Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional MIÉRCOLES 3 5 2006 ABC El CGPJ ve correcta la actuación del juez en el caso de Alba ABC BARCELONA. El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) considera correcta la actuación del titular del Juzgado de Instrucción 4 de Barcelona en el caso de Alba, la niña de 5 años que permanece ingresada tras haber sido víctima de malos tratos en el ámbito doméstico. El juzgado abrió diligencias tras recibir una denuncia del Hospital de Vall d Hebron el 24 de diciembre de 2005, cuando la pequeña ingresó con un brazo roto y moratones en el cuerpo. El pasado 4 de marzo volvió a ingresar en estado muy grave. El proceder del juez no es generador de responsabilidad disciplinaria, pues sus decisiones han sido correctas y dentro de lo marcado en el protocolo básico de actuaciones en abusos sexuales y otros malos tratos a menores en la demarcación de Barcelona indica un comunicado del CGPJ. El órgano de gobierno de los jueces discute el acierto de enviar por correo el oficio a los Mossos d Esquadra para que investigaran el caso en lugar de utilizar otro medio más rápido Sin embargo, en este punto, la nota resalta que en el parte médico no se reflejaba la situación de urgencia, sino sólo sospechas y situaba la presunta autoría de la agresión fuera del ámbito familiar más próximo La carta llegó a su destino el pasado 10 de enero, dieciocho días después de su envío. Los Mossos remitieron la información al Cuerpo Nacional de Policía, ya que la niña vive en Montcada i Reixac. Hallan un feto humano en un baño de la Feria de Abril de Barcelona Los Mossos d Esquadra consideran poco probable que se trate de un aborto ilegal b El informe forense dictaminará En prisión por malos tratos el padrastro de una niña de 14 meses EFE TARRAGONA. Pedro Ángel M. F. de 31 años y vecino de Vila- seca (Tarragona) ingresó el lunes en prisión como presunto autor de un delito de malos tratos infantiles tras ser detenido en Tarragona, según datos facilitados por los Mossos d Esquadra. Este individuo fue detenido el pasado domingo, 30 de abril, en Tarragona, como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar cometido contra una niña de 14 meses con cuya madre biológica convivía. Según ha informado la policía autonómica, sus agentes fueron alertados del ingreso, la noche del pasado día 29 de abril en un centro hospitalario de Tarragona, de un bebé de 14 meses que presentaba lesiones compatibles con un delito de malos tratos infantiles. Tras la llamada de alerta, una patrulla de los Mossos se trasladó al centro hospitalario y acompañó a los familiares y a la niña a otro centro médico de la ciudad donde debía ser sometida a más pruebas, según las mismas fuentes. La pequeña fue dada de alta horas más tarde y quedó a disposición de un familiar de la madre, mientras que Pedro Ángel M. F. de nacionalidad española, fue detenido después de que los Mossos d Esquadra tomasen declaración a testigos y familiares del bebé. Tras pasar a disposición judicial, el juez de guardia de Tarragona decretó el ingreso en prisión del detenido el lunes. si el aborto se produjo de forma espontánea o fue provocado, y si la mujer había consumido alcohol o algún tipo de fármacos LAURA RABANAQUE BARCELONA. Un limpiador del Real de la Feria de Abril de Cataluña encontró ayer un feto de sexo masculino y unos cuatro o cinco meses de gestación, en uno de los lavabos portátiles del recinto, situado en la zona del Fórum de Barcelona. Según los Mossos d Esquadra, el hallazgo se produjo sobre las nueve de la mañana cuando el trabajador que avisó a la policía notó que algo, que no vio a simple vista porque estaba en el depósito que el utilitario lleva debajo, obstruía la manguera con la que vaciaba el retrete móvil. La policía científica se trasladó enseguida hasta el lugar para recoger pruebas y restos de la placenta que acompañaban al feto. Los responsables de asistencia médica DYA, cuya carpa estaba junto al lavabo, explicaron que cerraron sobre las tres de la madrugada y que no atendieron a ninguna mujer aparentemente embarazada. Los investigadores consideran que podría tratarse de un aborto espontáneo y que parece poco probable que fuera ilegal ya que el lugar no sería el más adecuado si alguien se planteara hacer algo semejante. Sin embargo, será el informe del forense el que dictamine y certifique si la mujer había ingerido alcohol o algún tipo de medicación que pudiera provocarlo. Según fuentes médicas