Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D 7 30 4 06 Aquel velero llamado Libertad sobrevive casi como un buque fantasma embarrancado en el pantano de Buendía. Sin embargo, José Luis Perales, a pesar de ser de tierra adentro, pero que muy adentro (Castejón, Cuenca, 1945) ha vuelto a embarcarse en una nueva travesía musical. Navegando por ti es su nuevo disco tras seis largos años sin echarse a la mar discográfica -La pregunta resulta obvia. ¿Y quién es él, el señor Perales? -Creo que el mismo que la gente ve y se imagina a través de mis canciones. Soy la persona más cotidiana que se pueda encontrar, que no renuncia a ir al cine porque le pidan un autógrafo, que le da igual que alguien le pare por la calle. No quiero renunciar a ser quien soy, es más, nunca he renunciado a nada por ser artista. Soy como usted o como cualquier persona de las que me encuentro por la calle, las mismas personas a las que canto, la gente de a pie para la que escribo las canciones, ése soy yo, un ciudadano de a pie. -Sale usted retratado en la portada como Leonard Cohen (aunque sin bancarrota) en plan sabio, profundo. -La verdad es que en la foto está muy bien captado ese momento en el que uno piensa en muchas cosas, ese momento de madurez. Como canto en Qué más quisiera yo como si estuviera mirándome al espejo y diciendo, qué pena que esta canción que estoy haciendo ahora no sea la primera, la de hace treinta, cuarenta años. -Ha comentado usted que este es el primer disco que ha hecho como ha querido Suena fuerte en alguien de tanto éxito. -Así al pie de la letra sí suena fuerte. Me refería a que este álbum es un disco muy especial. No es que reniegue de los anteriores ni que haya hecho cosas forzadas, aunque siempre hay que ceder algo cuando se trabaja con una discográfica. Me refiero, me refería también, a que en esta ocasión sólo hemos opinado mi mujer, mis hijos, Pablo y María, y yo. En ese sentido, realmente no ha metido mano nadie más que nosotros. -Parece que la relación con el productor de moda, Javier Limón no ha resultado amarga, ni mucho menos ácida. -Tenía bastante claro que quería hacer un disco más minimalista, más básico, más directo, sin orquestaciones, y pensé en Javier Limón del que ya conocía Lágrimas negras Más que yo, ha sido mi GUTIERREZ Y DE LA FUENTE 20 D 7 LOS DOMINGOS DE José Luis Perales COMPOSITOR Y CANTANTE, esta semana publica su nuevo disco, Navegando por ti Yo no canto, yo cuento; no soy cantante, soy contante de cosas usted no ha llevado la voz cantante. -Soy más compositor que cantante, no tengo ninguna duda. Yo no canto, yo cuento; no soy cantante, soy contante de cosas. ¿Cuándo tuvo claro que quería huir del mundanal ruido? -En los primeros años de mi carrera carrera entre comillas, odio esa expresión) de mi actividad musical, vivía en Madrid y como artista no sentía ninguna presión. Me fui porque quería que mis hijos se criaran lejos de la farándula, que nadie supiera quiénes eran, que fueran niños normales, que nunca tuvieran que ejercer de niños de famoso. Quería apartarlos de los paparazzi que ya empezaban a aparecer. -De sus canciones se han hecho multitud de versiones. ¿Cómo se lleva eso de vivir de otros -Se han hecho y se hacen tantas que ni siquiera yo llego a conocerlas, ni siquiera me piden permiso, y me entero luego cuando llegan los derechos. Alguna, como el Por qué te vas de Jeanette, que sirvió para Cría cuervos de Saura, lleva que yo sepa más de veinte versiones. La última de la que he tenido noticia (ni siquiera sé el nombre del grupo) ha vendido casi cinco millones de copias en Alemania y Austria. -Dos de sus canciones hablan de paz y de emigración. ¿Qué puede hacer una canción por mejorar el mundo? -Creo que puede valer para muchas cosas. Tanto como para cambiar el mundo a lo mejor no, pero hay canciones que han cambiado muchísimo la mentalidad de la gente y que han aportado mucha positividad al ser humano. -Señor Perales, pídale peras al olmo de los sueños. -Da pena decir que me he quedado sin sueños, pero es que he cumplido ya casi todos. Mi sueño era actuar en el Carnegie Hall neoyorquino con el cartel de no hay entradas No me atrevo a pedir más sueños, es injusto pedir más. mdelafuente abc. es Un limón MUY DULCE Pensé en Javier Limón como productor de mis canciones, pero claro, no sabía si le iban a interesar. Pero cuando las escuchó, me dijo: Maestro, no sólo me gustan, es que es un gran honor para mí Es un gran productor, muy purista, muy perfeccionista, que siempre está pendiente de todo Perales, un marinero en tierra propio hijo el artífice de esta conexión. Pero claro, no sabía si a Limón mis canciones le iban a interesar, si iba incluso a tener tiempo, tan metido como está con grabaciones de jazz y flamenco, y no sé si le encjaba mi música. Pero cuando las escuchó, me dijo: Maestro, no sólo me gustan, es que es un gran honor para mí Cuando acabamos me dije: qué pena, ya hemos terminado. Me quedé con unas ganas de hacer otro que no puede uste imaginarse... -En muchas de sus más de quinientas canciones compuestas CHEMA BARROSO Un velero EMBARRANCADO El velero llamado Libertad está en el pantano de Buendía, sobre el barro. Se está quedando seco. Entiendo que el agua hace falta en otros sitios y hay que ser solidario, pero es triste que los manchegos tengamos que ver el agua atravesando nuestras tierras agrietadas camino de Levante. Es una triste estampa, pero es así de dramático