Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 LUNES 1 5 2006 ABC Economía Evolución de los tipos impositivos del Impuesto sobre Sociedades 1995 Alemania 38,60 2005 56,80 Italia España Malta Bélgica Francia Grecia Holanda Luxemburgo Dinamarca R. Unido Suecia Portugal Chequia Finlandia Austria Eslovenia Estonia Polonia Eslovaquia Hungría Letonia Lituania Irlanda Chipre EU 25 EU 15 52,20 37,30 35,00 35,00 35,00 35,00 40,20 34,00 36,70 33,80 40,00 32,00 35,00 31,50 40,90 30,40 34,00 30,00 33,00 30,00 28,00 28,00 39,60 27,50 41,00 26,00 25,00 26,00 34,00 25,00 25,00 25,00 26,00 24,00 40,00 19,00 40,00 19,00 19,60 17,50 25,00 15,00 29,00 15,00 40,00 12,50 25,00 10,00 35,00 26,30 38,00 30,10 Economía busca fórmulas para evitar que la reforma fiscal enturbie los resultados de las empresas La reducción de tipos en el Impuesto de Sociedades obliga a ajustar los balances b Solbes ha puesto en marcha un grupo de trabajo con miembros del Banco de España, del ICAC y de su Ministerio para buscar una solución contable al problema YOLANDA GÓMEZ MADRID. La rebaja de tipos en el Impuesto de Sociedades, desde el 35 al 30 con carácter general, y del 30 al 25 en el caso de las pymes, puede tener en un primer momento un efecto pernicioso para los resultados de algunas empresas, según denuncian fuentes del sector financiero. Esto es así, porque la actual normativa contable obliga a las empresas a contabilizar en sus balances lo que denominan impuestos anticipados en función de lo que esperan que Hacienda les devuelva en el futuro. De este modo todo lo que ahora tienen contabilizado en sus activos como impuestos anticipados a un tipo del 35 tendrán que reducirlo al 34 33 32 ó 30 dependiendo del ejercicio en el que esperen recuperarlo, con lo que en el cierre de las cuentas de este año 2006 deberían reflejar una depreciación de estos activos, con la consecuente merma para los resultados empresariales. Algunas empresas, fundamentalmente del sector bancario, han denunciado este hecho ante el Ministerio de Economía, que no ha hecho oídos sordos a la petición. Fuentes del Departamento que dirige Pedro Solbes explicaron a ABC que el objetivo de la reforma fiscal no es perjudicar a las empresas, sino todo lo contrario. Por ello, se ha creado un grupo de trabajo compuesto por miembros del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) del Banco de España, y del propio Ministerio de Economía, que busca una solución de tipo contable a este problema. La propuesta que salga de este grupo de trabajo podría introducirse vía enmienda a la ley de reforma del IRPF y del Impuesto de Sociedades que ahora se tramita en el Congreso de los Diputados. Fuentes del sector financiero consultadas por ABC explicaron que una solución sería adelantar ya a 2006 la rebaja de un punto en el Impuesto de Sociedades, con lo que los menores pagos por el tributo compensarían la citada depreciación de activos. También proponen como solución que la ley de la reforma del IRPF no incluya, con carácter imperativo, esta rebaja paulatina de tipos, y que fuera Solbes y Caruana en una reciente comparecencia pública EFE La mayor parte de las empresas que cotizan en el Ibex, y las entidades financieras, entre las afectadas La CEOE considera más grave que este desfase contable la supresión de la deducción por reinversión año tras año, cuando se aprobara esta reducción, lo que eximiría a las empresas de contabilizar esta depreciación de activos en sus balances. El Ministerio de Economía, sin embargo, no prevé adelantar plazos de aplicación, sino, más bien, buscar una solución de tipo contable para las compañías afectadas. Y son muchas las sociedades que pueden encontrarse con este problema, entre ellas la mayor parte de las que cotizan en el Ibex- 35, la mayoría de los bancos y cajas de ahorros, y desde luego todas las empresas que exteriorizaron sus compromisos por pensiones. Hay algunas deducciones y bonificaciones que no se pueden aplicar com- pletamente en un ejercicio y que se añaden a esta anotación en el balance. Este el caso, por ejemplo, de la deducción por reinversión de beneficios empresariales, que según la normativa actual puede aplicarse a lo largo de cuatro años, o por la exteriorización de planes de pensiones, que permitir a la empresa aplicarse deducciones a lo largo de diez años. Estas cifras aparecen ahora en el balance de las compañías teniendo en cuenta un tipo del Impuesto del 35 Sin embargo, cuando a finales de este año el BOE publique la reforma fiscal tendrán que ajustar el valor de estos impuestos anticipados dependiendo del año en que se prevé recuperarlos al tipo que corresponde, que si es en 2011 o años siguientes, será el 30 Es decir, el valor de estos impuestos anticipados puede reducirse hasta más de un 14 Sólo en la banca, los impuestos diferidos netos, es decir la diferencia entre los citados tributos anticipados, y al revés, las deudas de la empresa con Hacienda, ascienden a unos 8.000 millones de euros. Si el tipo del Impuesto de Sociedades pasara automáticamente del 35 al 30 la merma en los resultados empresariales ascendería a 1.100 millones. Estas son cifras máximas, que nunca llegarían a producirse totalmente, porque la rebaja no es de golpe, sino paulatina, y además parte de es-