Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 3 5 2006 Cultura 65 Condenan a tres personas por el robo de dos obras de Munch en Oslo b Dos de los tres individuos proce- sados deberán pagar, antes de dos semanas, 750 millones de coronas noruegas al municipio de Oslo por daños y perjuicios CARMEN VILLAR MIR CORRESPONSAL ESTOCOLMO. Seis individuos fueron acusados de haber robado a mano armada el día 22 de agosto de 2004 en el Museo de Munch de Oslo los famosos cuadros de Edvard Munch El Grito y Madonna Dos obras consideradas como el legado pictórico de más valor de Noruega. En la tarde de ayer, el Tingrett o Tribunal de esa capital dictó sentencia contra tres de ellos, mientras los otros tres fueron puestos en libertad al no poder demostrarse su participación en un golpe que ha sido calificado como el robo del siglo En medio de un espectacular silencio, el presidente del Tribunal leyó la sentencia, según la cual Petter Tharaldsen, de treinta y cuatro años, Björn Hoen y Petter Rosenvinger, ambos de 38 años, sufrirán penas de ocho, siete y cuatro años de prisión, respectivamente. Tharaldsen, por haber conducido el automóvil donde se fugaron los actores físicos del robo desde el Museo a Sinseveijen. Hoen, por ser el cerebro del golpe y Rosenvinge por adquirir el vehículo a sabiendas de que iba a emplearse con fines criminales. El Centro de la Generación del 27 reedita el primer poemario de Aitana Alberti Poemas es una recopilación de sus primeros textos, publicados con catorce años b Cuando Rafael Alberti y María Teresa hallaron los poemas de su hija se los ofrecieron en forma de libro, coincidiendo con su 14 cumpleaños, el 9 de agosto de 1955 TRINIDAD DE LEÓN- SOTELO MADRID. Tenía Aitana Alberti entre doce y trece años cuando decidió escribir por su cuenta. Podría decirse, respecto a la hija de Rafael Alberti y María Teresa León, que de casta le viene al galgo, pero, a pesar de sus genes creadores, no parece ser el caso en aquel primer y precoz afán por lo poético. Al decir por su cuenta quiere decirse que lo hacía a escondidas, pero a una madre pocas cosas se le escapan, de modo que la autora de Memoria de la melancolía descubrió el lugar en el que su niña guardaba sus poemas. Hallados que fueron, tanto Rafael como María Teresa se los ofrecieron en forma de libro- Poemas coincidiendo con su 14 cumpleaños, celebrado el 9 de agosto de 1955. Por cierto, la lectura de los versos de Aitana no hacen pensar en una niña de esa edad. Siempre supe de cosas como si fuera mayor, sabía mucho del dolor, de los niños que sufren ha declarado a ABC. Algunos poemas están dedicados a Ana Frank, a un recién nacido... A esa corta altura de la existencia, un año más significa entender todo mejor, lo que le permitió a la joven autora comprender que su padre era un grandísimo creador. Esa comprobación me inhibió a la hora de seguir ese camino y de hecho hasta 1999 aparté de mí la poesía evoca. Kitty Fitzgerald traslada su utopía porcina a la fábula Pigtopia b El fénomeno editorial, traducido ya a quince idiomas, reseña la entrañable amistad entre la joven Holly y Jack, un chico con apariencia de cerdo que vive recluido P. G. MAHAMUD MADRID. A caballo entre El hombre elefante de Lynch y el Chico Ostra de Burton- -con quien la autora fantasea ante un salto de su libro al cine- -está Jack Plum, el protagonista de la Pigtopia (Mondadori) de Kitty Fitzgerald. He aquí el niñocerdo como él mismo se bautiza, devoto de una piedra porcina y que, para escudarse de las risas de los cerdícolas -léase el resto de los humanos- dada la deformidad que le asemeja a un gorrino, vive recluido en un sótano: su Jardín del Edén porcino Jack se refugia en su particular piara porque considera a los cerdos tan inteligentes como las personas, pero menos crueles. Él es la personificación de la tolerancia; del no enjuiciar a otros sin conocerlos. Es la comprensión de la diferencia Un compañero de viaje en tren, discapacitado, al que se le iluminó la mirada al atisbar un establo al otro lado de la ventanilla- se llevaría mejor con esos animales que con los hombres, pensé; ellos no le juzgarían -inspira esta fábula sobre la amistad con tres patas. La primera se llama Holly Lock: Es una niña normal de 14 años. No importa que Jack tenga 30. Se trata de una relación pura, que va más allá de la