Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 1 5 2006 Nacional 17 Quiere que el PNV sea una fuerza tranquila Estas semanas van a ser decisivas porque la cuenta atrás ha comenzado. Egibar ha dicho que antes del verano habrá una declaración política del presidente y que la izquierda abertzale lo sabe Imaz vuelve a Madrid CHARO ZARZALEJOS MADRID. ¿Ves de verdad el final? Yo, como el lobo, dice Josu Jon Imaz, que el jueves llegará a La Moncloa sin afán alguno de meter el gol, que a ellos ya se lo metieron, y sí de colocar la pelota a favor. El presidente del PNV es en estos momentos lo que se conoce por hombre tranquilo y ello, pese a las miradas y los cálculos que le acechan. El primero, de la izquierda abertzale en posición de presionar cada vez más sobre su partido para que- -con nitidez y sin miedos opte de una vez por la vía soberanista el segundo, de los socialistas, que hacen arrumakos a esa izquierda abertzale con la que, una vez reconvertida, ejercer el poder. Imaz, como todos los demás, va a apoyar la iniciativa del presidente del Gobierno, sabedor además de que se pone enfrente de un hombre osado y con estrella. No espera grandes sorpresas. En el PNV se tiene muy claro que antes del verano el Congreso dará el visto bueno a los contactos oficiales y que mientras estemos tumbados en la playa, casi sin enterarnos, muchos presos se acercarán al País Vasco. Y si las cosas van bien, antes de las navidades otros- -y no pocos- -estarán en la calle. Eso sí: los que tienen terribles delitos de sangre no entrarán en ese saco. Esos seguirán en la cárcel y, además, cuando salgan se tendrán que ir muy lejos El hombre tranquilo que es Imaz sabe que tendrá que competir con la izquierda abertzale en las elecciones municipales y que Euskadi se va a convertir en una batidora política. En este panorama ha decidido que su partido, el PNV, tiene que ser también una fuerza tranquila y de entrada lo que no va a consentir es que otros- -los que aún tienen las armas- -se adueñen de la historia y se atribuyan méritos que no les corresponden; y en ningún caso va a apostar por el aventurerismo político. ¿Con Ibarretxe? Es el lendakari quien en su momento tenga que decir lo que quiere. Aún quedan tres años que van a ser muy intensos Lo que ni le impresiona ni entiende es el juego de que Ibarretxe y él están en dos mundos distintos, que hay diferencias entre ellos. El presidente sabe que cuando Ibarretxe sale de su despacho, la persona con la que primero y más intensamente habla es conmigo, y sabe que yo hago lo mismo dice Imaz. Es probable que durante este mes de mayo el presidente tenga que decolgar el teléfono más de una vez. Y es probable, incluso, que reciba de nuevo a Mariano Rajoy. En realidad, ha comenzado la cuenta atrás y las semanas que se avecinan van a ser decisivas para que el Gobierno verifique lo que en reali- dad para ellos es una certeza desde el día uno: que esto se ha acabado. Como se ha asumido que puede haber accidentes -y cuando los hay es a pesar de ETA- hay un cierto margen de maniobra. Además, y según afirman en el Foro Nacional de Debate, lo que da tranquilidad es saber que Zapatero necesita que esto salga bien, y los otros saben que es ahora cuando han de dejarlo porque de lo contrario tendrán que pasar muchos años para que se pueda admitir un nuevo proceso Josu Jon Imaz, tras una reunión con Ibarretxe el pasado 31 de marzo den es un coche de segunda mano A los ciudadanos les importa el paro, y es posible que a no tardar les comience a preocupar cómo salir del desmesurado endeudamiento. Hace unos años el entonces vicepresidente Rodrigo Rato aconsejó a las familias españolas utilizar la bajada de tipos para ir saldando deuda. Naturalmente, nadie le hizo caso, y ahora que el ministro Caldera anuncia espectaculares datos del paro, muchos van a creer que esto es jauja. La magia que el presidente aplica a la política no es la herramienta adecuada para la economía. Los números son más tozudos que los Estatutos, que a fin de cuentas, y llegado el caso, se salvan con pitillo y abrazo en La Moncloa. Atentos a mayo, que no va a ser un mes cualquiera. Hace unos días, Joseba Eguibar dijo en una entrevista radiofónica en el País Vasco que antes del verano el presidente del Gobierno hará una importante declaración política y que la izquierda abertzale lo sabe Últimamente, del presidente se sabe muy poco. TELEPRESS ¿A qué espera ETA para decir adiós? El actual será largo, duro y difícil, especialmente si se piensa en los presos de ETA. Pero ¿por qué tiene que ser largo, duro y difícil que ETA, si realmente así lo ha decidido, diga a todos que se va? ¿A qué espera para que todos los ciudadanos podamos compartir con el Gobierno esa certeza que el Ejecutivo tiene? Habrá que seguir esperando, pero ni los terroristas ni sus más próximos deben ponerse estupendos Eso pasó a la historia porque ya todos- -y de manera especial los ciudadanos vascos- -han percibido que ETA es batible. En palabras de Imaz, lo que ven- Imaz es un hombre tranquilo consciente de que tendrá que competir con la izquieda abertzale en las elecciones locales Ibarretxe insiste en que Zapatero sabe que debe reconocer el derecho de los vascos a decidir M. L. G. F. BILBAO. El lendakari Ibarretxe da por supuesto que el final del proceso de paz y de la negociación política entre partidos será el reconocimiento del derecho a decidir de los vascos. Según asegura en una entrevista en El Correo Zapatero es consciente de que no habrá solución si no se respeta la decisión de los vascos. En el corazón del proceso de normalización está alcanzar un acuerdo sobre el derecho a decidir y la obligación de pactar cómo se ejercita señala Ibarretxe. En su opinión, hay que aclarar si se respeta la decisión de la sociedad vasca, y si decimos que sí, como sostiene una parte del Partido Socialista, pues acordemos El lendakari insiste en que la discusión se centra en el derecho a decidir en la obligación de pactar y en que el debate es si la sociedad vasca tiene o no derecho a decidir Tengo claro que no resolveremos el problema que tenemos desde hace 167 años si no se respeta la decisión de la sociedad vasca recalca Ibarretxe. Según el lendakari, Zapatero es consciente de que de esto es de lo que tenemos que hablar porque ése es el debate desde 1839