Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 Deportes PRIMERA DIVISIÓN TRIGÉSIMA SEXTA JORNADA JUEVES 4 5 2006 ABC El Valencia se ahoga en Palma El Mallorca, mucho mejor que los de Quique Flores, está casi salvado, mientras que los blanquinegros pueden perder hoy la segunda plaza MALLORCA VALENCIA 2 1 Soler despide a Subirats de madrugada Javier Subirats ya no es el director deportivo del Valencia. Pese a que su salida del club parecía clara a final de temporada, su destitución se produjo en una reunión con Juan Soler en la madrugada del martes al miércoles en el hotel de Palma de Mallorca donde estaba hospedada la expedición del club de Mestalla de cara al partido de Liga que se jugó ayer. Las dudas que generaba la forma de trabajar de Subirats como máximo responsable deportivo de la entidad habían acabado con la confianza del Consejo de Administración, sobre todo del presidente. Por ejemplo, no estaba claro el coste de algunos fichajes, como Miguel, Hugo Viana o Regueiro, y se le acusaba de no conocer con exactitud ni las condiciones contractuales de todos los jugadores que pertenecen al Valencia ni las situaciones que depara el mercado. Ante esto, su destitución estaba decidida desde hace tiempo, aunque todo se precipitó en la noche del martes. Una noticia dada por Canal Nou que reconocía la posibilidad de que Monchi fuera el nuevo director deportivo provocó el malestar de Subirats, que esperó a que Soler regresara al hotel después de la cena para reunirse con él a petición suya. En la reunión quedó claro el desencuentro entre ambas partes y sobre las tres de la madrugada se decidía que lo mejor era romper el contrato. Como aún quedaban dos años de compromiso, Subirats recibirá los emolumentos de uno de ellos- -800.000 euros- El ya ex director deportivo cogió un vuelo hacia Valencia a primera hora de la mañana, mientras que Soler hacía pública la decisión. El todavía jugador en activo Amedeo Carboni es el mejor colocado para ser el nuevo director deportivo del Valencia. Mallorca (4- 4- 2) Prats; Cortés, Ballesteros, Nunes, Maciel; Jonás (Campano, m. 93) Pereyra, Basinas, Doni (Tuni, m. 87) Arango y Víctor (Farinós, m. 77) Valencia (4- 4- 1- 1) Cañizares; Miguel, Ayala, Marchena (Edu, m. 57) Moretti; Angulo, Albiol, Baraja (Hugo Viana, m. 84) Aimar (Mista, 68) Regueiro; y Villa. Árbitro Pérez Burrull (Comité Cántabro) Mostró tarjeta amarilla a los locales Arango y Jonás y a los visitantes Ayala y Hugo Viana. Goles 1- 0, m. 9: Arango. 1- 1, m. 17: Angulo. 2- 1, m. 47: Doni. JAVIER DOMÉNECH El fútbol a veces sí que es justo. Ayer, en Son Moix, ganó el equipo que más méritos hizo para llevarse la victoria. El que más buscó el triunfo. El que más arriesgó. Y, sobre todo, el que mejor fútbol hizo. El Mallorca dio un paso casi definitivo hacia la salvación al derrotar a un Valencia que no cumplió ninguno de sus objetivos fijados para el partido de ayer. No sumó tres puntos, que le hubieran dejado cerca de la segunda plaza de la clasificación al final de la Liga. No sumó un punto para asegurarse matemáticamente su clasificación para la Liga de Campeones. No consiguió que Villa marcara en su lucha por ser el máximo goleador del campeonato. Ni pudo evitar que Cañizares recibiera goles para seguir liderando la clasificación al portero de la Liga menos goleado. Desde el pitido inicial los discípulos de Gregorio Manzano buscaron la victoria. Mucho mejor asentado tácticamente, el conjunto bermellón empezó a poner en serios aprietos a la defensa valencianista, que ayer dio una poco frecuente