Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4- 5 D 7 LOS DOMINGOS DE Territorio da fala Reserva Natural Sierra de Malcata Fóios El Payo Dehesa de Perosín Valverde del Fresno San Martín Eljas de Trevejo Acebo Trevejo Gata Torre de Don Miguel Hoyos EX- 109 Emb. de Borbollón Cáceres EXTREMADURA Badajoz EX- 205 Cilleros PORTUGAL Teso Moreno Moraleja Tres generaciones de falantes en Eljas co y Marián Domínguez han convertido en museo vivo en su maravillosa casa rual Antolina- -el mejor lugar para dormir en San Martín- -como en el castillo de Trevejo, que pese a su amenazadora ruina todavía deja ver el escudo del gallego Juan Piñero, comendador que fue del lugar: un pino entre dos torres flanqueado por dos gallardetes con el cáliz (Santo Grial) del antiguo reino de Galicia. El estudioso Antonio Corredera, valverdiano de 48 años, recalca la condición oral de la fala, pero rechaza los intentos de portugueses y gallegos de apropiarse una lengua que tiene carácter propio: De gallego, nada; es una lengua de transición y recalca la influencia astur en las terminaciones. Al igual que fueron campesinos y marineros gallegos los que mantuvieron una lengua despreciada por la burguesía- -hasta que Rosalía le dio carta de naturaleza noble- a fala ha sido conservada por el pueblo llano, porque nunca se ha enseñado en la escuela (sólo como actividad extraescolar; en Valverde se han estrenado diálogos teatrales en fala) y la Iglesia tampoco lo empleaba. Pero se escucha por todas partes y a todas horas. Es una lengua útil. Los paisanos emplean el castellano con forasteros y fala entre ellos, aunque se da el caso de que los maestros Uves y Marian, propietarios de Casa Antolina, como se enamoraron en castellano hablan en castellano, mientras que con el resto falan En sus colegios los alumnos falan y en fala se soplan las preguntas que no saben. Si se preservó nueve centurias, es porque se fala na fala Dos vecinas de San Martín de Trevejo, ante rótulos urbanos en castellano y fala habla la lengua du lugal (del lugar) como su madre, su abuela y su tía. Carmen tuvo siete hijos (viven seis) está viuva (viuda) desde hace 16 años, y para contar su vida se pone en pie, gesticula como una actriz, y no se muerde la lengua: Ibarra es medio macareno Casi todos los falantes consultados parecen más molestos con la furibunda reacción de Ibarra que con la propuesta del Bloque. Es como si la ligazón gallega pesara más. Tanto el marido como la hija mayor, Teresa, encontraron en la emigración el sustento que les negó la tierra. No es extraño que a Eljas la llamen Suiza la chica porque a ella emigraron muchos vecinos de la Sierra de Gata. Paradójicamente, allí hicieron buenas migas con muchos gallegos, y hasta surgieron matrimonios con esos españoles que hablaban casi igual Aunque hay estudios genealógicos que dan cuenta de apellidos gallegos que se han perpetuado en la zona desde el siglo XII, fue un raro reencuentro lejos de la península. ¿Hablan las piedras? Depende de si se tiene el arte de descifrarlas. Es el caso de Frades, que a sus 69 años gasta una retranca que parece galaica. Destila sus muchos saberes tanto en la boiga (bodega) que los maestros Wenceslao (Uves) Carras-