Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 3 5 2006 Sociedad 55 Desde hace treinta años, Acción Familiar ha creído en la familia como institución social básica. Su respuesta a los retos actuales son tres estudios publicados en 2006, el último de ellos presentado por la académica Carmen Iglesias Acción Familiar, por y para la familia TEXTO: JUAN FERNÁNDEZ- CUESTA MADRID. Una organización no gubernamental que trabaja desde hace casi treinta años por y para la familia cobra un nuevo sentido en esta época. Acción Familiar, que tiene entre sus objetivos fundamentales conocer las necesidades de las familias y atenderlas allí donde generalmente no llega la asistencia pública pretende crear una conciencia social del papel fundamental que juega la familia en la sociedad y que nunca podrá ser sustituido por otra estructura social Familia, coloquialmente, es cargar o cargarse, llenarse de hijos según nos cuenta el diccionario de la Real Academia. Y familia es, por supuesto, un grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas Tan coloquial como la Real Academia, lo de llenarse de hijos ya no se estila por este país. Pero la familia se mantiene como una institución social básica, tal y como explica Acción Familiar, pese a que en ella se vive con menos referencias modélicas y una mayor pérdida de asentamientos Un paso adelante Esta organización ha decidido dar un paso adelante en esta sociedad y mostrar a través de varios estudios el papel actual de la familia. En este año, acaba de publicar un tercer informe sobre valores familiares. Primero fue Familia y Responsabilidad Luego, Familia y pobreza Y ahora acaba de conocerse La familia en el proceso educativo quizá una continuación del primero de los mensajes lanzados para captar conciencias y mostrar la realidad social tal y como es. Familia y responsabilidad: un estudio cualitativo es una obra de Hortensia López Lorca que nace a partir de la educación familiar orientada hacia la búsqueda de una auténtica educación en valores suplantada por el Estado gracias a esa Educación para la Ciudadanía que será asignatura de regimen obligado. Sin embargo, considera la autora que es un deber de las familias educar a los niños no tanto en la exigencia y reivindicación de los derechos sino en la importancia del cumplimiento de las obligaciones Y habla de que el valor de la responsabilidad exige la referencia inmediata a un modelo; es decir, la experiencia coherente y continuada que permita la exposición de un modelo de conducta no contradictoria. Este aprendizaje es difícil encontrarlo fuera de la familia Una de las lecciones que aporta Hortensia López es que educar en la responsabilidad requiere prestar atención a los hijos en aquellos momentos de la vida cotidiana en los que inicialmente no existía una intención explícita de educar Lo que no significa más que ser conscientes de la tarea irreemplazable de la familia. Investiga la au- Rosario Gortázar, presidenta de Acción Familiar, y María Teresa López, vicepresidenta de la Fundación Acción Familiar tora- -a través de un estudio en un colegio concertado- -en el papel de la madre como transmisora de valores y en la capacidad de los hijos a imitar los modelos que les presentan la televisión y los videojuegos, cargados de sentimentalismos, de luchas y violencias para conseguir beneficios personales con una ausencia total de modelos de generosidad, de solidaridad, de control sobre sí mismo con dos adultos sin hijos o con uno o dos hijos. Al fin, volvemos a hablar de una evidencia, la discriminación de la mujer: La entrada de la mujer en el mercado de trabajo no es suficiente para acabar con la discriminación, que es en muchos casos el origen de algunas situaciones de pobreza Y llegamos, por fin, al tercer estudio presentado en estos meses por Acción Familiar, en este caso la semana pasada: La familia en el proceso educativo De hecho, es un asunto tratado en distintos momentos y que esta vez es dividido en seis capítulos elaborados por distintos especialistas: Visitación Pereda (La participación de las familias en los centros educativos) Gonzalo Musitu (Funcionamiento familiar, socialización familiar y ajuste en la adolescencia) Raquel Amaya Martínez (Ocio como ámbito de cohesión familiar) Elena Martín (Familia como base para el desarrollo de una sociedad integradora) Daniel Santín (Familia, escuela y fracaso escolar) y José Antonio Marina (Familia y educación) CHEMA BARROSO Prevención de la pobreza Es hora de adentrarnos en Las políticas de familia como instrumento para prevenir la pobreza un estudio de María Teresa López (Universidad Complutense de Madrid) que nace de una realidad: las tasas de riesgo de pobreza muestran diferencias importantes no sólo entre hombres y mujeres sino y sobre todo entre diferentes configuraciones familiares. La autora sentencia que la familia actúa como un colchón de protección para sus miembros, y para la sociedad en general, sin el cual los estados de bienestar europeos no habrían podido sobrevivir A partir de los datos de Eurostat (oficina de estadísticas de la UE) mantiene que en Europa se está produciendo una mayor presencia de familias monoparentales, y esta configuración familiar es la que presenta las mayores tasas de pobreza De hecho, esos datos oficiales indican que la mayor tasa de riesgo de pobreza se da en los hogares monoparentales con hijos dependientes, mientras que las menores tasas se encuentran en hogares La familia actúa como un colchón de protección para la sociedad en general, sin el cual los estados de bienestar europeos no habrían sobrevivido El libro La familia en el proceso educativo ha sido presentado por Carmen Iglesias, de las Reales Academias Española y de la Historia, que como muchos otros cree indispensable poner límites a la adolescencia Carmen Iglesias aconseja aunque nos asalte la duda entre ser autoritarios o no, debemos ser autoritarios Pero quizá no sea esa la única cuestión, incluso no sea la básica. ¿Dónde se educan los hijos? Las sociedades aceleradas de hoy, como dice la académica de la Historia, necesitan que los padres no se inhiban, que eduquen y no dejen todo en manos de la escuela, de los profesores: Comparada con el nivel europeo, es escasa, es de las más bajas la participación de los padres en los colegios Quizá porque la mayoría de los padres no ha recibido orientación para su tarea educadora como recuerda Hortensia López. Y quizá bastantes padres actúan cuando aparecen los problemas y su contribución a la formación de los hijos es menor de la deseada, por falta de regularidad y constancia en su relación con el centro escolar Así, Acción Familiar se ha empeñado en modificar hábitos de comportamiento. De los padres. De los hijos. De la sociedad. Esta organización se empeña en que los padres no dejen la educación de sus hijos en exclusiva en manos de los profesores. En que los profesores no se crean que tienen esa responsabilidad. Y, en fin, se ha empeñado, y se empeña, en mantener a la familia como eje de la sociedad, como eje social de cada país. Como lo que es.