava las fogosas acometidas del Racing. Pero la reacción de los locales había llegado demasiado tarde, incluso más tarde que el Real Madrid a la Liga. Por último, los organizadores, conscientes del interés que despierta su exclusiva zona VIP, quieren dar a conocer ese encanto a los que al fin y al cabo han hecho grande el torneo, a los aficionados. Por eso, otra de las sorpresas de este año será el montaje de unos restaurantes de primer nivel con platos de máxima calidad, idénticos a los que se reparten en la zona VIP, con comida de varias nacionalidades- -japonesa, francesa, española... -a precios muy ajustados. Estos comedores abrirán sus puertas a todo el que desee combinar tenis y gastronomía de primer nivel. Se instalará esta nueva oferta de ocio en la planta baja del Palacio de Cristal, junto a las pistas de entrenamiento. Una zona VIP para aficionados