Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 29 4 2006 25 El informe del OIEA refleja la negativa de Irán a paralizar sus planes nucleares y a ser inspeccionado El Parlamento de Nepal convocará a una Asamblea Constituyente que recorte los poderes del Rey Gyanendra No dialogaré con mafiosos encapuchados J. P. Q. PARÍS. A la misma hora que el escándalo Clearstream hacía estragos en París, Nicolas Sarkozy se encontraba ayer en Córcega, denunciando la resurrección del FLNC, de este modo: No dialogaré nunca con unos personajes encapuchados que se comportan al mismo tiempo como mafiosos y como terroristas Hace dos días, el Frente de Liberación Nacional de Córcega- Unión de Combatientes (FLNC- UC) había reivindicado 19 atentados para combatir la colonización francesa Los especialistas en terrorismo corso han evocado un resurgir del FLNC, tras varios años de divisiones y ajustes de cuentas entre sus distintas familias. Durante su visita a Córcega, Sarkozy insistió en dos puntos centrales: apoyo del Estado al desarrollo económico, con nuevas ayudas, y denuncia de las derivas mafiosas del terrorismo corso: El combate contra la mafia lo inicié en 2002. Hemos conseguido algunos resultados, pero la lucha no ha terminado Italia revive la sensación de caos en la elección del presidente del Senado El candidato de Prodi no logra la mayoría suficiente tras 3 votaciones b Las votaciones que no lograron confirmar la elección de Marini concluyeron de madrugada, mientras Prodi reconocía que su coalición está lejos de ser compacta CRISTINA CABREJAS SERVICIO ESPECIAL ROMA. ¿Alguien traicionó a Romano Prodi o simplemente volvió a equivocarse llevado por el estrés de las más de 14 horas de votación? Pues el candidato del centro izquierda para la presidencia del Senado, Franco Marini, se quedó a un solo voto de conseguir el quórum de los 162 votos que se necesitaban en la repetición de la segunda votación debido a una nueva papeleta anulada. La legislatura de Romano Prodi comenzó igual que como se desarrollaron las elecciones que le dieron la victoria: con un enorme caos. Durante la formación de las Cámaras se vivió un nuevo baile de cifras y golpes de escena, y en la elección para la presidencia del Senado, el candidato del centro izquierda, Franco Marini, no consiguió ser elegido en la segunda votación por tres papeletas dudosas en las que se leía Francesco Marini y no Franco y la votación se anuló y tuvo que ser repetida. Después, en la segunda votación, repetida pasada la media noche de ayer, una de las papeletas fue de nuevo anulada al contener sólo la palabra Marini y no el nombre existe otro senador con el mismo apellido- por lo que no pudo contar, mientras que volvió a verificarse un nuevo caso de papeleta con el nombre Francesco Marini pero que fue esta vez dada al candidato de izquierdas. Mientras, el candidato del centro derecha, el siete veces presidente del gobierno Giulio Andreotti, se quedaba de nuevo atascado en sus 155 votos, gracias a la generosa concesión de los senadores de la Liga Norte que, tras una primera votación de protesta en la que apoyaron al ex Ministro de Reformas Roberto Calderoli, decidieron apoyar a su coalición y además se contaron 5 votos en blanco. Prodi había hecho las cuentas a la perfección y esperaba 158 votos de los senadores elegidos, más cuatro senadores vitalicios (Giorgio Napoletano, Emilio Colombo, Rita Levi Montalcini y Oscar Luigi Scalfaro) más el senador independiente elegido con los votos de los emigrantes, Luigi Pallaro, por lo que algo ocurrió porque no le salieron las cuentas. Pero las equivocaciones o los Francescos- tiradores como los denominó el sarcástico Andreotti, pare- ticia sospecha que fue el mismo Gergorin, amigo íntimo de Villepin, quien envió a los jueces dichas listas con el fin de asesinar políticamente al ministro de Interior. Fuentes próximas al caso consideran que tales listas, falsas y difamatorias, fueron elaboradas por un torvo personaje, Imad Lahoud, director científico de EADS, compinchado con Gergorin, enriquecido hace años como gestor de cuentas bancarias de magnates árabes en Luxemburgo. El Elíseo ha publicado un comunicado desmintiendo cualquier implicación presidencial en el escándalo. Villepin insiste en su inocencia absoluta. Sarkozy calla, a la espera del imprevisible alcance político del escándalo. La instrucción judicial sigue su curso. No son descartables nuevas revelaciones. Sin embargo, las declaraciones del general Rondot, acusando a Villepin y Alliot- Marie de ordenarle espiar a Sarkozy por orden de Chirac, tienen un calado insondable. Chamuscado tras la penosa crisis del Contrato Primer Empleo (CPE) Dominique de Villepin sigue hundiéndose en el pozo. Y se especula con un posible cambio de gobierno que, paradójicamente, el propio Sarkozy quizá trate de evitar. Destruido políticamente, Villepin le sirve como escudo Una remodelación del gobierno introduciría un nuevo personaje en la escena, que pudiera ser Jean- Louis Borlo, ministro de Asuntos Sociales, quien podría albergar ambiciones presidenciales. Giulio Andreotti, en la primera de las votaciones de ayer en el Senado cen más bien una señal lanzada por alguno de los socios insatisfechos de Prodi, pues después del altercado de la segunda votación era difícilmente posible que alguien se volviera a equivocar. Lo que es cierto es que el triste espectáculo que se vio ayer en el Senado prevé lo que se avecina en la política italiana y se confirman las dificul- REUTERS La aparición del nombre de Francesco en vez del de Franco produjo escenas de sainete El candidato de Berlusconi, el viejo Andreotti, aguantó estoicamente la maratoniana sesión tades que tendrá que pasar el Gobierno Prodi, si es que al final consigue elegir hoy, en el tercer escrutinio, al presidente del Senado, qué será más fácil pues en esta tercera votación se necesitará la mayoría absoluta contando los votos en blanco. Ya ayer, tras la segunda votación que fue anulada, muchos senadores se habían marchado a casa tras el voto y entonces se produjo la llamada urgente a las tropas para ambas coaliciones. Pero durante la legislatura, ni Prodi ni Berlusconi podrán pasar lista continuamente entre sus senadores, y el centro izquierda además en caso de que Marini sea elegido perderá un representante, pues el presidente no vota y algunos de los senadores vitalicios no suelen participar a las normales sesiones y votaciones en la Cámara Alta. Por ello, tras la segunda votación, desde la parte del hemiciclo que ocupan los senadores de la coalición de centro derecha se oyeron gritos de a casa, a casa contra Prodi.