Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
29 4 06 VIAJES GASTRONOMÍA El Mandarin Oriental de Nueva York mima a sus clientas femeninas con todo tipo de productos de belleza y rutas por las zonas de compras de la ciudad Ejecutivas Hoteles pensados sólo para mujeres El universo masculino de los viajes de negocios cambia. También en los hoteles, que les dedican a ellas espacios y atenciones exclusivas POR JUAN FRANCISCO ALONSO ABC Un set femenino y singular Algunos hoteles dedican plantas enteras a las mujeres. Otros (como la cadena NH, en la foto) proporcionan a sus clientas un set de baño diferenciado, con productos de belleza os hoteles para ejecutivos siempre han gastado una cierta fama de uniforme de colegio: todos iguales. Pero el paisaje de los aeropuertos y las ciudades de negocios occidentales ha cambiado mucho en los últimos años, tanto como para antojarse irreconocible. De la corbata al traje de chaqueta, al bolso. Y los hoteles andan metidos en una transformación parecida. Han descubierto un nuevo cliente al que mimar. Algunos han llegado al extremo: hoteles enteros (o bien alguna L planta) pensados especialmente para ellas. Y otros muchos se afanan en modificar su aspecto con detalles femeninos. No queda claro dónde empieza esta vía de negocio. Hay quien cita como uno de los primeros ejemplos un hotel de Zúrich gestionado por mujeres, el Lady s First abierto en 2001 con la intención de admitir sólo a viajeras. Quizá su propuesta llegó antes de tiempo, porque finalmente tuvo que aceptar la presencia masculina. Pero aquella aspiración de la época inicial sigue presente en el dise- ño de sus instalaciones, en sus esfuerzos por incluir productos de belleza, masajes y, por supuesto. el spa exklusiv für frauen Esta moda (femenino, singular) se trasladó pronto a Londres, curiosamente la ciudad de los clubes de gentlemen El Grange City Hotel inauguró en septiembre de 2005 su oferta enfocada a las ejecutivas y según su responsable de marketing, el resultado es excelente De las trescientas habitaciones del hotel, sesenta y ocho se han diseñado a la medida de las mujeres viajeras con detalles tan sutiles como una mirilla en la puerta, que no se instala en los cuartos normales, o estanterías especialmente grandes en el baño. Y no muy lejos, el Park Lane Hilton abrió no hace mucho una planta femenina veintiuna habitaciones en las que se transmite con insistencia una idea en forma de tridente: seguridad, discreción y confort El Grange o el Park Lane son granos de arena en un territorio cada vez más grande, al que llegan cada día otros muchos hoteles en Europa y en Estados Unidos, donde hallamos- -por citar alguno- -el Hamilton Crowne Plaza de Washington. La Travel Industry Association de aquel país asegura que el 43 por ciento de los viajeros de negocios son mujeres, un tipo de cliente que consume más, ronda los cuarenta y ga-