Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional MARTES 2 5 2006 ABC Caen dos narcos más del clan del hijastro de Oubiña, que quería introducir 6 toneladas de coca ÉRIKA MONTAÑÉS SANTIAGO. Esta vez, la puerta de entrada al viejo continente de más de 6.000 kilos de cocaína debía ser la gallega Costa de la Muerte. La casualidad o el azar quisieron que dos de esas toneladas- -apiñadas en 85 fardos de unos 25 kilos cada uno- -embarrancaran en la playa de A Barda, en la población coruñesa de Ponteceso, después de que un agente de la Guardia Civil fuera de servicio alertase de las maniobras que estaba realizando una potentísima planeadora en las proximidades de esta zona. De inmediato, una patrullera y un helicóptero policiales persiguieron a sus tres tripulantes, que lograron varar la lancha hasta el arenal y darse a la fuga en un lujoso Audi, donde les aguardaban otros tres narcos De los seis fugitivos, la Guardia Civil logró detener ayer, según confirmó el delegado del Gobierno en Galicia, Manuel Ameijeiras, a dos: uno, en una parada de taxi de la localidad de Baio y otro, en los alrededores de esa zona tomada literalmente por agentes que mantienen abierta la operación a la espera de más apresamientos. Frenéticas han sido las últimas 48 horas para el amplio dispositivo antidroga activado en La Coruña. En la mañana del domingo, y minutos después del episodio descrito en la playa de A Barda, fuentes de Salvamento Marítimo alertaban del hundimiento de una segunda lancha a una milla de Finisterre, de la que se pudo rescatar a sus dos ocupantes, ambos con una cantidad de dinero inusual en sus bolsillos. No tardó en descubrirse que uno de ellos era el hijastro del capo de la droga Laureano Oubiña, David Pérez Lago, y en relacionar a los dos individuos tanto con una tercera lancha, que consiguió huir, como con el importante alijo intervenido en Ponteceso. El puente de mayo se cobra la vida de 37 personas, tres menos que en 2005 Las mayores retenciones, hasta 40 kilómetros, se produjeron en Barcelona fin de semana fue el sábado, al registrarse un total de 21 víctimas mortales en 14 accidentes. El siniestro más grave se produjo en Madrid ABC MADRID. Un total de 37 personas han perdido la vida en los 28 accidentes de tráfico registrados durante el puente de mayo, a falta todavía de una jornada para que finalice la operación retorno debido a que en la Comunidad de Madrid hoy también es festivo. Esta cifra se aproxima a los 40 fallecidos del puente del año pasado, que tuvo la misma duración. La tranquilidad ha sido la nota predominante en la práctica totalidad de las carreteras españolas, excepto en las entradas a Barcelona, donde se registraron retenciones que sumaron hasta un total de cuarenta kilómetros, y Burgos, con 10 kilómetros. Según la Dirección General de Tráfico, los accidentes mortales ocurridos en las carreteras han dejado tras de sí b El día más trágico del un total de 28 heridos graves, mientras que 18 lo han sido de carácter leve. El día más trágico del fin de semana fue el sábado, cuando se contabilizaron un total de 21 víctimas mortales en 14 accidentes. Por su parte, el domingo perdieron la vida 6 personas en cinco siniestros. Ayer murieron cinco en otros tantos accidentes mortales. El siniestro de mayor gravedad durante el puente de mayo se produjo el sábado, en la localidad madrileña de Getafe, en el kilómetro 48 de la M- 50 donde un vehículo se salió de la calzada y se partió por la mitad. Ninguno de sus cuatro ocupantes sobrevivió. El accidente, que se produjo alrededor de la una de la tarde a la altura de la conexión con la Radial- 4, costó la vida a dos hombres de 54 y 75 años, que viajaban en los asientos delanteros, y dos mujeres de 50 y 74, que estaban en la parte trasera del vehículo. La última jornada del puente- -salvo para los madrileños, que hoy celebran su fiesta regional- -estuvo marcada por la circulación fluida en todas las carreteras, salvo en las entradas a Barcelona. Según los datos de la Dirección General de Tráfico, en Tarragona se registraron ocho kilómetros de atascos en dirección a Barcelona en la AP- 7 y diez más en la N- 340 en El Vendrell. Mientras, en Gerona se produjeron 11 kilómetros de retenciones en la C- 35 y otros cuatro en la C- 31, y tres más en La Junquera. Por último, en Barcelona hubo ocho kilómetros de atasco en la C- 32. Problemas en el Cantábrico Además de en la capital catalana, también se registraron dificultades en los accesos a Vizcaya desde Cantabria. La A- 8, autovía del Cantábrico, sufrió retenciones en dirección al País Vasco en Castro- Urdiales. También hubo problemas en las vías de acceso a Cádiz y en Valencia. El operativo especial puesto en marcha por la Dirección General de Tráfico a las tres de la tarde finaliza a las doce de la noche de hoy y sus responsables estimaron que durante estos días se han producido un total de 6,7 millones de desplazamientos. Antecedentes por narcotráfico El delegado del Gobierno confirmó ayer que los más de 2.000 kilos de cocaína incautados y los cuatro detenidos se encuentran ya en dependencias judiciales de la ciudad de La Coruña, mientras se efectúan minuciosos rastreos en toda la Costa de la Muerte en busca de los otros cuatro responsables. Ameijeiras aseguró también que los apresados tienen, todos ellos, importantes antecedentes vinculados al mercadeo de estupefacientes. No hay más que mirar el caso del propio Pérez Lago, que fue condenado el pasado mes de enero por la Audiencia Nacional a seis años de prisión por un alijo de hachís de trece toneladas y que logró huir sin pisar una celda. Un muerto y tres heridos en un accidente ocurrido en la provincia de Granada EFE Un interno de una residencia geriátrica de Tenerife mata de una puñalada a otro paciente B. S. SANTA CRUZ DE TENERIFE. Una antigua discusión no resuelta podría haber sido el motivo por el que un paciente de una residencia geriátrica de La Orotava, en el norte de Tenerife, apuñaló y causó la muerte de otro, que se encontraba en silla de ruedas, con un cuchillo de cocina, poco después del mediodía del domingo. El suceso ocurrió alrededor de las tres y media de la tarde, cuando el supuesto homicida, de 62 años, irrumpió en la habitación de la víctima y, tras trabarse en un forcejeo con una enfermera que se encontraba en el lugar, se hizo de un cuchillo que se encontraba en la bandeja de la comida y la amena- zó. La enfermera logró escaparse a otra habitación, pero esto hizo que el agresor se dirigiera al ocupante del cuarto, que poco pudo hacer desde su silla de ruedas para evitar que el cuchillo se clavara en el tórax. Una vez reducido el presunto asesino, los intentos de reanimación aplicados a la víctima, de 58 años, resultaron inútiles, por lo que murió poco después. La Guardia Civil, que investiga el hecho, detuvo al agresor, que presenta alguna patología psiquiátrica. El Hospital de la Santísima Trinidad, lugar del suceso, es un organismo del Cabildo de Tenerife que tradicionalmente ha servido para la acogida de mayores.