Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 1 5 2006 31 Los vecinos de La Moraleja rechazan la instalación de parquímetros que pretende el Ayuntamiento socialista Detenido un kamikaze borracho que circuló cuatro kilómetros en sentido contrario por la A- 1 Las participantes femeninas fueron sólo 680, un 5 por ciento del total de inscritos, según informó la organización Los atletas también se beneficiaron del menor tráfico. Y con ellos, muchos madrileños y turistas que vieron durante buena parte de la mañana las grandes avenidas de la almendra central peatonalizadas. Durante todo el recorrido, además de los fervorosos animadores, se vieron más bicicletas y patines de lo normal. Poco a poco, la estela de atletas fue dejando el tráfico libre: a las 12 horas se abrió en la zona oeste, a las 14.00 horas en el norte, y a las 15.15 horas todas las calles afectadas por el este, menos Alcalá hasta el Retiro, que quedó libre alrededor de las 13.45 horas. La primera calle en estar libres de coches fue el paseo de Recoletos, de donde partió la gran Maratón, a las 9.30 horas. Un cuarto de hora antes comenzaron las participantes femeninas, sólo 680, según informó ayer la organización. Tras ellas, el río humano siguió por todo el Paseo de la Castellana hasta Chamartín, Bravo Murillo, Cuatro Caminos, hasta Islas Filipinas, en el kilómetro 10 de la prueba. No faltó el avituallamiento durante el recorrido para los miles de corredores que se atrevieron con la durísima prueba ñó a los deportistas en varios puntos de la ciudad. Especialmente elocuente era el Aleluya de Haendel que sonaba, junto a los gritos de ánimo y los ¡campeones, ya queda menos! a la entrada del Retiro, donde concluían los 42 extenuantes kilómetros (con 192 metros) Los corredores también encontraron un buen avituallamiento y servicios por el camino, que protagonizan algunas de las cifras de la carrera: 11.000 litros de bebidas, 30.000 piezas de fruta fresca y más de 4.500 personas, entre servicios médicos, policías y voluntarios. Sobre la nueva ruta, la opinión era conjunta: Ha sido más duro, lleno de cuestas pronunciadas, sobre todo en la segunda parte del maratón, por el Parque Juan Carlos I, en el kilómetro 37 afirmaba Luis Miguel Pino, agotado en el tramo final. Pero tenaz hasta la meta, por sexto año consecutivo. El Maratón de Madrid siempre ha sido de las más duras, pero también en las que más gente anima afirma Félix Cuesta Arribas- tiene guasa el nombre para un corredor bromea- segoviano, que a sus 52 años se precia de ser de los más veteranos, que ha participado en esta prueba en las 29 ediciones. Seremos unas 20 personas Experto como ninguno, recuerda cómo hace 29 años la carrera no tenía nada que ver, sobre todo no había tanta gente; yo salía de casa casi a escondidas, porque la gente te decía que estabas medio loco Una ruta más fría y dura Fue en este punto donde la carrera este año cambiaba su itinerario habitual, que tradicionalmente se adentraba en la Casa de Campo y continuaba por el centro de la ciudad. Esta vez, las obras de la M- 30 impidieron lo primero, y las del túnel de la risa en Sol, lo segundo. El Maratón Popular invitó a los madrileños y a los visitantes a conocer el Madrid más moderno. Ha sido un recorrido más frío, porque en zonas como Ifema, apenas había gente animando señala Javier Velasco, que echó de menos el paso por Sol, el Palacio Real, o por la calle Fuencarral, tan estrecha que teníamos que ir uno detrás de otro, y nos ponían la banda sonora de Carros de Fuego muy emocionante También en esta ocasión, la música en vivo- -gaiteros incluidos- -acompa- El keniata Ngolepus y la tanzana Katesigwa coronaron el podio M. D. G. África, una vez más, demostró que es el continente más veloz. El keniata Joseph Ngolepus y la tanzana Banuelia Katesigwa pusieron nombres propios al podio de las prueba de ayer. El primero de ellos se adjudicó el triunfo en la 29 edición. Batió el récord en la categoría masculina. No en Atenciones médicas Este año han sido 8.300 los que han conseguido alcanzarla, emulando la gesta del soldado griego Filípides, allá por el año 490 a. C. (aunque él murió de fatiga) Afortunadamente menos graves fueron las incidencias que tuvieron que atender ayer los 150 efectivos del Samur: un total de 115 intervenciones, en su mayoría lipotimias o golpes de calor, casi siempre en la meta. Seis personas sufrieron caídas- -una cifra bastante atípica- aunque nada grave. Y sólo cuatro tuvieron que ser trasladados al hospital Gregorio Marañón para un examen más profundo, aunque fueron dados de alta ayer. vano, ya es un experto en la materia, puesto que se impuso en el maratón de Berlín de 2001. Su registro fue de 2.11.30. Presidió el pelotón de cabeza desde el inicio de la prueba. En el último kilómetro y medio se despegó del grupo para llegar en solitario a la meta en El Retiro y batir a sus dos compatriotas, Silas Sang y James Moiben, segundo y tercero, respectivamente. Por otra parte, Katesigwa, que era la favorita en su modalidad, alcanzó un registro de 2.34.54, aunque no marcó récord. Las keniatas Florence Barsosio y Beatrice Omwanza fueron segunda y tercera, respectivamente.