Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional DOMINGO 30 4 2006 ABC Acebes acusa al Gobierno de hablar de los monos y la República y no de los problemas reales b Cree que la decisión de ERC de pedir el voto nulo en el referéndum del Estatut evidencia la insensatez en la que ha derivado el proceso ABC MADRID. Un disparate que ya no reconocen ni sus propios promotores En eso se ha convertido el nuevo Estatuto de Cataluña para el secretario general del Partido Popular, Ángel Acebes. En su opinión, la decisión de ERC de pedir el voto nulo en el referéndum sobre el texto evidencia la insensatez en la que ha derivado el proceso de reforma estatutaria catalán, de la que culpó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al que tildó de amenaza para los intereses de los españoles. Durante su intervención en un acto de apoyo a la mujer- Para la mujer: menos palabras, más hechos -que el PP organizó ayer en Madrid, el dirigente popular vertió duras críticas sobre la política territorial del Gobierno, con el Estatuto como máximo exponente de la insensatez y descontrol del Ejecutivo. Destacó la incoherencia en la que ha derivado la tramitación del texto, dado que será rechazado por la mitad del Senado y por buena parte de la sociedad catalana. Esto, si no fuese tan grave, sería cómico. Lo promovieron el gobierno de Cataluña y sus socios principales. Pues sus socios principales dicen que ahora no lo van a votar. Después de la que han montado, no lo van a votar y no son capaces de ponerse de acuerdo denunció el dirigente popular. El secretario general del PSPV- PSOE, Joan Ignasi Pla, ayer, en el comité nacional celebrado en Valencia ROBER SOLSONA Los socialistas valencianos fían a un tripartito sus opciones electorales ante el PP Los sondeos otorgan a Camps una mayoría absoluta superior a la de 2003 b El PSPV- PSOE, que vaticinó ayer una nueva Galicia del PP trató de dinamitar el Estatuto para satisfacer a sus hipotéticos socios con la rebaja del listón electoral ALBERTO CAPARRÓS VALENCIA. En la Comunidad Valenciana, la demoscopia apunta hacia la reedición de la tercera mayoría absoluta consecutiva del Partido Popular. La formación que preside Francisco Camps maneja encuestas, la última hecha pública ayer, que le otorgan un apoyo del 49,6 del electorado, a un año vista de los comicios de mayo de 2007. Pese a que los socialistas valencianos confían en el denominado efecto Zapatero y no han ocultado su euforia tras el alto el fuego permanente anunciado por ETA, lo cierto es que todos los sondeos sitúan una brecha, a día de hoy insalvable en relación al PP, superior a los trece puntos. Sin embargo, los socialistas, dirigidos por un Joan Ignasi Pla que ayer vaticinó que la Comunidad Valenciana será en las próximas elecciones la Galicia del PP pese a que en el seno de la Extremismo radical Y el principal culpable de todo esto, según Acebes, no es otro que Zapatero. Un Zapatero que está gobernando desde el extremismo radical y se está convirtiendo en una amenaza para los intereses generales de los españoles en todos los ámbitos Según el secretario general del PP, el jefe del Ejecutivo se dedica a defender los derechos de los monos y a rememorar la República en lugar de buscar soluciones a los problemas que realmente interesan a los españoles, como el paro o la inflación. En este sentido, Acebes reiteró que anteayer fue un viernes negro para la economía española tras conocerse que el paro ha aumentado en casi 100.000 personas y que los precios siguen subiendo por cuarto mes consecutivo. Unos problemas que, junto con las elevadas hipotecas a causa del alza de los tipos de interés, el Gobierno tiene totalmente olvidados, según dijo. formación cunde el derrotismo, fían sus opciones en la posibilidad de reeditar un tripartito a la valenciana, como única opción para acabar con doce años de supremacía popular. El principal escollo para el PSPVPSOE, que en ningún caso formalizará alianzas preelectorales, pasa por la falta de socios con los que confeccionar la pinza. El hecho de que el Bloc Nacionalista Valencià esté fuera del arco parlamentario, con el 4,77 por ciento de los sufragios, sitúa a Esquerra Unida como única pareja de baile, y por lo tanto insuficiente, de Pla. En todo caso, los socialistas no han cejado en su empeño. Así se explica el rocambolesco intento de su líder (ciertamente debilitado ante sus bases por las pobres expectativas electorales) por romper a última hora, durante el trámite en el Congreso, el consenso para la reforma del Estatuto de Autonomía alcanzado en Valencia con el PP. La intención era doble. Por un lado, no dejar fuera del acuerdo a uno de sus hipotéticos socios, como Esquerra Unida, que ha criticado de forma furibunda la reforma aceptada por Pla. Por otra parte, subyacía el deseo de incluir en el Estatuto de Autonomía una rebaja del listón electoral del cinco por ciento actual hasta el tres por ciento. Zapatero bendijo la fórmula Con esa fórmula- -que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, consideró razonable tras la toma en consideración de la reforma en el Congreso, pese a que en la tribuna de oradores Pla y Pérez Rubalcaba habían defendido el cinco por ciento, pretendían abrir la puerta del Parlamento regional al Bloc que, con la reducción de la barrera electoral, accedería a la Cámara autonómica y, de esa forma, allanaría el camino a una coalición de izquierdas, bien con acuerdos puntuales al estilo del Gobierno, o con la fórmula de Maragall. Espoleado por Ferraz, el secretario general del PSPV- PSOE trató de forzar al PP, que mantuvo inamovible su postura. Ahora, los movimientos se están centrando en el segundo nivel, ya que Esquerra Unida y el Bloc han comenzado esta misma semana los primeros contactos para analizar las opciones de una hipotética alianza electoral, que los nacionalistas han bendecido. En una Comunidad donde la filial de ERC no pasa de mera comparsa electoral (en 2003 se quedó en el 0,32 de los sufragios) el PSPV- PSOE mira de reojo aquellos pactos con la vaga esperanza de que la aritmética, claramente del lado Camps, dé un vuelco, que a día de hoy se antoja más que improbable. Mapa político valenciano Partido Popular: 48 escaños. PSPV- PSOE: 35 escaños. EU: 6 escaños. Bloc Nacionalista Valenciano: Sin representación parlamentaria.