Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 29 4 2006 49 Sociedad Contenedor de residuos Así se desmantelará el reactor nuclear de Zorita A- 1 Tapa R ío Ta jo Perímetro de la central Aparcamiento A- 2 Alcalá Embalse de Buendía MADRID Torrejón de Henares Sacedón de Ardoz Viviendas trabajadores Central nuclear de Zorita Buendía Getafe Almonacid Arganda de Zorita San Martín de la Vega Driebes Illana A- 4 Ciempozuelos Chinchón A- 3 Cápsula Relleno de hormigón Barras de material radiactivo (hasta 32 dentro de la cápsula) La cápsula se rellena con helio Cubierta de acero Barajas de Melo Reactor CM- 200 Calendario de operaciones De 2006 a 2009 De 2009 a 2015 Almacén temporal Retirada y envasado de combustible Descontaminación y demolición de edificios Cápsula con orificios para 32 barras de combustible radiactivo Contenedor de transferencia Grúa 1 2 Robot Barras de combustible radiactivas 3 4 Blindaje electrónico 5 6 7 Tapa 8 Almacén temporal 6 contenedores 12 contenedores de residuos de con 292 barras baja actividad de combustible 9 Cápsula con 32 barras radiactivas Piscina del reactor La cápsula se introduce en el contenedor de transferencia Una grúa introduce el conjunto en la piscina del reactor Un brazo robótico rellena la cápsula con 32 barras de combustible radiactivo Se tapa el contenedor y se saca de la piscina Ya en la superficie se seca y se rellena de helio, después se coloca el blindaje electrónico El contenedor se transporta hasta el contenedor de almacenaje Suelo Contenedor de almacenaje Se saca del foso y se transporta hasta el recinto de almacén temporal El recinto dispone de vallas de seguridad, puestos de control y vallado de protección radiológica INFOGRAFÍA CARLOS AGUILERA JAVIER AGUILERA Se introduce en el contenedor de almacenaje. Es metálico y está relleno de hormigón. Después se sella con una tapa El reactor nuclear de Zorita, el más antiguo de España, se detendrá mañana tras 38 años de actividad Es la primera planta nuclear con cierre y desmantelamiento programado Consejo de Seguridad Nuclear, María Teresa Estevan Bolea, afirma que las razones de su clausura son exclusivamente políticas ABC MADRID. La central nuclear de José Cabrera, situada en Almonacid de Zorita (Guadalajara) detendrá mañana su reactor de forma definitiva, dos años antes de que pudiera alcanzar su vida útil (40 años) Esta planta, la más antigua de España, se convertirá de esta forma en la primera de nuestro país que se enfrenta a un cierre y desmantelamiento programado. La presidenta del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) María Teresa Estevan Bolea, afirmó ayer que las razones del cierre de esta planta, decidido en el año 2002, fueron exclusivamente políticas y añadió que la central no deja de funcionar por razones de seguridad En declaraciones a Ep, Estevan Bolea afirmó que el CSN no tiene nada que decir; si los políticos deciden que las centrales operen, operarán, y si deciden que se cierren, se cerrab La presidenta del rán En su opinión, esta planta nuclear ha funcionado durante 38 años extraordinariamente bien, sin percances de ningún tipo y con una producción altísima. En esta central se han formado los expertos, ingenieros y técnicos que han ido trabajando en las centrales de agua a presión de Ascó, Almaraz o Trillo señaló. La central nuclear de José Cabrera comenzó sus actividades en 1968 y es propiedad de Unión Fenosa. Una vez detenido su reactor y desconectado de la Red Eléctrica, comenzará un largo y delicado proceso de limpieza y desmantelamiento durante el que decenas de técnicos y personal especializado de Unión Fenosa se ocuparán primero, hasta 2009, de enfriar, sellar y aislar las barras de uranio enriquecido usadas como combustible. Después, y hasta 2015, el testigo pasará a Enresa, la empresa pública encargada de gestionar los residuos en España, que demolerá por completo las instalaciones y eliminará cualquier rastro de material contaminado. En total, nueve años de intenso trabajo. Y un presupuesto de 170 millones de euros. El combustible del reactor será introducido en un almacén temporal individualizado que se está construyendo en los terrenos de esta instalación. Ese almacén estará integrado por contenedores de acero inoxidable, colocados a su vez en contenedores de hormigón. Permanecerá allí hasta que el Gobierno autorice y construya un almacén temporal centralizado, donde a partir de 2010 comenzarán a llegar residuos radiactivos producidos en las demás centrales nucleares españolas. Planta de ciclo combinado Zorita cierra su vida útil batiendo varias marcas trabajo sin paradas automáticas (1.688 días) días ininterrumpidos de acoplamiento a la red eléctrica (388) periodo de carga de combustible más corto (26 días) y máxima producción anual (1.244 Gwh en 2004) En las 65 hectáreas que ahora acogen la central empezará en 2009 la construcción de la planta de ciclo combinado, consistente en dos grupos de 400 Mw. La nueva planta generará entre 500 y 1.000 puestos de trabajo durante la construcción y otros 50 cuando empiece la operación comercial, en el primer y segundo trimestre de 2011, un proyecto en el que se invertirán 253 millones de euros. En 10 de las 65 hectáreas que ahora ocupa la planta se construirá la central de ciclo combinado y se utilizará la infraestructura eléctrica ya existente (220 Kv) con refrigeración del circuito cerrado con torres de tiro mecánico. El gas vendrá de Egipto. La vieja cafetera de José Bono Pese a sus marcas de productividad, la central de Zorita se convirtió en un símbolo del debate sobre la energía nuclear en España. Las protestas de los ecologistas se acentuaron a partir de enero de 1994, cuando se encontraron más de 170 grietas en la tapa de la vasija del reactor. La propietaria de la planta decidió sustituir la vasija y seguir con la explotación de la central. Pero el cerco contra Zorita era ya imparable y llegó a su punto álgido en 2002, cuando finalmente el Ministerio de Industria decidió adelantar su cierre, que teóricamente debía producirse en 2008. El entonces presidente de la Comunidad de Castilla- La Mancha, José Bono, fue el principal opositor político de esta planta, a la que llegó a tachar de vieja cafetera En 2002, poco antes de la decisión del cierre, Bono dijo que Zorita había ganado suficiente dinero, tenido suficientes fallos y el suficiente nivel de sospechas respecto a su buen funcionamiento