Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional MARTES 2 5 2006 ABC PROPAGANDA HECHA CIENCIA ace tiempo que me asombra la indulgencia con la que ese eslogan socialista de la alianza de civilizaciones ha sido recibido en el debate público. Pero lo que no esperaba es que llegara tan lejos, a las oposiciones de la carrera diplomática, como ha revelado ABC, y allí se ha quedado instalada con la misma pretensión de dignidad científica que los más respetados ámbitos del saber de las ciencias sociales. El ministerio de Asuntos Exteriores alega que había que adaptar el temario a los cambios de la política internacional de los últimos años, pero no explica qué hacen los mítines del presidente convertidos en supuesto saber académico EDURNE evaluable para los aspiURIARTE rantes a diplomáticos. La alianza de civilizaciones es un eufemismo semejante al proceso de paz con la diferencia de que el primero se aplica al terrorismo islamista y el segundo al etarra; aparentemente pacifista, bondadoso y progresista, siempre que uno no se interese por saber sus implicaciones en política antiterrorista. Si lo hace, descubre que es la estrategia principal del Gobierno en la lucha contra el terrorismo islamista y que significa algo parecido al proceso de paz, que el terrorismo se soluciona dialogando con los terroristas y con los fundamentalistas que lo sostienen. Y con otra diferencia, que las trampas lingüísticas del proceso de paz están sometidas a debate, porque eso es política nacional, pero la alianza de civilizaciones se impone diluida en la indiferencia ciudadana que rodea los asuntos internacionales. Pero, además, hay otro factor que ha llevado a la alianza de civilizaciones a destinos tan respetables, sea la carrera diplomática o las mismas Naciones Unidas, y es que se complementa con la nada. Fuera de los lugares comunes de los eslóganes pacifistas, no hay ninguna teoría ni reflexión intelectual o académica que lo sustente. Y no hay nada porque es un concepto publicitario y no intelectual, creado por publicistas para líderes políticos decididos, como Zapatero, a vivir de espaldas al conflicto internacional más importante de los últimos años, el fomentado por el fundamentalismo islámico. Este último no figura en los mítines del presidente ni tampoco he podido localizarlo en el temario de las oposiciones a diplomático, a pesar del esfuerzo de adaptación a los cambios internacionales reivindicado por el ministerio de Asuntos Exteriores. Para entender cómo es posible que los académicos se dejen liderar ahora por los publicistas en su propio terreno, podemos volver a un pasaje del desaparecido Revel, el del tabú que paraliza allí donde la censura ha dejado de existir: a veces, más incluso que la convicción, es el temor de qué dirán ideológico quien tiraniza y amordaza la libertad de expresión (El conocimiento inútil) Los conceptos pacifistas como la alianza de civilizaciones están rodeados de tabú. Y esa es la clave de su éxito político y también intelectual. H El general García González (izquierda) conversa con Arruche (derecha) ante el Almirante Zaragoza CHEMA BARROSO Familiares del Yak creen a Arruche y al ex JEME culpables del accidente Celebran la extraña casualidad de la destitución de ambos el mismo día b A juicio de las familias de las víctimas, el mismo PSOE que ascendió a los dos en 2004, aprovecha ahora para echarlos por la puerta de atrás L. L. C. MADRID. Se ha destituido a dos mandos relacionados con el caso Yak- 42. Según Zaplana y Trillo, serían los dos actores principales del accidente. Nosotros los creemos secundarios, pero culpables A falta de apenas un mes para que se cumpla el tercer aniversario del siniestro del Yakovlev en el que perdieron la vida 62 militares españoles, familiares de las víctimas no han perdido ocasión de expresar su complacencia por el cese el pasado viernes del director general de la Guardia Civil, Carlos Gómez Arruche, y el jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME) José Antonio García González. El primero, -recuerdan en un escrito remitido a ABC- -señalado en el Congreso por el ex ministro de Defensa, Federico Trillo, como responsable directo de los vuelos de sostenimiento a Afganistán en su calidad de jefe de Estado Mayor del Mando Aéreo de Levante el 26 de mayo de 2003, fecha del siniestro. El segundo, apuntado en el Parlamento y también por Trillo como la persona que tomó la decisión de contratar el Yak en vez del avión Tupovlev en que se había pensado en un primer momento para realizar el transporte del contingente, todo ello durante la etapa en que García González fue segundo JEME Para los familiares, que los dos altos cargos hayan sido descabalgados de sus respectivos puestos el mismo día es una extraña casualidad Consideración intencionada, tras la que no ocultan su idea de que el titular de Defensa, José Antonio Alonso, ha dado nada más llegar al Ministerio la penúltima lección a los presuntos implicados en la tragedia del Yak con un gesto por el que los afectados no esconden su satisfacción. Ni más ni menos como lo hicieron cuando José Bono, dos meses después de desembarcar en Madrid, relevó a toda la cúpula militar en junio de 2004 tras anunciarlo exactamente el mismo día en que se hacía público el informe sobre los fallos en la identificación de las víctimas del Yak. O como, un mes más tarde, el mismo ministro mandaba a la reserva a los generales José Beltrán Oña y Vicente Navarro Ruíz, firmantes de las necropsias. Las dos últimas destituciones- -añaden- por un lado nos alegran y por el silencio nos descontentan Porque para estas familias no hay buenos ni malos, sino búsqueda de la verdad que se les negó durante muchos meses, y por eso recuerdan que Arruche y García González fueron promocionados cuando llegó el PSOE, sabiendo que eran unos de los culpables del Yak- 42 Ahora el PSOE aprovecha el tiempo pasado para echarlos por la puerta de atrás, para contentarnos a las familias, y no hacer ruido con el escándalo que provocaría saber que ambos fueron ascendidos por el propio PSOE Defensa nombra nuevos directores de Armamento y de Infraestructuras El general José Julio Rodríguez Fernández será el nuevo director general de Armamento y Material del Ministerio de Defensa y Julián Sánchez Pingarrón el director general de Infraestructuras. El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, propondrá ambos nombramientos en el Consejo de Ministros del próximo viernes. El general José Julio Rodríguez- -general de División del Ejército del Aire y actualmente adjunto en la Inspección General del Plan Director de Sistemas de Infraestructuras y Telecomunicaciones- -sustituirá en el cargo al general Carlos Villar, nuevo Jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME) Mientras, Sánchez Pingarrón, hoy director gerente de la Gerencia de Infraestructuras y Equipamientos de la Defensa, relevará a Joan Mesquida, nombrado director general de la Guardia Civil.