Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MIÉRCOLES 3 5 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. HABLEMOS DE LA EXTREMA DERECHA (1) E L éxito de los partidos populistas depende en gran medida del carisma del jefe La inexistencia de ese jefe en el panorama político español permite pensar que la unión de los grupúsculos de extrema derecha es poco viable y tiene escasas posibilidades de alterar los actuales equilibrios electorales en nuestro país. Sin embargo, es obvio que se dan en España, como en el resto LUIS IGNACIO de Europa, alPARADA gunas circunstancias que están permitiendo el resurgimiento de los movimientos de corte ultraconservador, neonazi, fascista, nacionalpatriotista, xenófobo o antieuropeo. En primer lugar, nuestro país es el único de Europa que no cuenta con algún partido ultraderechista con representación parlamentaria. En Alemania, el Partido Nacional Democrático, de Udo Voight, consiguió el 9,2 por ciento en las elecciones de Sajonia de 2004; la Unión del Pueblo Alemán, de Gerhard Frey, logró entrar al Parlamento de Brandemburgo con un 6,1 por ciento de los votos hace dos años y obtuvo un 13 en Sajonia- Anhalt, y el Partido Republicano, de Rolf Schlierer, en Baden- Württemberg. En Austria, el Partido Liberal fundado por Jörg Haider y dirigido hoy por Herbert Haupt logró el 27 por cieno de los votos en las legislativas de 1999. En Bélgica, el Bloque Flamenco, de Franck Vanhecke, venció en las elecciones al Parlamento flamenco de 2003 con el 24 por ciento de los votos, el 33 en las elecciones municipales de Amberes de 2000 y casi el 10 en las últimas legislativas y europeas. En Francia, el Frente Nacional, de Jean- Marie Le Pen, consiguió el 15,3 por ciento de las papeletas en las legislativas de 1997 y el 18 por ciento en la segunda vuelta de las presidenciales de 2002. En Dinamarca, el Partido Popular Danés, de Pia Kjaersgaard, logró 24 escaños y el 13,2 por ciento de los votos en las legislativas de 2001. En Holanda, la Lista Pim Fortuyn, liderada por Matt Revén, consiguió 26 escaños en las legislativas de 2002 y formó Gobierno con democristianos y liberales. (Continuará) Proyecto Gran Simio La proposición no de ley que será debatida próximamente en ningún caso habla de derechos humanos a los grandes simios, sino del apoyo al trabajo del Proyecto Gran Simio y a la conservación de los grandes simios. Los derechos que desde el Proyecto Gran Simio se piden son: a la vida, a la libertad y a no ser torturados ni física ni psicológicamente. ¿Qué tienen de escandalosos estos derechos fundamentales? En ningún momento se pide derecho al voto, derecho a la vivienda ni a tantos otros de los que los españoles disfrutamos. Ante las preguntas que algunos medios han formulado, como: ¿es que el PSOE no tiene otra cosa más importante que hacer que defender a los simios? la respuesta es sencilla. ¿En base a qué se afirma que apoyar al Proyecto Gran Simio no es importante? Hace unos quinientos años Copérnico afirmó que la Tierra giraba alrededor del Sol. Se prohibieron sus escritos y se persiguió a Galileo y a todo aquél que respaldase esa idea. Sin embargo, las ideas de Copérnico han sido fundamentales para el desarrollo de la Astronomía. Hoy día sabemos que los chimpancés tienen cultura, que esa cultura varía según el lugar donde vivan, que si la cultura de los españoles es diferente a la de los japoneses, la cultura de los chimpancés del este de África es diferente de la de los chimpancés del oeste. Con el apoyo del Gobierno al Proyecto Gran Simio esperamos que España se una a otros países en la protección de los grandes simios y en formular una ley donde se les reconozcan esos tres derechos fundamentales, y que los grandes simios que se encuentran cautivos en nuestro país sean tratados más humanamente. Numerosas asociaciones y científicos están apoyando esta proposición no de ley al Proyecto Gran Simio. Pedro Pozas Terrados, secretario general del Proyecto Gran Simio La copia de los andaluces Parece que la reforma catalana ha provocado eco en los oídos de los padres de la reforma del Estatuto andaluz. Hay hasta veinte artículos copiados del farragoso texto del Estatut. Como en el caso catalán, la reforma andaluza nace sin el muy deseable consenso de las dos grandes fuerzas políticas a escala nacional, Partido Socialista y el Partido Popular. Alfredo Pérez Rubalcaba ha afirmado que si el PP rechaza la reforma del Estatuto de Andalucía es por no perder su discurso sobre la balcanización de España. Eso es una trampa, porque el PP sí apoyaba el texto, junto con el PSOE, en su redacción inicial. Y dejó de apoyarlo cuando los socialistas rompieron el consenso al meter inesperadamente lo de realidad nacional en el preámbulo. Es decir, ya tenemos un problema político donde antes no lo había. Se convierte la gobernación del Estado en un juego táctico donde los intereses de partido se cruzan con la lucha por el poder, cuando debería limitarse a aplicar consensos sobre las grandes cuestiones públicas. El PSOE nos ofrece a los andaluces, sin que se lo hayamos pedido, la posibilidad de ser más andaluces que españoles. Ese es en realidad el mensaje que se nos envía al calificar de realidad nacional a Andalucía, como si le faltara personalidad a esta tierra a la que, si algo le sobra es precisamente eso. José Antonio Boza Guillén. Sevilla lán, en la medida en que afecta a la convivencia nacional, sea sometida a referéndum. Son más de cuatro millones de firmas, ¡una barbaridad! El diez por ciento de la población ha dado el paso de acercarse a una mesa y escribir su nombre y su número de carné de identidad. Zapatero tendría en todo caso que explicar por qué la petición de cuatro millones de españoles- -un votante de cada cinco, insisto, un español de cada diez- -no merece su atención. En términos democráticos será difícil responder. Zapatero decía de Aznar cuando la guerra de Irak que no podía encogerse de hombros ante el sentir ciudadano. Zapatero, el que tanto clamaba para que Aznar escuchara el clamor de los manifestantes, está obligado a hacer lo mismo. Cuatro millones de firmas son muchos millones. Juan Carlos Moreno Moles Sevilla con el pie cambiado al Gobierno socialista: ha nacionalizado la producción de hidrocarburos. Es una decisión con la que había amenazado en repetidas ocasiones hasta que, manu militari la ha cumplido. Hasta al ministro de Industria español, José Montilla, no le ha quedado más remedio que mostrar la preocupación por el asunto. Tenemos, pues, que ser prudentes ha señalado. Y es que Bolivia, al nacionalizar el gas y el petróleo, incluye las explotaciones españolas de Repsol YPF. Es evidente que el Gobierno español no ha defendido los intereses nacionales. La supuesta amistad de Evo Morales y Zapatero no ha significado ninguna ventaja para España. Históricamente está bastante demostrado que nacionalizaciones de este tipo no ayudan al despegue económico de las naciones subdesarrolladas; pero lo seguro es que en las relaciones con el izquierdista Morales han prevalecido los prejuicios ideológicos del Gobierno sobre su obligación de defender los intereses de España. Diego Gómez Álvarez Sevilla Administración de Justicia Soy funcionario de Justicia destinado, como otros 10.500 compañeros, fuera de mi comunidad. Después de varios años sin que el Ministerio de Justicia se dignara a sacar un concurso, en mayo de 2005 comenzaron las promesas y por fin en noviembre fue la fecha. Después de tanto retraso y ante la indignación del personal, el Ministerio concedió a IECI, empresa de informática, la concesión para resolverlo, supuestamente para hacerlo con más eficiencia y celeridad. Pues bien, cinco meses después se resuelve el concurso provisionalmente. No sólo no se ha resuelto con mayor rapidez, sino que está plagado de errores. Los problemas son de lo más variopinto. Por ejemplo: han separado matrimonios (tenemos derecho a poder pedir destino a la misma ciudad que nuestra pareja) han dado la misma plaza a varias personas... Esta situación es desquiciante. Miles de personas están pendientes de la arbitrariedad de un ministerio que, con un sencillo programa de bajo coste bien aplicado, resolvería el problema en una semana. J. Suárez Cáceres El clamor de los ciudadanos Mariano Rajoy ha presentado una petición popular: que la reforma del Estatuto cata- Plan suicida en política exterior Evo Morales, el amigo con jersey de Zapatero, ha cogido