Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 3 5 2006 Internacional 31 Los seis grandes vuelven a fracasar en la búsqueda de un acuerdo sobre Irán Merkel pedirá hoy a Bush en Washington una posición unificada b EE. UU. hace saber por boca de Israel será nuestro primer objetivo si nos ataca EE. UU. AFP TEHERAN. Un alto responsable militar iraní advirtió ayer de que Israel será el primer objetivo de Irán si Estados Unidos decide jugar el papel de malo y ataca el país, indicó la agencia iraní Isna. Si Estados Unidos juega el papel de malo, Israel será nuestro primer blanco declaró el contraalmirante Mohammad Ebrahim Dehqani, portavoz de las maniobras militares iraníes desarrolladas en el Golfo el pasado abril. Al ser interrogado sobre la capacidad de respuesta iraní frente a los bombarderos estratégicos estadounidenses B 52, el militar aseguró: Resistiremos sin ninguna duda A principios de abril, Irán llevó a cabo maniobras militares en el Golfo, tanto para potenciar el fervor patriótico de los iraníes como para enviar un mensaje intimidatorio a los detractores occidentales de su controvertido programa nuclear. Teherán mostró en esa ocasión estar en posesión de un potente y moderno arsenal. John Bolton, su embajador ante la ONU, que se conformaría con la abstención de Rusia y China en una resolución sancionadora ABC PARÍS. Los cinco miembros permanentes en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, más Alemania, se reunieron ayer por la tarde en París para tratar sobre el desafío nuclear iraní. Los deseos de Estados Unidos y sus tres socios europeos- -la troika integrada por el Reino Unido, Francia y Alemania- -de convencer a Rusia y China para que se sumen a la iniciativa de promover una resolución que amenace claramente con sanciones a Irán si no renuncia al enriquecimiento de uranio y al desarrollo de su programa nuclear volvieron a pinchar en hueso. Dadas las intensas relaciones comerciales, energéticas e incluso diplomáticas entre Teherán, por una parte, y Moscú y Pekín, por la otra, no es sorprendente que rusos y chinos se nie- guen a contemplar, por ahora, la aplicación de sanciones al régimen de los ayatolás. Comprobado este extremo hasta la saciedad, Washington hizo saber ayer, por boca de su embajador ante Naciones Unidas, John Bolton, que la Administración Bush se conformaría con que Rusia y China se abstuviesen en la presentación de una resolución sancionadora. Sería deseable la unanimidad en la aprobación de una resolución de este tipo, pero contemplamos la posibilidad de sacarla adelante sin esa unanimidad dijo el embajador Bolton ante la Cámara de Representantes en Washington. Rusia quiere construir más centrales Y es que Rusia, lejos de ceder a los requerimientos de la Casa Blanca, mostró ayer su interés en estrechar los lazos energéticos con los ayatolás participando en sendas licitaciones para la construcción de dos nuevas centrales nucleares, manifestó Vladímir Pavlov, responsable de la compañía rusa Atomstroyexport, que construye en la actualidad la central nuclear iraní de Bushehr, en el sur del país. La cita de ayer en París, que reunió a altos responsables de los seis ministerios de Exteriores, aunque no asistieron los titulares, sirvió para preparar la próxima reunión de los seis grandes en torno al dosier nuclear iraní, prevista para el próximo martes en Nueva York, a la que sí asistirán los ministros. París propuso ayer convertir en vinculantes las decisiones del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) a través de una resolución del Consejo de Seguridad. Pero nadie respondió a la cuestión de cómo ponerse de acuerdo para esta resolución si no se ponen para la otra. Comprobada la imposibilidad de extraer conclusiones comunes, el número tres del Departamento de Estado norteamericano, Nicholas Burns, se dedicó a lanzar flores a su anfitrión: Washington no tiene un socio mejor que Francia en materia exterior Tal vez puedan obtenerse mayores precisiones en torno a Irán en la visita que la canciller alemana, Angela Merkel, abre mañana a Estados Unidos, en la que debatirá al respecto con el presidente George W. Bush.