Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 DOMINGO 30 4 2006 ABC Madrid Mueren cuatro miembros de una familia después de que su coche volara 12 metros en la M- 50 Las investigaciones apuntan a que el turismo circulaba con exceso de velocidad, por lo que se salió de la vía, invadió la mediana y planeó en el aire b Los fallecidos en el siniestro, ocurrido en Getafe, son un matrimonio y los padres del marido, a quienes habían recogido de San Blas para una celebración familiar CARLOS HIDALGO MADRID. La carretera fue escenario ayer de una tragedia familiar: cuatro personas, parientes entre sí, perdían la vida después de que el coche en el que viajaban se saliera de la vía, penetrara en la mediana y, tras recorrer literalmente en el aire 12 metros, se empotrara contra un pilar. La muerte les sobrevino de manera inmediata. El exceso de velocidad, combinado quizá con un despiste o una patología súbita, puede estar detrás de todo, según los primeros datos de la Guardia Civil. El matrimonio conformado por Ángel Martínez Díaz, de 54 años, y María de los Dolores Rivas, de 50, naturales de Madrid, pero vecinos de Móstoles, salieron de su casa de la calle de la Dalia a media mañana. Avisaron a sus dos hijos, Aarón y Jesús, de alrededor de 25 años, de que se dirigían a casa de los abuelos paternos a recogerles para llevarles a Móstoles a almorzar en familia. Así fue cómo llegaron al mediodía al domicilio de los ancianos, en la calle de Arcos de Jalón (San Blas) Los cuatro subieron al turismo, un Volkswagen Polo azul marino, con matrícula de Toledo 0626- Z. Al volante, Ángel Martínez Díaz; de copiloto, su padre, Ángel Martínez Fernández, de 75 años; detrás del conductor, su madre, Francisca Díaz, de 74, y, a su lado derecho, María Dolores. Salieron de la capital en busca de la M- 50, que les debía llevar a Móstoles, donde se iba a celebrar la reunión familiar. Sin embargo, la desgracia se les cruzó por el camino. Cuando circulaban por el punto kilométrico 48,400 (término municipal de Getafe) por causas que se están investigando, el turismo se salió de la vía, invadió la mediana, tupida por la hierba seca, la recorrió a lo largo de unos 30 metros, hasta llegar a un vano bajo el que transcurre uno de los dos sentidos de la R- 4. Sorprendentemente, el vehículo no cayó al vacío, y recorrió en el aire, como si de una película de acción se tratara, los 12 metros que separan un lado del otro. A punto estuvo, sin embargo, de estrellarse sobre la R- 4. Logró cruzar al otro lado, aunque parte del coche se golpeó contra el borde de la me- Tragedia en la M- 50 M- 50 Dirección Madrid Dirección Móstoles Madrid M- 45 R- 4 A- 3 M- 50 Lugar del R 4 accidente 12 m et ro s 4 M- 50 Transita por la mediana a lo largo de 30 metros 2 Cuando llega al vano de la mediana, bajo el que pasa la R- 4, el coche vuela 12 metros y choca contra el otro extremo y contra el pilar de los carriles superiores de la R- 4 3 El motor sale despedido y el turismo queda partido en dos. Todos sus ocupantes fallecen en el acto R- 4 Víctimas del accidente M Dolores Rivas, de 50 años Ángel Martínez Fernández, de 75 años cias 112. Pero era demasiado tarde. Los cuatro ocupantes del vehículo, que quedó prácticamente partido en dos e irreconocible y cuyo motor salió despedido, habían fallecido instantáneamente. Un reguero de sangre puente abajo dejaba la huella más visible de lo que no podía calificarse de otra manera que como una tragedia familiar. M- 50 A 120 kilómetros por hora El cuentakilómetros del coche marcaba los 120 por hora; sin embargo, fuentes de la investigación indicaron que lo más probable es que el vehículo circulara a bastante más velocidad, quizá, al menos, a 160, para haber volado de la manera en que lo hizo. Los cuatro fallecidos llevaban puestos los cinturones de seguridad, y la única bolsa de aire, la del conductor, estaba activada. Los bomberos tuvieron que extraer los cuatro cuerpos, ya inertes, de entre los amasijos de hierro. Se les tomó las huellas dactilares para su posterior identificación. En un primer momento, se ignoraba la identidad de María Dolores, puesto que era la única de los cuatro que no llevaba consigo el DNI o una fotocopia de éste. Asimismo, un camióngrúa se afanó en retirar lo antes posible los restos del coche, debido al peligro de que cayeran al vacío, sobre alguno de los coches que circulaban por la Radial 4 de peaje. La Benemérita tuvo que cortar parcialmente al tráfico dos de los tres carriles en ese sentido de la M- 50, lo que originó un atasco y circulación lenta en dos kilómetros. Es ahora el Equipo de Atestados de Tráfico de la Guardia Civil el que está investigando las causas de tan terrible siniestro. La velocidad excesiva puede 1 El turismo transita por el carril izquierdo de la M- 50 hacia Móstoles. Se sale de la vía e invade la mediana C. AGUILERA Ángel Martínez Díaz, de 54 años Francisca Díaz, de 74 años Consejos de buena conducción La Comunidad ha editado una guía para evitar accidentes de tráfico. Se recomienda haber dormido lo suficiente antes de emprender la marcha, poner a punto el vehículo antes de iniciar el viaje y colocar correctamente a los ocupantes y el equipaje, así como llevar la documentación obligatoria y tener lleno el depósito de combustible. Otros puntos son mantener la distancia de seguridad, no fijar una hora de llegada al destino, elegir el itinerario más adecuado y cerciorarse de la visibilidad correcta desde el vehículo. También hay que evitar las comidas copiosas y el alcohol, y conducir con suavidad y a una velocidad adecuada. Ante cualquier situación de riesgo, dentro del territorio de la Comunidad, llame al teléfono de emergencias 112, que coordina los servicios de urgencia. diana, para después chocar contra el pilar que sostiene el puente elevado por el que discurre la R- 4 en el sentido opuesto. Eran las 12.50 horas. Algunas fuentes consultadas por este periódico señalaron que el motor del vehículo salió volando por el aire También se encontró un teléfono móvil que había sido despedido del turismo y que quedó tirado a unos metros de éste. No había rastro alguno de frenada. Los conductores que circulaban por la zona no salían de su asombro. Inmediatamente, se realizó la primera llamada de socorro a la sala del 112. A sólo 500 metros, en el punto 47,900, se encontraba una pareja de la Guardia Civil que regulaba el tráfico, y que fue alertada de de lo que había ocurrido. El Summa envió tres UVI móviles y un helicóptero; también acudieron dotaciones de Bomberos de la Comunidad, indicaron fuentes de Emergen-