Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 LUNES 1 5 2006 ABC Madrid Una riada de 13.000 corredores se adueña de la capital a lo largo de 42 kilómetros El 29 Maratón Popular cerró numerosas calles al tráfico, algo menos denso gracias al puente b Finalizaron la carrera 8.300 per- sonas, un 63 por ciento del total. La nueva ruta resultó más dura, pero el buen tiempo, la música y el público animó el trayecto MIGUEL DOMINGO GARCÍA MADRID. Domingo, y muy buen tiempo... es un día estupendo para correr afirma Antonio Vaquero, joven trabajador en una firma de coches. En su tiempo libre, también atleta. Junto a él, 12.999 personas más participaron en la vigésimo novena edición del Maratón Popular de Madrid, que se celebró durante toda la mañana de ayer por los 42 kilómetros (como mandan los cánones) que rodearon prácticamente toda la capital. Domingo, y además puente. Esa casualidad, un bendición caída en el calendario, permitió que la larguísima fila de corredores que tomó prácticamente toda la ciudad entorpeciera la circulación a un número de conductores menor de lo habitual. Las calles estaban prácticamente vacías, por lo que no se produjeron graves atascos, a pesar de que la carrera afectaba a vías estratégicas como la A- 6 o la A- 2. Pese a todo, inevitablemente, volvieron a sucederse las calles cortadas, las sorpresas, los itinerarios imprevistos, las vueltas y más vueltas... Y por supuesto algunos enfados. Ha habido algunos despistados que no se habían enterado señalaba uno de los más de 1.000 agentes de la policía municipal y de movilidad que ayer se encargaron de ordenar, en lo posible, el holgado tráfico de la ciudad. Yo sí sabía que había maratón, pero cualquiera se aprende el recorrido entero se quejaba Luis, un taxista. Ciudad cortada La carrera también se lo puso difícil a Daniela, de 30 años, que no pudo utilizar el coche porque el maratón pasaba delante de su garaje a la altura de Mar de Cristal (kilómetro 25) No me he acordado, así que he tenido que ingeniármelas para llegar a mi destino, en Móstoles y utilizó, como recomendaron desde el Ayuntamiento, el transporte público, en concreto el Metro. En Madrid se tiene asumido que el día del Maratón se corta la ciudad, es bueno que la gente participe y esté en la calle afirmaba José Manuel Medrano, que disfrutaba a pie de carrera. Menos animados se mostraban algunos en sus coches: Cuando no es la bicicleta, son las maratones... siempre hay algo los domingos se quejaba un conductor, con demasiada prisa para dar su nombre. El buen tiempo animó a los corredores a participar en una de las carreras más populares de la capital FOTOS: ERNESTO AGUDO