Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 3 5 2006 Nacional 17 Ultraderechistas del NPD, durante una manifestación en Alemania, en el pasado mes de mayo REUTERS El PSOE no detecta síntomas inquietantes a corto plazo en el reagrupamiento de la extrema derecha Perales achaca su resurgir a los vientos que siembran personajes como Zaplana b Los socialistas intentan prevenir el rechazo a los inmigrantes con políticas de control frente a los ilegales y de integración para evitar que se creen guetos G. L. A. MADRID. La agitación de la extrema derecha, que- -como informó ayer ABC- -planea agrupar a varias formaciones de esa tendencia para concurrir en coalición a las elecciones generales de 2008, no es, por el momento, vista con preocupación en el PSOE. De hecho, fuentes de su dirección confesaron que ni siquiera es un asunto al que hasta ahora le hayan prestado atención, aunque añadieron que, si se consolidan los movimientos anunciados, habrá de ser objeto de observación. A priori, en la dirección del PSOE se descarta que, incluso en el caso de producirse ese reagrupamiento de fuerzas, pueda tener una repercusión electoral significativa en el corto plazo. El PSOE siempre ha destacado como un mérito incuestionable de José María Aznar haber aglutinado a toda la derecha, incluida la extrema derecha por lo que los grupúsculos que han permanecido vivos o en letargo al margen del PP se han considerado marginales La negociación entre varias de estas fuerzas para promover una coalición electoral ha cogido por sorpresa a los dirigentes socialistas, hasta el punto de que su análisis de las posibles cau- Integrados o apocalípticos Italia Voto útil a los aliados de Berlusconi Alessandra Mussolini, abanderada de la extrema derecha italiana, se quedó fuera del Parlamento en las últimas elecciones generales. Su Alternativa Social- -incorporada a la coalición de centro derecha- -recogió sólo el 0,7 por ciento del voto nacional a la Cámara de Diputados y el 0,6 por ciento para el Senado, un resultado peor que en las elecciones europeas y regionales. El MSFT de Luca Romagnoli se quedó también en el 0,6 por ciento, pese a haber incorporado a grupos neofascistas. Los partidos que se presentaron fuera de la coalición de centro derecha fueron triturados en las urnas. El voto útil de extrema derecha fue para Alianza Nacional y la Liga Norte. J. VICENTE BOO una treintena de concejales. En las últimas generales obtuvo el 2,3 por ciento de los votos. EMILI J. BLASCO Francia Tras Le Pen vino la división en grupúsculos El peso de la extrema derecha oscila entre el 10 y el 13 por ciento en las elecciones locales, regionales, europeas y legislativas, pero no está representada en la Asamblea Nacional, ya que el sistema electoral castiga a los grupos minoritarios. Entre 1986 y 1988, Mitterrand modificó el modelo electoral para facilitar su entrada (con un diputado) y complicar la formación de un gobierno estable de centro derecha. Restaurado el modelo clásico, la extrema derecha- -dividida en varios grupúsculos- -se ha convertido en un factor contestatario En las presidenciales del 2002, Jean- Marie Le Pen, tribuno histórico de la extrema derecha, eliminó en la primera vuelta al socialista Jospin. J. P. QUIÑONERO sas no es coincidente, si bien tampoco es necesariamente contradictorio. Así, el secretario de Política Autonómica, Alfonso Perales, atribuyó su posible reunificación a que personajes tan poco presentables como el portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana recorran España mintiendo y alimentando los vientos para que la extrema derecha se sienta reunificada según informa Europa press. A su juicio, este movimiento se ve alimentado por el discurso de que España está destruida, rota y balcanizada lo que alienta el radicalismo y hace que los partidos de extrema derecha se vean reconocidos Perales concluyó que, aunque todos tienen derecho a defender sus ideas de acuerdo con el sistema democrático, un fortalecimiento de la extrema derecha no es una buena noticia Otros dirigentes apuntaron, sin embargo, que ese resurgir de la extrema derecha puede obedecer a que, a causa de su propio discurso de ruptura de España las posiciones que el PP mantiene como reacción a su propia denuncia pueden resultar tibias paras los más radicales. El PP, aunque fue requerido por ABC, no quiso hacer ningún comentario. Ante la evidencia de que, junto con la unidad nacional, el rechazo de los inmigrantes es divisa de la extrema derecha en todos los países, el PSOE apuesta por mantener políticas de control estricto de las entradas y de integración para evitar la formación de guetos. Reino Unido Mínima presencia institucional La marca de la extrema derecha la detenta el Partido Nacional Británico (BNP) de planteamientos xenófobos y que reclama la expulsión de todos los inmigrantes. Su presencia institucional es mínima, ya que se limita a una veintena de concejales en todo el país. En las últimas elecciones generales experimentó un perceptible crecimiento, pero siguió por debajo del 1 por ciento de los votos. Otros partidos de la misma ideología, Demócratas Nacionales y Frente Nacional, tienen aún menos apoyo. Más desarrollado está el Partido Independencia del Reino Unido (UKIP) una formación a la derecha del Partido Conservador, cuyo marcado antieuropeísmo le permitió lograr doce eurodiputados en las últimas elecciones comunitarias, pero cuya presencia en el país se reduce a Alemania Más peso en la ex RDA que en la federación La extrema derecha no ha vuelto a tener el auge de los volubles años de la reunificación alemana, cuando se sentó en el Bundestag y el Parlamento europeo. Escisión del partido bávaro CSU, fundada en 1983 por un ex SS, cuenta con unos 8.000 miembros. Hoy la más importante y radical de las fuerzas, con tintes neonazis, es el Partido Nacional Democrático (NPD) que obtuvo en las últimas federales un 1,6 por ciento. En la ex RDA, el NPD sacó hace un año un 9,1 por ciento en Sajonia y cinco escaños regionales; en Brandeburgo, la Unión del Pueblo Alemán (DVU) similar pero menos radical, obtuvo el 6,2. R. VILLAPADIERNA