Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 5 5 2006 Internacional 31 Rabat busca apoyo en España para su plan sobre el Sahara Occidental L. DE VEGA RABAT. El presidente del Consejo Real Consultivo para Asuntos Saharauis (CORCAS) Jalihenna Uld Errachid, llega hoy a Madrid para intentar buscar apoyo al plan de autonomía para el Sahara Occidental que ha sido diseñado por el Rey Mohamed VI. Este plan es la última iniciativa con la que el Reino alauí, sin dar un paso atrás en sus aspiraciones anexionistas, intenta evitar las críticas de aquellos que les acusan de inmovilismo y de bloqueo en el conflicto. Según ha explicado a ABC Uld Errachid desde París (etapa previa a la española) él tiene la intención de entrevistarse con miembros del Gobierno y de todos los partidos políticos, así como de las dos cámaras parlamentarias. Sin embargo, todos los ojos estarán puestos en un poco probable encuentro con miembros del Frente Polisario o de la nutrida red española de asociaciones amigas del pueblo saharaui, a los que ya se ha dirigido por carta explicándoles cuáles son las intenciones de Rabat. El Polisario dialogará, si se da el caso, con la autoridad marroquí, el Rey o quien sea, pero jamás con él, que es el primer traidor del pueblo saharaui manifestó a este corresponsal Brahim Gali, responsable del movimiento independentista en España, al enterarse del viaje de Uld Errachid. Tres de las nuevas predicadoras dialogan después de recibir sus diplomas en la ceremonia de graduación Marruecos ha formado, por primera vez, a cincuenta mujeres predicadoras. El Rey Mohamed VI confía en ellas para que den una imagen menos extremista de la religión El nuevo rostro del Islam marroquí TEXTO Y FOTO LUIS DE VEGA CORRESPONSAL Cheney acusa al Gobierno ruso de chantajear con el gas y el petróleo RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. Durante su intervención en la conferencia internacional sobre la vecindad el vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, criticó a Rusia por el giro autoritario de su política y por el uso del petróleo y del gas como armas de intimidación y de chantaje En Rusia están siendo enterradas las conquistas democráticas de los últimos decenios afirmó ayer en Vilna, la capital de Lituania, donde también estaban presentes los presidentes y primeros ministros de varios países del Este europeo y ex repúblicas soviéticas. Según Cheney, resultan injustificables las medidas de Rusia para limitar la soberanía y el desarrollo democrático de los Estados vecinos en referencia a las subidas del precio de la energía que afrontaron Ucrania, Georgia y Moldavia. RABAT. El terrorismo en nombre de Alá está haciendo un flaco favor a Marruecos. Los atentados de Casablanca en 2003 y los de Madrid en 2004, llevados a cabo básicamente por marroquíes, pesan como una losa sobre la imagen que hasta entonces se tenía del Islam moderado del Reino alauí. Consciente de este deterioro, Mohamed VI ordenó la reforma del campo religioso poco después de que unos cuantos kamikazes salidos de un suburbio de Casablanca se reventaran en una noche de viernes causando casi medio centenar de muertes en varios puntos de la ciudad. Parte de ese nuevo plan para lavar la cara a la religión ha sido la formación de cincuenta mujeres que ejercerán de predicadoras en mezquitas, colegios, prisiones, hospitales o fábricas. El ministro de Asuntos Religiosos, Ahmed Taufiq, presidió el miércoles en Rabat la ceremonia de graduación en la que también recibieron su diploma 150 nuevos imanes. El papel de todos ellos será prevenir la intrusión de agentes extraños que busquen violar nuestros valores y tradiciones les dijo Taufiq durante la ceremonia. Que medio centenar de mujeres se encarguen, entre otras cosas, de evitar la deriva radical del islamismo es una novedad en el Magreb. Las autoridades marroquíes desean que esta iniciativa, con experiencias similares en Egipto, tenga continuidad y seleccionen ya las candidatas para el año próximo. Nuestra misión es dar a conocer el verdadero Islam, una religión abierta explica Jadiya Aktami, de 32 años, con una enorme sonrisa y rodeada de sus compañeras tras recibir su título de manos del ministro. Aunque todas iban con chilaba y llevaban la cabeza cubierta por el jiyab (pañuelo) ninguna llegaba al extremo de las que siguen los preceptos islamistas radicales, que llevan cubiertos incluso el rostro y las manos y suelen ir de negro. Las murchidate Aktami, casada y madre de una niña, es economista pero, como el resto del medio centenar de mujeres, lleva un año preparándose para llegar a ser murchidate como se las denomina en árabe. Han abordado a lo largo de estos doce meses, en los que han contado con una beca de 2.000 dirhams (unos 185 euros) mensuales, materias como la charia (ley islámica) lenguas extranjeras, psicología social o informática. A nivel práctico, han aprendido a dar sermones o a poner en práctica su capacidad de convicción. El programa contempla también la educación física, algo que este primer año no ha sido posible por lo apretado del programa y se reservará para próximas promociones. Cada una tendrá a partir de ahora un sueldo de 5.000 dirhams al mes (unos 460 euros) Eso sí, ninguna de ellas podrá ejercer de imán o dirigir la oración del viernes, algo que sigue reservado a los hombres. Todos, unos y otras, debieron pasar unas pruebas de selección para acceder al periodo de formación. Para ellos era indispensable conocer de memoria la integridad del Corán, libro sagrado de los musulmanes. Para ellas, con conocer sólo la mitad era suficiente. 40.000 mezquitas Las predicadoras no podrán ejercer de imán o dirigir la oración del viernes. Son labores reservadas a hombres En Marruecos hay unas 40.000 mezquitas. Muchas de ellas siguen fuera del control del Gobierno y de las autoridades religiosas. Aunque hay unos cuantos clérigos radicales que llevan varios años encarcelados y con duras penas por cumplir por delante, personajes como Bin Laden siguen siendo demasiado populares entre parte de la población, que lo ve todavía como un libertador del Islam frente a Occidente. Los predicadores de Internet, ayudados por la televisión vía satélite, hacen su trabajo 24 horas al día y 365 días al año. Frente a esta cruda realidad, que tantos estragos está causando dentro y fuera del mundo árabe, estas cincuenta mujeres- -y los 150 imanes- -deberán luchar por promover un Islam más moderno, tolerante y accesible.