consultadas por ABC, el aborto podría ser consecuencia de un parto inmaduro por incompetencia cervical del feto nacimientos que son muy frecuentes y, en la mayoría de los casos, viables. Es decir, aunque el feto tenga cuatro o cinco meses puede llegar a sobrevivir Historiales hospitalarios Mientras la Policía autonómica indagaba ayer en los historiales médicos de embarazadas en hospitales de Barcelona, los enfermeros del DYA repasaron todas las asistencias llevadas a cabo el lunes en el Real de la Feria y apuntaron que, si la mujer estaba embarazada de cuatro meses, su estado de gestación podía pasar inadvertido si no lo había revelado. Francisco García Prieto, presidente de la Federación de Entidades Culturales Andaluzas, organizadora de la feria, explicó que colaborarán en todo lo que les requiera la Policía. Por otro lado, el director general de Salud Pública de la Generalitat, Antoni Plasencia, señaló que el caso está en manos de los Mossos y que la Conselleria de Salud en principio no intervendrá. MADRID. El de Jorge C. P. es el claro ejemplo de que reclamar lo que uno entiende que son sus derechos puede llegar a ser un calvario. Ex policía jubilado por incapacidad, lleva desde 1988 peleando con la Administración y pleiteando en los Tribunales para que se declare que la causa de la enfermedad que le ha incapacitado para seguir prestando servicio en el Cuerpo Nacional de Policía son los dos años- -entre 1980 y 1982- -que estuvo destinado en el País Vasco. El año pasado saboreó la miel cuando, el 20 de abril, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) reconoció su derecho a cobrar la pensión extraordinaria que corresponde a aquellos que causan baja en acto de servicio pero la alegría apenas duró unos meses. Al resolver un recurso de la Abogacía del Estado, el mismo Tribunal dio marcha atrás- -pese a que ya había declarado firme su anterior decisión- -y retiró a Jorge C. P. su recién adquirido derecho. El TSJA argumentó que su pretensión ya había sido resuelta en anteriores ocasiones por el mismo Tribunal y que, por lo tanto, no podía volver a decidir de nuevo sobre lo mismo. Es lo Ex policía jubilado por incapacidad en 1988, Jorge C. P. ha chocado una y otra vez contra los muros de la Administración y de la Justicia para que se reconozca que la causa de su enfermedad fue su destino en el País Vasco. Aún no lo ha conseguido Diecisiete años en el laberinto TEXTO: N. C. que en Derecho se llama cosa juzgada La carrera de obstáculos comenzó para Jorge C. P. en 1989, cuando presentó el primer recurso ante la Dirección General de la Policía. Le denegaron la pensión extraordinaria porque el único informe médico que se incluyó en su expediente no vinculaba su estado de ansiedad permanente con los dos años de servicio prestados en el País Vasco, periodo durante el que tuvo que cambiar de domicilio en tres oca- siones por motivos de seguridad y vio cómo asesinaban a un compañero una semana después de que le sustituyera así como a la persona para el que él mismo había realizado labores de escolta. Hasta en tres ocasiones acudió al Tribunal Superior de Justicia de Madrid y otras tantas veces- -en 1993, 1996 y mayo de 2002- -obtuvo sentencias contrarias a sus intereses. La primera de ellas rechazó el recurso de Jorge C. P. porque su expediente médico sólo acreditaba la patología que padecía, pero nada decía sobre la causa de la misma. Las dos posteriores, porque se trataba de cosa juzgada. Cuatro meses y medio después de la tercera de esas sentencias- -en septiembre de 2005- el Ministerio del Interior entregó al ex policía copia de varios documentos médicos que él tenía solicitados y que no habían sido incluidos en los expedientes judiciales. En ellos- -el primero de los cuales es de 1983- -se reconoce que el origen de su trastorno es el trabajo que desarrolló en el País Vasco. Con esos informes en la mano y con dos sentencias, dictadas en 2002 por el TSJA y por la Audiencia Nacional, que reconocen la pensión a otros dos policías que vivieron su misma situación, Jorge C. P. volvió a acudir a la Dirección General de la Policía. La respuesta llegó en enero de 2003, pero fue de nuevo negativa. La Administración alegó la conocida cosa juzgada El ex policía no se dio por vencido y depositó otra vez sus esperanzas en la Justicia, ante la que recurrió el acuerdo de la Dirección General El 20 de abril de 2005, el TSJA le dio la razón. En diciembre se la quitó. Diecisiete años después, todo sigue como estaba.