edad que los separa. Ambos buscan fuera de sus casas, caóticas, algo que les ayude a explicar el mundo La segunda es el humor, entendido como el envés del caos- la risa es la mejor manera de luchar contra las dificultades y comprenderlas y la tercera, el lenguaje, pues Jack vive y habla en un mundo y una lengua aparte. El vocabulario es esencial; fue lo más difícil para mí. Encontrar la coherencia constante ha supuesto una aventura. He visto en esto una influencia de mis lecturas de Russell Hoban. Creo que éste es el secreto del éxito de Pigtopia según Fitzgerald. Deudora de Harper Lee, John Steinbeck, Herman Herst o García Márquez- adoro mezclar la realidad, dura, con imágenes surrealistas apunta- la irlandesa admite su querencia por los freaks y los desubicados de todo pelaje. Yo misma me he sentido fuera de lugar porque emigré de pequeña a EE. UU. Aprendí a cambiar mi acento, a amoldarme, pero siempre sintiéndome como una foránea. Me identifico con los que nunca encuentran su hogar Ribetes autobiográficos, pues, para una novela traducida ya a 15 diomas. Marca un antes y un después en mi trayectoria admite la autora de Marge y Lunus Aitana Alberti, fotografiada en 1945 ANNEMARIE HEINRICH Y las obras, sin aparecer Los dos primeros tendrán que pagar, además, antes de dos semanas, 750 millones de coronas noruegas al municipio de Oslo en concepto de daños y perjuicios por haber privado a esa comunidad de sus más importantes obras de arte. Se comenta que esa suma, la mayor impuesta nunca por un tribunal a dos personas físicas, es una estrategia de la Justicia para que los dos convictos, o sus compiches, devuelvan las obras que siguen sin aparecer. El domingo 22 de agosto de 2004, en plena mañana, dos enmascarados irrumpieron por la puerta principal en el Museo Munch y, después de obligar a tumbarse en el suelo a los vigilantes de la pinoteca y al público que la visitaba, descolgaron de la pared los dos lienzos del precursor del expresionismo y desaparecieron sin pronunciar una sola palabra en un vehículo en marcha. El espectacular robo ocurrió durante un minuto. Hay esperanzas de recuperar los cuadros, aunque se teme que las pinturas estén dañadas, ya que un testigo vio cómo uno de los ladrones les pegaba patadas para desengancharlas de sus marcos. Está ultimando un libro de cuentos Pero es cosa de traer a estas líneas la carta que Juan Ramón y Zenobia enviaron a la joven y que aparece en la introducción de Poemas Una carta firmada por ambos, que es es de sumo interés. La esposa del autor de Platero y yo empieza hablando sobre la delicada salud del poeta y relata cómo apenas echaba cuenta de lo que recibía. Así ocurrió con los tres libros que llegaron el día antes que el tuyo pero añade que sí leyó el de Aitana y al dárselo a Federico de Onís, para su lectura, le dijo: Si esta criatura sigue así, no sé qué va a pasar cuando sea mayor Poemas llevaba un dibujo del padre de la poeta. El libro ha sido editado ahora por el Centro de la Generación del 27, de Málaga, e impreso en Publicaciones de la Antigua Imprenta Sur, célebre en justicia y que tanto prestigio le otorgó a la ciudad andaluza. Forma parte de la colección que llevan Julio Neira, director de la institución, y José Antonio Mesa Toré. La edición coincide esta vez con el 65 cumpleaños de la hija de Alberti. La antigua impresión corrió a cargo de la Imprenta López de Buenos Aires. Aitana tiene en su haber, como autora, La arboleda compartida que publicó en el Cultural de ABC y le gustaría ver convertida en libro. En 2003, la Junta de Andalucía, para festejar el Día del Libro, regaló El amor y los ángeles una recopilación de cuanto Rafael había escrito sobre las figuras celestiales y el amor. Aitana y Luis García Montero hicieron la selección. La escritora, que desde hace muchos años reside en Cuba, se ha decidido a entrar en el territorio de la ficción. Está terminando un libro de cuentos, Inquilino de la soledad que se publicará en Cuba el próximo mes de mayo, y anda trabajando en Cuentos persas que llegará a los lectores a finales de este año. En la isla, dirige la casa- museo de Dulce María Loynaz (La Habana 1902- 1997) una de las dos mujeres que han conseguido el premio Cervantes. Si esta criatura sigue así, no sé qué va a pasar cuando sea mayor dijo Zenobia Camprubí tras leer el libro