Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 2 5 2006 77 Los sindicatos confían en que la reforma laboral termine con la alta tasa de temporalidad existente en España Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, asegura en una entrevista a ABC que en Europa no hay mercado energético La Policía allanó en marzo la sede de la filial de Repsol YPF y días después detuvieron a sus dos ejecutivos El presidente de la petrolera española se ha reunido varias veces en los últimos tres meses con Evo Morales hacer reflexionar al presidente del Gobierno sobre las políticas de alianzas en las que está inmerso. Muy buena persona Cabe recordar que cuando Evo Morales visitó España hace unos meses, Rodríguez Zapatero anunció la condonación de una parte muy sustancial de la deuda de ese país por programas educativos por valor de 120 millones de dólares. Zapatero calificó entonces al presidente boliviano como muy buena persona En los cien días de Gobierno de Evo Morales, ha habido ya varios incidentes importantes entre las autoridades bolivianas y Repsol YPF que han provocado la intervención de los diplomáticos españoles, encabezados por el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. El hecho más importante se produjo en marzo, cuando los dos primeros ejecutivos de Andina, la filial de Repsol YPF en aquel país, fueron detenidos por un supuesto delito de contrabando de petróleo valorado en 9 millones de dólares. Tanto el presidente de la empresa, el asturiano Julio Gavito, como el director de operaciones, el argentino Pedro Sánchez, tuvieron que pasar una noche en comisaría por decisión de la Fiscalía de Santa Cruz. Horas antes, varios fiscales y agentes de la Policía allanaron la sede de Andina en Santa Cruz. Morales, que días antes se había entrevistado con el presidente de Repsol YPF, Antonio Brufau, en La Paz, negó entonces que su Gobierno tenga algún afán persecutorio contra la petrolera española y afirmó que es tarea de la justicia determinar si sus ejecutivos han faltado a la ley. Fuerzas militares tomaron las instalaciones petroleras, como la de San Alberto, en la imagen captada de televisión AP TV El Gobierno español muestra su más profunda preocupación por el decreto El PP exige a Zapatero que defienda los intereses de las empresas de nuestro país cien días de Gobierno de Evo Morales se han registrado diversos incidentes graves entre las autoridades bolivianas y la petrolera española J. G. N. MADRID. La decisión del Gobierno de Evo Morales de nacionalizar los hidrocarburos en Bolivia, medida que daña seriamente los intereses de la petrolera española Repsol YPF, provocó ayer la reacción del Gobierno y del PP. El Gobierno, a través de la Dirección General de Comunicación Exterior del Ministerio de Asuntos Exteriores mab En los nifestó anoche su más profunda preocupación por la información procedente de Bolivia El comunicado subraya que el Ejecutivo espera que el plazo de 180 días anunciado por el presidente de Bolivia a las empresas extranjeras para regularizar sus actuales contratos abra un proceso de auténtica negociación y diálogo entre Gobierno y empresas en el que se respeten los intereses de uno y otros y se evite el envío de una señal negativa hacia la comunidad inversora internacional que sigue con atención el desarrollo de los acontecimientos Por su parte, el secretario ejecutivo de Economía y Empleo del PP, Miguel Arias Cañete, exigió al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que se involucre personalmente en la defensa de los intereses de las empresas españolas en el exterior. El anuncio de Morales pone de manifiesto, según afirma Cañete en un comunicado, el fracaso de la política exterior de nuestro país y la falta de peso en el contexto internacional del Gobierno de Zapatero Añadió que medidas renacionalizadoras e intervencionistas como ésta no contribuyen a dinamizar las economías de los países en vías de desarrollo. Donde no hay seguridad jurídica se compromete el futuro económico de un país En su opinión, este episodio debería