Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 30 4 2006 29 Los comisarios europeos consideran que el bloqueo de la Constitución durará varios años Cuba, Venezuela y Bolivia firman la Alternativa Bolivariana para América un acuerdo de integración regional Berlusconi dimitirá el martes C. C. ROMA. Silvio Berlusconi aún no ha digerido la victoria de Romano Prodi en las elecciones del 9 y 10 de abril. Sigue su batalla sobre irregularidades en el voto y esperará hasta el último día, que será el próximo martes, para presentar su dimisión oficial ante el presidente de la República. Nada de llamar al ganador para felicitarle. Lo haré sólo cuando sea nombrado por el jefe del Estado ha dicho. Ayer encajó otro duro golpe con la elección de Marini y Bertinotti como presidentes de Senado y Cámara. Dos ex sindicalistas, antiguo secretario del democristiano CISL el primero, y también antiguo secretario del mayoritario sindicato comunista CGIL el segundo. Serán siempre dos sindicalistas marxistas que nos vienen todavía a hablar del esquema dialéctico siervo- dueño de Karl Marx refirió con rabia Berlusconi a sus colaboradores después de que Bertinotti dedicara su victoria a los obreros Los últimos años de la Presidencia Chirac, asediados por el escándalo Duelo al sol en Francia entre Nicolas Sarkozy y Dominique de Villepin ministro francés y el titular de Interior se han enzarzado en una guerra política permanente de cara a las elecciones presidenciales de 2007 JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. La cúpula política del Estado francés está sitiada por la Justicia, que sospecha que se han utilizado los servicios del espionaje para asesinar políticamente al ministro del Interior, Nicolás Sarkozy, a quien acosan los hombres del presidente, Jacques Chirac, y del primer ministro, Dominique de Villepin. Éste parece no tener más opciones que dimitir, ser sustituido o ser interrogado por varios jueces como primer sospechoso de un grave escándalo de Estado. Sobre Chirac pesan gravísimas sospechas. Pero para defenderse le basta con publicar un comunicado oficial desmintiendo haber ordenado el seguimiento policial de unas inexistentes cuentas bancarias en Luxemburgo, que se utilizaron para intoxicar y destruir políticamente a Sarkozy. Las sospechas contra Villepin, sin embargo, tienen un alcance devastador. Un general le acusa de haberle ordenado investigar a Sarkozy. Villepin lo desmiente, pero eso no hace más que agravar las sospechas. Los medios de información y la clase política anuncian su inevitable dimisión o destitución. b El primer es quien puede precipitar o evitar la destitución o dimisión de Dominique de Villepin. Si el ministro del Interior pide obstinadamente a Chirac la cabeza de Villepin, el jefe del Estado no podría salvar indefinidamente a su ex hijo político. Le Monde ha citado otra frase de Sarkozy, sobre Villepin: Entre él y yo la lucha irá hasta que concluya con la muerte A un año de las presidenciales, el purísimo odio político entre los dos primeros miembros del Gobierno plantea un grave problema de calendario: cuándo y de qué manera abandonar la nave gubernamental. Final anunciado Hay quienes piensan que Villepin quizá evite su destitución pidiendo ser rápidamente interrogado por la Justicia. Así podría clarificar e iluminar el tenebroso escándalo Clearstream Nadie duda de que tarde o temprano los jueces que instruyen la querella de Sarkozy contra X deberán interrogar al primer ministro, voluntariamente o no. Tal alternativa tampoco despeja de ninguna manera el problema esencial: ¿puede gobernar un país como Francia un personaje como Villepin, sobre quien pesan tan gravísimas sospechas? Radio Tele Luxemburgo (RTL) primera cadena radiofónica nacional, resume la situación de la cúpula del Estado francés con una sola palabra: Vergüenza Le Monde estima, en un editorial, que este escándalo de Estado refuerza la sensación de descrédito e impotencia que marca los últimos meses del segundo mandato de Chirac Descrédito descomposición miseria crisis de Estado inmoralidad son expresiones que se repiten una y otra vez en todos los análisis. Dominique de Villepin AFP damente que realizó un gran discurso Las tropas de Prodi habían comenzado bien la jornada, ya que horas antes lograban la presidencia de la Cámara de los Diputados. En el cuarto escrutinio- -como estaba previsto- el líder de Refundación Comunista, Fausto Bertinotti, se hizo con 337 votos de los 348 que, sobre el papel, tenía a su disposición entre las filas del centro- izquierda, superando la mayoría simple. El líder comunista mostró ya el tono de la que será su presidencia cuando, en su discurso de investidura, dedicó su designación a los obreros y obreras A Prodi ya sólo le falta recibir el encargo de formar gobierno, formarlo, y luego gobernar. Casi nada. Personaje de novela negra Pero... ¿puede ser el jefe de gobierno un tortuoso personaje, curtido en las más bajas maniobras policiales para intentar liquidar a sus adversarios personales? Los relatos sobre la falta de escrúpulos y los montajes ordena- dos por Villepin, publicados en Liberation, Le Monde, Le Point, L Express o Le Nouvel Observateur, son sórdidas novelas policíacas urdidas desde el gabinete negro de su despacho. Desde el verano de 2005, Sarkozy y sus consejeros acusan a Villepin de ser el hombre de las filtraciones, acusaciones y manipulaciones que causaron la crisis matrimonial del ministro, a quien se atribuye la frase: Un día terminaré por conocer la identidad del cabrón que montó el escándalo, y esa persona terminará colgada en un gancho de carnicería publicada en un libro del que se han vendido 200.000 ejemplares. Paradójicamente, Nicolas Sarkozy