Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10- 11 S 6 LOS SÁBADOS DE DIENTES SANOS lor de cabeza, pero eso no significa que haya una lista de alimentos prohibidos para los migrañosos. Se trata de evitar lo que sienta mal, como hacen los alérgicos Los culpables de las crisis no sólo son alimentos; los cambios climáticos y hormonales, los esfuerzos intensos, el estrés, hay incluso quien sufre de migraña el fin de semana, cuando consigue por fin relajarse y dormir tras una semana difícil... Las posibilidades son variadas y es el paciente quien debe identificarlas para afinar su tratamiento insiste Leira. davía tardarán dos o tres años antes de que se puedan comercializar, aventura José Miguel Láinez. En el Hospital Clínico de Valencia comenzará en breve un ensayo clínico para comprobar si la toxina botulínica puede ser una opción para los dolores más rebeldes. Hay evidencias de que funciona. No elimina por completo los analgésicos, pero los reduce lajar sus músculos. También funcionan el yoga, el tai- chi y cualquier técnica o actitud que le ayude a relajarse. Menos suerte ha tenido la acupuntura en estudios científicos que han intentado probar su eficacia frente al dolor de cabeza. Con esta antigua técnica, los resultados son discretos y similares a los de cualquier sustancia placebo. Cocaína y lesiones bucales E Por Luis Cabeza Ferrer Terapias alternativas Pulseras magnéticas, plantillas especiales y otros artilugios no son más que fraudes asegura el neurólogo Rogelio Leira. Sin embargo, el efecto placebo puede funcionar en el 30 de estos pacientes durante algún tiempo. Mejores resultados son los que ofrecen las técnicas de relajación como el biofeedback Con un terapeuta se enseña a los pacientes a enfrentarse al estrés y a re- Los últimos tratamientos Los neurólogos aseguran que hay vida más allá de los triptanes los medicamentos que dieron hace diez años un respiro a miles de migrañosos. Cuando los antiinflamatorios y analgésicos simples no funcionaban, se podía recurrir a los modernos triptanes. Se consolidaron como primera elección, pero no todos los pacientes pueden beneficiarse de ellos. O no responden a su acción o no pueden tomarlo por tener problemas de corazón. En el Congreso de la Federación Europea de Cefaleas se han discutido otras alternativas como la toxina botulínica (el botox utilizado contra las arrugas en estética) los neuromoduladores o marcapasos, o ciertos medicamentos utilizados en la epilepsia. En cerebros fácilmente excitables como el de las personas con migrañas, los antiepilépticos funcionan como un tratamiento preventivo para disminuir tanto la frecuencia como la intensidad de las crisis. Las esperanzas de los neurólogos también están en una nueva generación de fármacos que tendrán una vía de acción diferente a la de los famosos triptanes Los nuevos medicamentos actúan a nivel neuronal, en lugar de vascular como sus antecesores, y están aún en fase de investigación. To- l uso y abuso de la cocaína es un fenómeno en crecimiento y cada vez son más evidentes los problemas derivados de su utilización. La aplicación de la cocaína sobre la mucosa de la boca puede causar, además de dolor agudo, inflamación grave de las encías, ulceración de la mucosa y una importante retracción gingival. Su uso por vía nasal puede producir ulceración del paladar tras la perforación del tabique nasal. La cocaína, fumada como crack puede originar lesiones ulcerosas en el paladar. Los individuos que usan esta droga con frecuencia tienden a sufrir bruxismo severo, siendo común el dolor en la articulación temporomandibular con irradiación a los oídos y en los músculos masticatorios. Dado su efecto anorixígeno, son frecuentes la desnutrición y la pérdida de peso, lo que puede repercutir en la boca con la aparición de dolor en la lengua, úlceras en las comisuras de los labios y una mayor frecuencia de infección por hongos. El uso de la cocaína por vía oral puede provocar mayor incidencia de caries y erosión de los dientes, mientras que su abuso puede dar como resultado la abrasión de los cuellos de los dientes y la laceración de las encías. Si usted es adicto a la cocaína y tiene que acudir al dentista, debe comentárselo, para que utilice una anestesia sin vasoconstrictor (epinefrina)