Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 29 4 2006 Opinión 7 TRIBUNA ABIERTA POR MADELEINE ALBRIGHT, JOSCHKA FISCHER, JOZIAS VAN AARTSEN, BRONISLAW GEREMEK, HUBERT VÉDRINE Y LYDIA POLFER HABLE CON IRÁN, PRESIDENTE BUSH Pedimos a la administración estadounidense que actúe con audacia y establezca conversaciones directas con el Gobierno de Teherán para hablar del programa nuclear iraní los firmantes, un grupo de ex ministros de Asuntos Exteriores de Europa y Estados Unidos, les parecen preocupantes los informes que indican que la administración estadounidense podría estar ya preparando ataques militares inminentes contra instalaciones iraníes que pudieran albergar armas nucleares. Esos informes, aunque han sido desmentidos por el Gobierno estadounidense, no dejan de ser alarmantes. Informes y desmentidos similares precedieron la decisión por parte de dicho gobierno de invadir Irak en 2003. Aceptamos el derecho legítimo de Irán a utilizar energía nuclear para uso civil con las debidas salvaguardas internacionales. Los dirigentes europeos han hecho denodados esfuerzos para llegar a una solución negociada que responda a las necesidades de desarrollo energético iraníes y garantizar al mismo tiempo el cumplimiento de las normas de no proliferación nuclear. Por desgracia, el Gobierno iraní continúa resistiéndose a aceptar la aplicación de medidas comprobables que condicionen su desarrollo de todos los elementos del ciclo de combustible nuclear, entre ellos las instalaciones a gran escala para el enriquecimiento de uranio, que podrían servir para producir combustible para armas nucleares. Es comprensible que en Israel y en otros países la amenazadora y escandalosa retórica del presidente iraní Mahmud Ahmadineyad haya despertado preocupación por las posibles intenciones de Irán. El aumento de la capacidad militar de Teherán también ha provocado una justificada inquietud en Israel, que teme por su seguridad. Aunque todas las conversaciones no han demostrado más que una utilidad parcial, es probable que la utilización unilateral de la fuerza contra Irán por parte de EE UU tuviera consecuencias desastrosas para la seguridad internacional. Es dudoso que un ataque aéreo quirúrgico lograra destruir todos los recursos nucleares iraníes, mientras que todo el mundo coincide en señalar que una invasión y una ocupación a gran escala del país resultarían inmanejables. Aunque los ataques aéreos estadounidenses lograran obstaculizar durante algún tiempo la capacidad de Teherán para desarrollar armas nucleares, es muy posible que Irán encontrara otras formas de represalia- -entre ellas el terrorismo- -contra los intereses occidentales en la región y en otras zonas. Ese recurso unilateral a la fuerza por parte de Washington apenas tendría apoyos en Europa y minaría aún más las relaciones transatlánticas, justo cuando se están recuperando de las tensiones creadas por la invasión de Irak. Sin duda, Rusia y China se opondrían a esa iniciativa. Hasta firmes aliados de Estados Unidos en Asia y América Latina pondrían objeciones a una acción militar estadouniden- A se contra Irán en las circunstancias actuales. Turquía, Egipto y otros países vecinos, por temor a las consecuencias a largo plazo que tendría para su seguridad la presencia de un régimen iraní aún más radicalizado, encontrarán razones de más para iniciar sus propios programas nucleares, socavando todavía más el marco de no proliferación en todo el mundo. No podemos prescindir del hecho de que Estados Unidos pueda llegar a la conclusión de que la acción militar está justificada. Sugerimos otra alternativa. