Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 VIERNES 5 5 2006 Sociedad Bill y Melinda Gates obtienen el premio Príncipe de Asturias de Cooperación La Fundación que dirigen contribuye a la salud global de la humanidad recalcó el jurado la mayor fundación privada que existe ha sido, en los últimos años, la investigación y prevención de enfermedades infecciosas en el Tercer Mundo G. DÍAZ- RUBÍN ASTURIAS. Bill Gates, el hombre más rico del mundo según la lista anual que publica Forbes, y su esposa, Melinda, fueron galardonados ayer con el premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional en su vigésimo sexta edición. La elección responde a la importante labor filantrópica que realiza el matrimonio a través de la Fundación Bill y Melinda Gates. La institución, destaca el acta del jurado, contribuye a la salud global de la humanidad, dedicando considerables recursos personales de sus fundadores, especialmente en el continente africano, y aportando fondos indispensables con el objetivo de erradicar enfermedades como la malaria, el sida y otras que causan aún la muerte de millones de personas al año Este desprendimiento por parte de Bill y Melinda Gates constituye una aportación valiosa a la cooperación internacional y una referencia ética quedebe llamar a la conciencia de cuantos tienen responsabilidad y medios para contribuir a paliar las desigualdades y carencias de tantos millones de personas concluye el acta del jurado. La Fundación Bill y Melinda Gates, creada en 2000 por el presidente y fundador de Microsoft, tiene su sede en Seattle, en la costa del Pacífico Norte en Estados Unidos. Es un gigante- -la mayor fundación privada del mundo- -con activos valorados en 34.900 millones de dólares, según datos difundidos por la propia institución en diciembre de 2005. Su principal objetivo es ayudar a reducir las injusticias, centrándose en cuatro áreas: salud global, educación, bibliotecas y región del Noroeste del Pacífico. La prioridad de la institución en los últimos años ha sido la investigación y prevención de enfermedades infecciosas en países del Tercer Mundo, con especial atención al sida, la tuberculosis, la malaria o la poliomielitis. Por ejemplo, en 2005, la fundación anunció donaciones por valor de 258,3 millones de dólares (unos 214 millones de euros) b La prioridad de ABC para luchar contra la malaria, lo que supuso un incremento de casi el 80 por ciento, respecto al presupuesto global registrado contra esta enfermedad. Contra la polio ha realizado donaciones de 85 millones de dólares; junto algobierno británico desarrollará un plan contra la tuberculosis por otros mil millones. Son cifras que marearía a cualquier ONG. En su visita a Estados Unidos, en noviembre de 2004, los Reyes mantuvieron un encuentro con el matrimonio, y la fundación que presiden ambos expresó su apoyo a proyectos humanitarios de la Fundación Reina Sofía, y más concretamente los relacionados con la atención a los enfermos de alzheimer. La mitad de los beneficios El fundador de la mayor compañía de software del mundo- -fabricante del omnipresente sistema operativo Windows- -y su mujer se impusieron en la última votación a la candidatura del Banco Mundial de la Mujer. El presidente del jurado, el ex presidente del Gobierno Leopoldo Calvo Sotelo, recalcó que las cantidades que el matrimonio estadounidense pone al servicio de la humanidad son ingentes y representan del orden de la mitad de los beneficios de Microsoft Esa generosidad y desprendimiento bien merecen un premio del prestigio del Príncipe de Asturias concluyó. La decisión final, según el empresario y miembro del jurado Manuel Díaz Ron, fue difícil porque los candidatos eran buenos La balanza se inclinó finalmente a favor de Bill Gates porque no es un capitalista normal, tiene una relación con el dinero completamente diferente a la de la sociedad actual, ya que para él no es más que un método para hacer cosas El jurado del premio estuvo integrado, además, por José María Martín Patino, Gustavo Suárez Pertierra, Isabel Gómez Acebo, María Jesús Álvarez González, Enrique Barón, José María Bergareche, Emilio Casinello, Alicia Castro Masaveu, Jorge de Esteban, Severino García Vigón, Antonio Garrigues Walker, Laura González, Luis Lada, Ricardo Martí Fluxá, Marcelino Oreja Aguirre, Yago Pico de Coaña, Francisco Pinto Balsemao, Mariano Puig Planas, Luis Ruiz de Gopegui, Luis Sánchez- Merlo, Nicolás Sartorius y Teodoro López- Cuesta. Bill Gates junto a su esposa durante una visita humanitaria a Mozambique El genio de Microsoft se confiesa harto de las complicaciones que le supone ser el hombre más rico del mundo, pero honrado por haber recibido el prestigioso premio de la Fundación Príncipe de Asturias El problema de Bill Gates PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Como es habitual en una de las personas más influyentes del planeta, Bill Gates formaba ayer parte de la conversación en Estados Unidos. Pero no por haber recibido, junto a su esposa Melinda, el premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional. Ayer, todo el mundo comentaba unas declaraciones televisivas del genio de Microsoft expresando su cansancio por figurar como el hombre más rico del mundo, con una fortuna estimada por la revista Forbes en 50.000 millones de dólares. Ojalá no lo fuera, no hay nada bueno asociado ha indicado el magnate frustrado sobre todo de haber perdido completamente su privacidad. Para solucionar su peculiar problema en un antes y un después de su trayectoria personal marcado por el pulso por prácticas monopolísticas con el gobierno de Estados Unidos, Bill Gates se ha embarcado durante los últimos años en una decisiva revolución del sector de la filantropía, creando su propia fundación dotada con unos fondos de 29.000 millones de dólares. Cantidad que coloca a su organización en un nivel sin comparación en cualquier ranking de esfuerzos privados para aliviar el sufrimiento y la pobreza. En una breve declaración remitida ayer desde Seattle, el multimillonario y su esposa se han considerado honrados de haber recibido el prestigioso premio Príncipe de Asturias en nombre del trabajo realizado por la Fundación Bill y Melinda Gates. Estamos especialmente satisfechos porque este premio reconoce que los esfuerzos combinados y talentos de gentes comprometidas por todo el planeta pueden lograr soluciones para algunos de los problemas más apremiantes Los Gates, además de alagar a la