Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 2 5 2006 Economía FESTIVIDAD DEL PRIMERO DE MAYO 79 Marcelino, vuelve El acto central de las manifestaciones del Primero de Mayo volvió a celebrarse en Madrid, donde el buen tiempo, el colorido, las gorras contra el sol y la música acompañaron a los cerca de 60.000 participantes, según los dos sindicatos convocantes. Este año se corearon nuevas consignas. La más escuchada, ante la proximidad de la firma de la futura reforma laboral: Más empleo fijo y menos temporal entre multitud de banderas de UGT, CC. OO. y de la República, que vivió el homenaje de los sindicatos en su 75 aniversario. Uno de los que más atención acaparó fue el ex dirigente de CC. OO. Marcelino Camacho, quien acompañado por su mujer, Josefina, se situó a la cabeza de la manifestación, junto a Fidalgo, Méndez, José Blanco (PSOE) y Gaspar Llamazares (IU) Marcelino, vuelve le gritaron algunos sindicalistas nostálgicos, mientras le saludaban y abrazaban con cariño. La única novedad de este año fue el recorrido, que se tuvo que acortar sin llegar a la Puerta de Sol, que se encuentra en obras. El escenario para los mítines de Méndez y Fidalgo se situó en la plaza de Canalejas. Los conflictos abiertos en Panrico, RTVE o SEAT se denunciaron en algunas de las pancartas. Hubo abucheos de los ex trabajadores de Sintel contra Fidalgo, convertidos ya en algo habitual. Los manifestantes madrileños subieron por la calle de Alcalá para escuchar los mítines de Méndez y Fidalgo JAIME GARCÍA Los disturbios en Alemania y Turquía rompieron la normalidad del Día del Trabajo ABC MADRID. Miles de trabajadores celebraron ayer el Primero de Mayo en las principales ciudades de Europa y Asia, donde reclamaron la eliminación de la precariedad en el empleo y se postularon, como es tradicional, a favor de la paz en el mundo, informa Efe. París albergó las concentraciones más esperadas tras el pulso mantenido en los últimos meses entre los estudiantes y el Gobierno en contra del Contrato de Primer Empleo (CPE) para los jóvenes. Los sindicatos franceses celebraron que el Ejecutivo cediera en sus pretensiones de instaurar este tipo de contrato. En Italia se vivieron momentos de tensión por la presencia en la manifestación de Milán de la ministra saliente de Educación, Letizia Moratti, quien fue abucheada e insultada por la reforma del sistema educativo que había propuesto, lo que le obligó a abandonar el acto. También en Turín, donde Un grupo de manifestantes en Berlin provoca disturbios callejeros EPA se concentró la manifestación más multitudinaria (unas 100.000 personas) se escucharon gritos en contra del ministro saliente de Cultura, el democristiano Rocco Buttiglione. Sin embargo, los incidentes más graves del Primero de Mayo tuvieron lugar en las ciudades alemanas de Leipzig y Rostock, donde grupos de neonazis se enfrentaron con manifestantes de grupos de izquierdas y organizaciones cívicas, pese al amplio dispositivo policial desplegado. También en Zurich un grupo de manifestantes arremetió contra algunos los escaparates que se encontraron en su camino. En Berlín, los sindicatos advirtieron del desmantelamiento pieza a pieza de las estructuras sociales por parte del Gobierno de la canciller Ángela Merkel. En Sarajevo, los manifestantes pidieron la dimisión del Gobierno y de la presidencia tripartita, así como una mayor protección social y más traba- jo. Algunas manifestaciones celebradas en Turquía acabaron en duros enfrentamientos entre los participantes y la policía. En Estambul se celebraron concentraciones que transcurrieron pacíficamente, en las que los participantes se solidarizaron con los trabajadores y gritaron consignas contra EE. UU. y la invasión de Irak. En Moscú se corearon consignas para erradicar la pobreza y garantizar a los trabajadores mayores salarios y beneficios sociales. Y en China, el Gobierno destacó la importancia de la seguridad para evitar accidentes durante el tradicional periodo vacacional de siete días iniciado ayer y que supone el único permiso oficial junto a la semana de celebración del año nuevo. En Manila, la policía bloqueó el paso de cientos de manifestantes que pretendían acercarse al Palacio Presidencial de Malacañang para exigir la dimisión de la presidenta filipina, Gloria Macapagal, principal demanda en el Día del Trabajo. El Congreso de Indonesia rechazó, a su vez, que fuera festividad nacional al considerar que tiene su origen en las ideas de Karl Marx. Y el presidente de Túnez, Ben Alí, anunció el aumento del salario mínimo coincidiendo con el Día del Trabajo.