imagen de debilidad. La movilidad de Víctor, la calidad de Arango y la verticalidad de Jonás dejaban en evidencia a los zagueros blanquinegros. Está claro que la ausencia de Albiol del centro de la defensa por tener que cubrir la ausencia por lesión de Albelda en el centro del campo desestabiliza todo el sistema defensivo valencianista, sobre todo por el mal momento de forma que atraviesa Marchena. Pese a la superioridad mallorquinista, la primera parte acabó en empate. El gol local de Arango, gracias a una jugada en la que quedó en evidencia la coordinación de los hombres de la retaguardia del Valencia, fue contrarrestado por el tanto de Angulo, que aprovechó un pase de David Villa, que antes Quique Sánchez Flores, pensativo durante el partido se había llevado el balón con el brazo. Mientras los de Quique no ponían en apuros a Prats, Cañizares se desesperaba por las continuas ocasiones de las que disfrutaban los bermellones. Con este panorama se inició la segunda parte, en la que a los pocos segundos Doni volvía a ganar la espalda de la zaga valencianista y establecía el gol que al final decantaría el partido. Cuando Quique quiso apostar por la calidad de Edu ya era demasiado tarde. El Mallorca, lógicamente, se mostró más conservador, pero siguió mos- AP trándose serio y concentrado. El dominio blanquinegro moría antes de llegar al área mallorquinista. Incluso las rápidas contras de los discípulos de Manzano pusieron en nuevos aprietos al portero valencianista. Era más fácil un tercer gol local que el segundo de los visitantes, y es que un equipo después de tirar por la borda 60 minutos de juego es difícil que acabe imponiendo su juego al rival. La grada de Son Moix celebró con algarabía los tres puntos y los valencianistas se complican la vida. CÁDIZ REAL SOCIEDAD 2 2 El Cádiz sólo espera ya la confirmación de su descenso FERNANDO PEREA CÁDIZ. El Cádiz queda a merced de los elementos tras empatar ayer ante la Real Sociedad. El madrileño Esquinas Torres le concedió cuatro días más conectados al respirador de una artificial vida en Primera. Las perspectivas de las dos últimas jornadas para los amarillos no parecen que sean distintas a una tranquila espera de esa confirmación matemática, bien sea por la vía de nuevos errores propios o por la de aciertos rivales. Los de Espárrago dieron ayer facilidades impropias de un equipo de Pri- El Valencia no cumplió ninguno de sus objetivos: ni asegura la Champions ni Villa fue capaz de marcar Cádiz (4- 4- 2) Limia; Vella, De la Cuesta, Berizzo, Varela (Estoyanoff, m. 63) Fleurquín, Bezares (Morán, m. 59) Enrique, Lobos; Pavoni (Oli, m. 59) y Sesma. R. Sociedad (4- 2- 3- 1) Riesgo (Alberto, m. 27) Cifuentes, Labaka, Ansotegi, Garrido; Garitano, Viáfara; Xabi Prieto, Mikel Alonso, Uranga (Novo, m. 62) y Mark González (Skoubo, m. 76) Árbitro Esquinas Torres, del Comité Madrileño. Mostró tarjeta amarilla al visitante Garitano. Goles 0- 1, m. 8: Xabi Prieto; 0- 2, m. 47: Garitano; 1- 2, m. 67: Estoyanoff; 2- 2 min. 90: Lobos, de penalti. mera división en los dos goles donostiarras. En ataque dispusieron de un número suficiente de ocasiones para marcar- -no menos de una docena- pero la falta de puntería y, especialmente, de contundencia los llevó a fallarlas todas menos una. Esquinas Torres anuló bien en el minuto 84 un gol a Sesma y un objeto impactó en su brazo. Después, sobre el tiempo reglamentario, su asistente le confunde al señalar una mano inexistente de Cifu (le da en el pecho) en el área vasca, que originó el penalti con el que empató Lobos.