Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6- 7 S 6 LOS SÁBADOS DE Diferencias de género El Intercontinental de Madrid (91 700 73 00 www. intercontinental. com madrid) plantea su programa para mujeres: kit de baño, tratamiento de tres horas en el spa surtido de revistas femeninas, alimentos dietéticos en el minibar... Y descuentos en las tiendas de Las Rozas Village, y en el alquiler de un Mini Cooper. La cadena NH (902 115 116 www. nh- hotels. com) prepara una parte de sus habitaciones para sus clientas: canales de televisión de estilo de vida, secadores de pelo de alta potencia, desmaquilladores, gorros de ducha, lima de uñas, body milk... La cadena High Tech (91 515 94 50 www. hthoteles. com) proporciona productos de higiene íntima de la mujer y cabinas de rayos UVA en algunas habitaciones. Los hoteles urbanos de la cadena Vincci (902 45 45 85 www. vinccihoteles. com) no han tardado en subirse a la ola, con habitaciones para ejecutivas, revistas femeninas y cuartos de baño con una dotación específica. El Abba Parque Hotel de Bilbao (944 41 31 00 www. abbaparquehotel. com) inauguró en 2002 una planta (8 habitaciones) para mujeres. Allí encuentran un set de bienvenida específico, revistas femeninas, decoración cálida... El spa del hotel Miró (94 661 18 80 www. mirohotelbilbao. com) es de uso diferenciado, con zona de hombres y de mujeres. En Berlín. El Artemisa es un hotel de doce habitaciones sólo para ellas (www. frauenhotel- berlin. de) En Londres. El Grange City Hotel (www. grangehotels. com. es) ha diseñado sesenta y ocho cuartos femeninos con detalles en el baño (productos de la firma Molton Brown) secador de pelo con diferentes velocidades y niveles de calor, gran espacio para estanterías en el baño... El Berkeley (www. berkeleyhotellondon. com) tiene diversos programas de ocio para sus clientas. En Nueva York. El Mandarin Oriental (www. mandarinoriental. com) enfoca muchas de sus propuestas con mentalidad femenina. En la televisión incluye los canales Oxygen, y en el spa ofrece manicura y pedicura. Un coche del hotel traslada a las clientas a las zonas de compras de la ciudad. En Toronto (Canadá) En el Cosmopolitan (www. cosmotoronto. com) hay un sistema de seguridad que controla el tránsito de visitas. Los ascensores sólo funcionan con la tarjeta- llave de cada cliente. Las mujeres son las destinatarias del servicio Lifestyle Team un mayordomo que funciona las 24 horas, y del Shizen Spa. En Zúrich (Suiza) El Lady s First (www. ladysfirst. ch) fue, en 2001, un hotel pionero. Se planteó como sólo mujeres Ahora también aceptan hombres y parejas, pero sus servicios de masajes y belleza son eminentemente femeninos. VUELTA ECUESTRE J. F. A. Ocho días, ocho etapas, y cerca de un centenar de caballos en danza. Una habilidosa mezcla de turismo y deporte ecuestre, en un recorrido que enlazará Sevilla con Sierra Nevada (Granada) del 20 al 27 de mayo. Ése es el resumen del resumen de la primera Vuelta Ecuestre a Andalucía (www. tierrasdealandalus. com- 954 99 79 92) una idea que le rondó durante mucho tiempo al cantante José Manuel Soto, y que finalmente se dispone a ver la luz. Los raids ecuestres son una leyenda en otros países, sobre todo la mítica Tevis Cup, una carrera de cien millas en un día por las montañas de California. En España, en cambio, los precedentes son escasos, como la Transpirenaica a caballo (www. equipyrene. com) Quizá por ello, los organizadores del raid andaluz creen que les queda un amplio camino para convertir su apuesta inicial en una cita de envergadura. De momento, con el periodo de inscripción aún abierto, se espera la presencia de unos cuarenta o cincuenta equipos, lo que implicará cerca de un centenar de caballos, que cubrirán etapas de en torno a los sesenta kilómetros y que se disputarán premios de 1.200 euros por etapa y de 12.000 para el ganador final. na unos 75.000 dólares al año La industria del turismo ha tomado buena nota de ese perfil. En Estados Unidos, en efecto, la información en torno a lo que llaman The female factor es abrumadora. La compañía aérea Virgin Atlantic asegura que el treinta por ciento de sus pasajeros de las clases business y premium economy han sido ocupadas en los últimos tres años por mujeres. No hablamos de un sector baladí, o de una gracia chic para minorías. Incluso en internet, algún avispado se ha apresurado a lanzar el portal ladiesaway. com, con información (también hotelera) dirigida a las mujeres de negocios. En España también empieza a calar el mensaje. Los responsables de NH Women Style señalan que el objetivo es que las mujeres se sientan cómodas, como si estuvieran en su casa, que no tengan que llevarse en la maleta un montón de cosas Y una idea de parecido corte flota sobre las mesas de los directivos de hoteles tradicionales, como el Intercontinental y de los nuevos, como los Vincci o los High Tech Por supuesto, esta discriminación positiva tiene defensores y críticos. Hay quien aprecia el interés por abandonar los espacios sólo para hombres y quien duda de su eficacia. Pero el hecho es que parece claro que la tendencia empieza a abrirse camino. LUGAR DE LA VIDA Empezar a imaginar H Mónica FernándezAceytuno ay un café en La Coruña que tiene en la pared del fondo un gran mural, una marina un poco cubista y muy colorida que, al menos para mí, pasa un poco desapercibida, tal vez por estar atenuados los colores de sus pescadores y sus redes y su muelle por la pátina amarillenta del humo, lo que le da a este café el aspecto de que aquí, aunque sea por la mañana, siempre está atardeciendo. Claro que también puede ser que, cuando entro, dirijo los ojos como un faro, no al mural, sino a un señor de pelo blanco que se sienta en una mesa del fondo, en la esquina, donde tiene su ordenador y una impresora y muchos folios. Sin más datos que éstos, y aunque bien es verdad que de vez cuando se le acercaba un empleado, llegué a la conclusión de que aquel señor era un escritor que buscaba aquí ese runrún de las tazas y las cucharas y las conversaciones que puede llegar a ser un bálsamo para el que escribe, porque lo que molesta no son los ruidos, que hay sonidos que juntos llegan a parecerse mucho al silencio, sino la repentina aparición de un solo ruido en el aire, aunque sea el aleteo contra el cristal de una mosca. El caso es que a todo el que vino conmigo a este café, ya fueran mis padres, hermanos, amigos, les dije en voz baja: No mires ahora, pero ese señor del fondo, es un escritor Y tanto lo dije que hablando hace poco en una comida, el anfitrión, que resultó ser el dueño del local del café, que ahora me entero: era antes la sede de un banco y el mural, en el que no me había fijado, era de Lugrís; empezó a reírse mientras me decía: Pero si ese señor es el que me alquila el local, y lo que hace no son novelas, sino las cuentas de su negocio Lo que me pareció un artista, no lo era. Y al mural, que era de un verdadero artista, no le hice ni caso. Creo que pintaba Lugrís cada día el muelle y el mar por la cantidad que quisieran darle en el banco, para poder pasar el día. Y ahora, cuando entro en el café, al señor ni le veo, y al mural, como he empezado a imaginar, lo miro ya de otra manera.