Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 29 4 2006 87 Deportes El Barcelona quiso atar al CSKA Moscú y se hizo un lío El equipo ruso disputará la final contra el Maccabi, y el azulgrana el partido de consolación frente al TAU Vitoria BARCELONA CSKA MOSCÚ 75 84 por el cuarto inicial, un parcial de 12- 2 despegó a los barcelonistas (32- 19, m. 16) Pero no llegó la renta por medio del contragolpe y del espectáculo, sino de la lucha cuerpo a cuerpo y de las lagunas de concentración del CSKA. La FIFA rechaza el retraso de la Liga, que acabará el 14 de mayo, y sólo permite que el Sevilla- Barça se juegue después Winterthur Barcelona (20+ 18+ 14+ 23) Williams (24) Navarro (10) De la Fuente, Fucka (2) Marconato (7) -cinco inicial- -Basile (8) Trías (4) Kakiouzis (5) Thornton (15) Cota y Grimau. CSKA Moscú (15+ 19+ 23+ 27) Holden (19) Langdon (13) Vanterpool (7) Smodis (17) Savrasenko- -cinco inicial- -Papaloukas (19) Panov (4) Van den Spiegel (5) y Kurbanov Un equipo retenido Otra vez se le presentaba al Barça una buena oportunidad de fugarse. Pero Ivanovic prefiere el trabajo a la inspiración y mantuvo maniatados a Williams y Navarro. Fue una invitación a que los rusos retornaran: 38- 34 (m. 20) Tras el reposo, el Barcelona volvió a abrir hueco (45- 34, m. 24) pero perdió el control. Messina comprendió que para ganar al estructurado Barcelona había que oponer individualismo e imprevisión. Se encargaron de dinamitar el entramado barcelonés la pareja Holden- Papaloukas. El primero clavó dos triples seguidos (45- 40) y luego Fucka remató. Le hizo falta a Papaloukas, protestó y se ganó la técnica. Cuatro tiros libres seguidos para el CSKA (50- 48) que ya iba lanzado 50- 55 (m. 29) Treinta minutos reteniendo a los suyos, para acabar lanzándolos a la desesperada. Pero era muy tarde. Holden y Papaloukas vivían en el paraíso. Smodis y Langdon se apuntaron a la fiesta para irse a 64- 73 a tres minutos del final. Un triple de Williams (72- 75) animó el choque en el minuto final, pero el CSKA aguantó la presión (75- 84) y envió al Barcelona, tan desesperado que termino el partido con otra técnica al pretender su entrenador jugar con sólo cuatro hombres, a disputar mañana la final de consolación contra el TAU. SERGI VILLAGRASA La Liga ACB llegaba a Praga soñando con una final española de la Euroliga y deberá conformarse con la consolación. Empezó el partido entre el Barcelona y el CSKA sumido en la espesura. El Barcelona y el CSKA jugaron a no perder y eso llevó el partido a la especulación, a amarrar, Vamos, un tostón. Se abrió el choque con dos minutos sin que se produjera ni una canasta. El club moscovita alargó su sequía dos minutos más. Desperdició sus seis primeras posesiones. El Barça no sacó demasiado provecho: 7- 0 y 10- 2 (m. 5) Pero cuando sólo te preocupa el desgaste del rival, el control del ritmo, el adormilar la situación, pues pierdes la perspectiva. El Barça se obcecó en seguir al paso, cuando si cada vez que el CSKA andaba despistado se hubiera lanzado al galope tal vez hubiera sentenciado. Pero eso no es lo que quería Ivanovic. Siguió reteniendo a su pura sangre y los moscovitas se aproximaron (13- 11, m. 9) Tras pasar con 20- 15 Juan Carlos Navarro intenta un penetración entre Holden y Langdon REUTERS Ivanovic y sus jugadores culpan a los árbitros de la derrota Dije en la previa que cualquiera de los cuatros equipos que jugaban la Final Four podía ganar el título, pero en mi caso me refería a lo que dependía de nosotros señaló molesto Ivanovic, quien calificó la actuación arbitral como una lástima para el baloncesto El técnico azulgrana consideró que a su equipo le faltó fe para ser más fuerte que el CSKA y que el resto de cosas que han pasado Los jugadores le apoyaron. Para Fucka, los árbitros no estuvieron al nivel que exige una Final Four. Es un escándalo Navarro habló de impotencia y destacó que el equipo tenía el partido controlado hasta que los árbitros equilibraron el marcador con sus decisiones. Messina replicó a Ivanovic: Desde el primer balón ha hablado de complot. El problema es que, cuando perdíamos de 12 puntos, los árbitros eran los mismos. Hay que respetar más a los ganadores