Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 MARTES 2 5 2006 ABC Gente Alain Mikli: Mi sueño es que un ciego contemple la Gioconda El costurero de la moda en gafas pasó por Madrid para presentar su nueva colección, Rouge passion y hablar de sus proyectos de integración con personas invidentes TEXTO: SILVIA CASTILLO FOTO: SIGEFREDO Enrique de Dinamarca y la carne de perro. Para horror de los amantes de los animales, el esposo de la Reina Margarita ha reconocido que le gusta comer carne de perro. En la revista Se H r el príncipe, de origen francés, describe el gusto de la carne de perro, que él califica de seca y la compara con la del ternero. abe todo acerca de una mirada. Es al mundo de la óptica lo que Coco Chanel al de la moda. De hecho, Alain Mikli (Armenia, 1955) se ha ganado el apodo de costurero de las gafas a base de investigar y crear colecciones de vista y de sol no sólo con su nombre, también para modistas como Claude Montana, Donna Karan, Sonia Rikiel, Issey Miyake y Jil Sanders, entre otros. Ha trabajado con el mago del diseño, Philip Starck, y sus creaciones también han aparecido en el cine de la mano de Wim Wenders Hasta el fin del mundo Mikli, además, ha colaborado en la exposición Toca y mira en la que transformó una serie de fotografías aéreas del mundo, realizadas por Yann ArthusBertrand, en una muestra para ciegos. Ahora ha sido su pasión por el rojo, color que domina su última línea de gafas, lo que le trajo por unas horas a Madrid. El rojo evoca dolor y felicidad, espectáculo, vida y muerte. Es el color de los toros asegura. -Estará convencido de que en España va a funcionar... -Eso espero. Llevo veinticinco años haciendo gafas en rojo, porque me encantan, al Los igual que la lencería de ese color. No se trata de una moda, porque no me gusta la moda. -No le gustará, pero llena de moda las miradas. -No, mis colecciones no son moda, porque eso es algo efímero y a mí me gustan los productos que duran muchos años. La moda se la dejo a Dior, Gucci... ¿Y las colecciones que ha hecho para Donna Karan, Issey Miyake... -He trabajado con ellos durante una época, pero es algo que no me interesa demasiado, hay cosas más importantes en la vida. -Con esa visión, ¿qué le parece que le llamen el costurero de las gafas? -Bien, los ojos son la parte más bonita y sensual del cuerpo humano. El lenguaje de una mirada es fantástico. ¿Le seduce más una mirada con gafas o sin ellas? -Me ha pillado. Si la mirada está acompañada de unas gafas bonitas, puede resultar interesante; si no, sin gafas. -Si ve a una mujer de espaldas, ¿juega a imaginar cómo son sus ojos? -Bueno, si se trata de una mujer de espaldas, antes miro un poco más abajo (risas) Sí, me Alain Mikli muestra algunas de las gafas de vista y de sol de su colección Rouge passion gusta imaginar cómo será su mirada, pero muchas veces me equivoco. Sin embargo, cuando miro a una persona de frente es difícil engañarme. -Con planchas de acetato superpuestas para crear relieve, interpretó las fotografías de Arthus- Bertrand para que los ciegos pudieran verlas en la muestra Toca y mira ¿Cómo se le ocurrió? -De una manera muy natural, porque es un material que utilizo para todo. Es muy sensual, muy moldeable, es cálido, no como el plástico, que no tiene calor. El acetato está compuesto por un alto porcentaje de algodón. ¿Esto podría ampliarse a otros campos artísticos? -Actualmente estoy trabajando con Yann Arthus- Bertrand en hacer fotos de retratos y más adelante queremos hacer exposiciones con obras maestras de la pintura. ¿Quiere decir que un ciego podrá contemplar la Gioconda, por ejemplo? -Ése es mi sueño, que un ciego vea la Gioconda, la contemple. Dentro de tres años esperamos contar con una sala de esas características en el Louvre. Ya hemos empezado a negociar al respecto, pero, de momento, es muy complicado. Un museo tan grande y tan famoso plantea muchas dificultades técnicas y problemas de seguridad para poder encontrar una sala donde se puedan tocar las pinturas. Imagine que la gente vaya al Louvre a tocar las pinturas.