Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 5 5 2006 Economía 87 E. ON acusa al Gobierno de España de intromisión proteccionista en Endesa Bernotat pide a sus accionistas que se preparen para una larga batalla incomprensible la declaración que hizo Bernotat a ABC al decir que podría empezar aceptando una posición minoritaria en Endesa R. VILLAPADIERNA, CORRESPONSAL BERLIN. La partida en España está abierta dijo ayer el presidente de E. ON, Wulf Bernotat, ante su junta de accionistas, a los que quiso preparar para una larga batalla al señalar que para lograr hacernos con ella- -en referencia a Endesa- necesitaremos aguantar largamente la respiración y para ello tenemos grandes pulmones Aunque fue respaldado por gran parte de los accionistas, también tuvo que escuchar críticas sobre sus recientes declaraciones a ABC de que podría empezar aceptando una posición minoritaria con el acuerdo previo de garantizarse después la mayoría. Thomas Hechtfischer, de la asociación para la defensa de inversores en valores (DSW) reprochó tal posibilidad como incomprensible porque la oferta que ha hecho es por el 100 En su respuesta, Bernotat aseguró que queremos en cualquier caso una participación mayoritaria Asimismo, a este diario le reconoció días antes en su despacho de Düsseldorf que el Gobierno de Madrid no se había vuelto a comunicar con él desde el día mismo en que expuso su plan a Zapatero. Bernotat atacó lo que consideró una intromisión proteccionista del Gobierno español, al decir que en un mercado libre no es posible que un Estado que no es accionista de una empresa interfiera de modo tan proteccionista en una transacción de capitales y no dudó en señalar en su respaldo un posible proceso de la UE contra el Ejecutivo por quebrantamiento contractual. b Los accionistas califican de JUSTOS POR PECADORES E Bernotat, ayer durante la junta general de accionistas de E. ON REUTERS McCreevy dice que ahora le toca a España hacer su trabajo M. N. BRUSELAS. El comisario europeo de Mercado Interior, Charlie McCreevy aseguró ayer que la Comisión Europea ha hecho su trabajo al abrir un expediente a España por haber dado más competencias a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) y que ahora le toca al Gobierno español hacer el suyo El Ejecutivo comunitario dió el miércoles dos meses de plazo a Madrid para que explique las razones de estos nuevos poderes de la CNE, que fueron calificados ayer por la Comisión Europea de vagos y discrecionales El presidente del primer consorcio energético alemán, surgido hace tres años de una intención política similar a la expresada por el presidente Zapatero de consolidar un gigante energético propio, manifestó su confianza en que a partir de la segunda mitad del año sean los propios accionistas de Endesa los que empiecen a decidirse por su oferta de 29.100 millones en efectivo. Veo buenas posibilidades para alcanzar nuestro objetivo insistió y aseguró que E. ON es capaz de cumplir con todas las condiciones que le exija la Comisión de la Energía (CNE) E. ON no baja la guardia en ningún frente de crecimiento y, ade- Los accionistas de Endesa más de España- -donde recordó a los accionistas que el mercado energético ha crecido siete veces más que en Alemania en la última década- se debatieron los planes de participación en la planta de gas de Yúschno Rúskoye, en Siberia, a donde acompañó Bernotat la semana pasada a la canciller Merkel a encontrarse con Vladimir Putin. Negativa para Gas Natural Por su parte, el consejo de administración de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) rechazó ayer la petición de Gas Natural de personarse como parte interesada en la tramitación de la opa lanzada por el grupo alemán E. ON sobre Endesa, según fuentes próximas al organismo regulador. El consejero que actúa como ponente en el caso, Jorge Fabra, ya había recomendado en la anterior reunión del Consejo que no se aceptase la personación de la gasista. La CNE sí ha permitido, en cambio, personarse a Iberdrola y Unión Fenosa como partes interesadas. l Congreso de los Diputados decició ayer ampliar el plazo para la presentación de enmiendas al proyecto de ley de reforma fiscal, y es en este trámite parlamentario donde los empresarios tienen puestas todas sus esperanzas para corregir el desaguisado que, a su juicio, se produce con los cambios que se pretenden introducir en el Impuesto de Sociedades. El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero se llena la boca al decir que por primera vez se bajan los tipos del Impuesto de Sociedades. Y es cierto. La reforma que ahora se tramita en las Cortes prevé una reducción gradual de cinco puntos en el impuesto YOLANDA que grava los benefiGÓMEZ cios empresariales. Pero esta reducción está acompañada de una desaparición paulatina de las deducciones que ahora se aplican. Es decir, se bajan los impuestos con carácter general a las compañías, pero se suben a las que invierten, crean empleo, hacen guarderías para sus empleados, protegen el medio ambiente, ya que éstas no podrán deducir estos gastos. Pedro Solbes y su equipo justifican esta supresión de deducciones en que sólo se las pueden aplicar las empresas que tienen buenos asesores jurídicos, es decir, las grandes. Argumentan, además, que muchas de estas deducciones, como la que se aplica por la reinversión de plusvalías, no se están utilizando para su verdadera finalidad. Y yo me pregunto: ¿no sería más fácil poner los medios para que las deducciones se apliquen correctamente que suprimirlas? ¿No se está haciendo pagar a justos por pecadores? Uno tiene la impresión de que estamos en un mundo al revés. El Gobierno del PP no se atrevió a hacer una rebaja generalizada de tipos en el Impuesto de Sociedades, probablemente por ese complejo que durante ocho años de Gobierno el PP no fue capaz de quitarse de encima. Y es que se pueden imaginar lo que hubieran dicho los sindicatos, los partidos de izquierdas, con el PSOE a la cabeza, y los sectores progres del país si a Rodrigo Rato se le hubiera ocurrido plantear una reforma en la que se bajaran los impuestos, con caracter general, a las empresas. No me cabe ninguna duda de que hubieran puesto el grito en el cielo. A cambio, el gobierno del PP creó y amplió deducciones por I+ D +i, reinversión, guarderías, creación de empleo, etc. Además, estableció un tipo de reducido para las pymes. Siempre es más vendible socialmente decir que se bajan los impuestos a las pequeñas empresas, o a las que crean puestos de trabajo. Al Gobierno de Rodríguez Zapatero, sin embargo, no le ha temblado la mano en plantear una reforma que desde un punto de vista técnico puede ser impecable, porque crea un tributo más sencillo, pero que en la práctica puede perjudicar, y mucho, a las empresas innovadoras, dinámicas, que se arriesgan y apuestan por el futuro. Esto no hay quien lo entienda.