Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 Cultura MIÉRCOLES 3 5 2006 ABC LA HISTORIA DE ESPAÑA, NOVELA A NOVELA En la imagen, de izquierda a derecha, Eduardo González Calleja, Fernando Rodríguez Lafuente, Manuel Lucena y J. J. Armas Marcelo, durante el coloquio Un debate a varias voces, con ocasión de la presentación de La Historia de España, novela a novela El próximo domingo se ofrece la primera entrega, Isabel, la Reina de Ángeles de Irisarri Los secretos de la novela histórica TEXTO: MANUEL LUCENA GIRALDO FOTOS: JULIÁN DE DOMINGO MADRID. No existe mejor evocación del pasado que la historia, pero no todo lo que es verosímil es histórico. También la ficción, construida de una cierta manera, puede estar aureolada de un efecto de verdad. Quizás, como ha señalado el crítico del ABCD las Artes y las Letras Arturo García Ramos, el arte de la ficción impone su versión a la realidad histórica. Tocado por la gracia de la imaginación, el mundo de la realidad no vuelve a ser el mismo Este punto de vista no es compartido sino combatido por el también crítico del suplemento Rafael Valladares, para quien los atribulados historiadores hemos tenido que recordar que la llamada prueba de la evidencia (un documento depurado o un hecho contrastado) siempre abrirá un foso insalvable entre los propagadores de ficción- -por verosímil y atractiva que ésta sea- -y los abonados a la realidad- -por discutible y árida que resulte- ¿Ocupan en verdad la historia y la literatura territorios tan separados y definidos? ¿Se equivocan quienes alaban un libro de historia cuando señalan que se lee como una buena novela ¿Cuáles son las razones del reciente interés en el género? El papel y el éxito actual de la novela histórica, sus posibilidades y límites, han sido objeto de un debate en el que han participado Fernando R. Lafuente, director del ABCD las Artes y las Letras, el novelista J. J. Armas Marce- lo y el historiador Eduardo González Calleja. Manuel Lucena. Para empezar, quisiera preguntarles cómo definirían la novela histórica. Eduardo González Calleja. Un género híbrido, de complicada realización, entre una ficción y una historia, que se quiere exponer con verosimilitud. Una ficción convincente desde el punto de vista histórico. Pero no hay que olvidar que para algunos la historia y la literatura son incompatibles. J. J. Armas M arcelo. A mí novela histórica me parece un oxímoron, una contradicción absoluta, cuando no un cajón de sastre. Novela e historia se contraponen. Cela dijo que la novela histórica no existe, y cuando Germán Arciniegas hizo la crítica de El general en su laberinto la obra de García Márquez sobre Bolívar, se enfadó y dijo que era un libro de historia lleno de inexactitudes. Fernando Rodríguez Lafuente. Pero es una novela, lo que Vargas Llosa lla- mó la verdad de las mentiras o lo que Balzac definió como la vida privada de las naciones Luego resulta que a partir de la ficción que es una novela se establecen una serie de verdades. Otra cosa sería que hoy existen mentiras de las verdad Para mí, por cierto, la historia es un género literario, pues exige una narración y depende de cómo está escrita, basada en hechos si es historia o en ficciones si es novela. En la actualidad me preocupa el peligro de tergiversación de la historia, la ma- J. J. Armas Marcelo Novelista Eduardo González Calleja Historiador Fernando R. Lafuente Director de ABCD Éste era un género denostado, que no hablaba de la gente corriente, era de minorías ilustradas, pero se ha recuperado La evocación histórica tampoco puede ahogar la trama. Fue lo que se le reprochó a G. Flaubert con Salambó La colección de ABC viene a cubrir un vacío que tienen los ciudadanos respecto a su propia historia y que en los últimos años se manipula