Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 30 4 2006 Nacional 15 Villar dedicó elogios a su antecesor: Todos podemos sentirnos legítimamente orgullosos del Ejército que nos dejas ya JEME, con el secretario de Estado de Defensa, Francisco Pardo- -a cuyas órdenes ha trabajado los últimos dos años- y el del general Villar con el general García González, que invitó amablemente a su sucesor a hacer el gesto ante las cámaras para la foto Piedrecitas que parecen rocas y noches sin dormir El general de Ejército García González se fue con un discurso de optimismo soleado como el día, que más parecía que le habían dado un premio en vez de un cese. Repasó su carrera militar desde su ingreso a los 17 años, se mostró entusiasmado con su nueva etapa- sé que la felicidad existe y voy a ir a por ella -y confesó que el jueves por la noche, cuando le fue notificada la destitución, sintió incertidumbre, desazón pero que se le pasó enseguida. Esa noche no dormí, pero no por nostalgia del pasado, sino por la ansiedad de cómo afrontar el futuro vamos, gestionar tanto tiempo para él solo, aclaró. Ni una palabra de rencor; si acaso, que en su largo capítulo de agradecimientos no mencionó ni al ministro que le nombró, José Bono, ni en ningún momento al que le ha destituido. Quizás el caso Mena estaba en su cabeza cuando reflexionó: En cualquier momento de la vida, hay que mirar al futuro y no distraerse con esas pequeñas piedras que te vas encontrando día a día y que te parecen rocas. Ésas hay que soslayarlas Villar, con todas sus capacidades Ya en el Palacio de Buenavista, acto sin políticos al que sólo acuden los militares, se reeditó la liturgia de la entrega del bastón y la toma de mando y los discursos: el del Jefe de Estado Mayor saliente y el del entrante, que no arriesgó lo más mínimo con un mensaje protocolario de agradecimientos, de declaración de buenas intenciones- -prometió dedicarse con todas sus capacidades intelectuales, morales y físicas a su tarea de logar las mejores Fuerzas Armadas -y de reconocimiento a su antecesor. Al que retrató como inspirador, si es que no el autor material, de toda las reformas que han hecho posible esta profunda modernización que ha sufridoEjército en el último cuarto de siglo Todos podemos sentirnos legítimamente orgullos del Ejército que nos dejas cerró Villar. ERNESTO AGUDO te nuevo tramo del camino, que es distinto del anterior pero persigue la misma meta: lograr unas Fuerzas Armadas cada vez más eficaces, profesionales y operativas. Es un cambio de conductor, pero no de dirección Y añadió agradecimientos al JEME saliente, por sus aportaciones específicas para elaborar el Real Decreto de Transformación de las Fuerzas Armadas y un elogio a la larga e impecable carrera militar de García González, que terminaba ayer tras 46 años en activo. Todavía en el Ministerio hubo despedidas y un par de abrazos, el más intenso, casi familiar, el del general Villar,