Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 30 4 2006 La Entrevista 11 Bernotat no cree que ahora haya empresas españolas preparadas para convertirse en grandes consorcios energéticos europeos -Pueden decirlo, pero no es justificable. El mercado alemán se está abriendo también. Gestionamos o somos propietarios de muchos gasoductos, pero no de todos, y pagando la tarifa de paso estaríamos obligados a permitir el tránsito a una empresa española. Y lo mismo con la electricidad. ¿Cuándo pusieron sus ojos en España, y por qué? -En febrero de 2005, en una reunión de análisis estratégico para buscar oportunidades en Europa. Pusimos la península ibérica en observación mientras estábamos en un proceso de compra de Scotish Power... -Que no funcionó... -No estábamos dispuestos a elevar nuestra oferta, tendríamos que haber concentrado demasiados recursos financieros y humanos. Entonces buscamos una alternativa en España. ¿Endesa fue su segunda opción? -No, no. Endesa acababa de recibir una opa hostil de Gas Natural y estaba en liza. Nos han preguntado algunos analistas por qué no Iberdrola. La respuesta es que Iberdrola no estaba en puja, tendríamos que haber hecho una oferta hostil, lo que no es nuestro estilo. Pero Endesa estaba intentando rechazar un ataque no deseado de Gas Natural. Así que contactamos con su equipo directivo para ver si podíamos entrar y tuvimos una serie de encuentros para intercambiar información, dentro del estricto marco legal de la ley española. Después de tener la información que necesitábamos, preparamos nuestra oferta. ¿Trataron con el presidente Manuel Pizarro o con su consejero delegado, Rafael Miranda? -Nunca hablé con Pizarro, le llamé por teléfono la mañana en que presentamos nuestra oferta para informarle y no he vuelto a hablar con él desde entonces. Hemos tratado siempre con Miranda y otros directivos. ¿Preveían tan mala recepción política a su oferta? -Nos ha sorprendido enormemente la acritud en la reacción del Gobierno español. Sabíamos que simpatizaba con la opa de Gas Natural, pero creíamos que una operación de mercado sólo debería ser tratada en esos términos. -La llamada de Merkel a Zapatero también es un acto político... -Fue un mero acto de cortesía. Por el tamaño de la operación pensamos que era normal informar a la canciller y que ésta informase a su homólogo español. Merkel dijo básicamente a Zapatero que yo tenía interés en reunirme con él para explicarle la operación personalmente. Eso fue todo. ¿Qué sabía Merkel de su opa? -No conocía ningún detalle, sólo que íbamos a presentar una oferta. No es asunto suyo, no tiene nada que decir. ¿Cuándo cambió su intención de comprar el 100 en lugar del 24 de Endesa? -Nunca hablamos de 24 en concreto. Planteamos a Endesa dos opciones: una posición minoritaria, combinada con algunos activos diferenciados, como la posición en Italia, o ir a por todo. Abandonamos la primera opción al saber que en España una empresa que ha sido atacada no puede vender activos. Comprar sólo un 24 no significa estratégicamente nada para nosotros, así que nos decidimos por el 100 ¿Interpreta la reciente aprobación de la CE a su opa como un mensaje al Gobierno de Zapatero? -Es un mensaje doble: tenemos la exclusiva autoridad para decidir sobre esta opa. Y no tenemos nada contra esta operación y la aprobamos sin condiciones. No sé qué significará esto para su Gobierno, pero creo que debería comprender que Bruselas es la autoridad en la materia y ha decidido positivamente. Respecto a la CNE, ellos verán. ¿Ve preocupado al Gobierno español con Bruselas? -La Comisión puede discrepar de cualquier decisión de la CNE que sea negativa para nosotros y ya ha comunicado al Gobierno español que este organismo tiene que informarles previamente a ellos antes de tomar una decisión. Si no fuera así desautorizaría su Nuestra estrategia siempre es a largo plazo. Y los gobiernos cambian, nos ha pasado en otros países Nos ha sorprendido en E. ON enormemente la acritud del Gobierno español con nuestra oferta por Endesa El Gobierno de Zapatero debería comprender que la Comisión Europea es la autoridad exclusiva en esta materia de integraciones energéticas decisión. Europa no es impotente. -El Gobierno español puede alargar mucho todo el proceso... -La comisaria de Competencia, Neelie Kroes, está autorizada para actuar inmediatamente si hace falta. -La CNE puede aprobarles la operación, pero con unas condiciones impracticables. Una Endesa sin nuclear, sin islas, más pequeña... -Sería patético. Ofrecernos Endesa pero sin negocio es bloquear de hecho nuestra oferta. Somos un operador internacionalmente reconocido, no puedo imaginar una sola razón por la que esto pueda pasar. De producirse, nos veríamos obligados a actuar. ¿En el Tribunal de Luxemburgo? -No es necesario. Si la decisión no estuviera bien justificada, provocaría la intervención automática de Bruselas. -Parece que hay negociaciones entre el Gobierno, La Caixa y Endesa. ¿Le han llamado para participar? -Lo sé sólo por la prensa, no estoy implicado en modo alguno. Mi pregunta es quién puede ofrecerme algo, a parte de los accionistas. ¿El Gobierno español? -Y ¿qué acciones de Endesa posee el Gobierno? No es su propietario. -Puede intentar arbitrar una solución en la que participe Endesa. Si así fuera, ¿perdería E. ON su confianza en el equipo de Pizarro? -No elaboramos estrategias en función de personas, estamos con Endesa porque lo consideramos un socio estratégico importante. Y no hay muchas alternativas que ofrecernos. La oferta es la nuestra y está sobre la mesa. -Le pueden ofrecer las desinversiones pactadas entre Gas Natural e Iberdrola, unos 9.000 millones... -Me parece tan patético que ni lo voy a comentar. Nosotros no vamos a España a pasar el rato, no hacemos ofertas por deporte. Vamos a invertir en España 29.100 millones, la mayor transacción hecha en Europa. Estudiamos mucho y analizamos estratégicamente nuestras decisiones y sólo entonces empezamos a movernos. Pero, en fin, todos sabemos que al final necesitaremos una solución. Hasta ahora nadie nos ha llamado para hablar. ¿Aceptarían una participación minoritaria en Endesa con otros socios españoles? -Una de nuestras tradiciones es que nunca somos socios minoritarios. En Endesa tendríamos que ser el principal accionista. Una vez con un 51 podemos hablar de soluciones alternativas. No podría explicarles otra cosa a mis accionistas. Nuestra oferta está condicionada a un mínimo del 51 Sólo podríamos aceptar pasajeramente ser minoría si tenemos la posibilidad de ampliar luego hasta la mayoría. -También pueden ganar pero que luego el Gobierno, que es el regulador del sector energético, les haga la vida imposible... -Nuestra ventaja es que queremos una Endesa española, pero con tecnología y conocimientos globales alemanes, y esto se lo explicaremos a nuestros clientes. Tendrán la misma Endesa, que como nosotros es una compañía internacional, pero con otra estructura accionarial. Nuestra estrategia es a largo plazo. Y los gobiernos cambian, nos ha pasado en otros países.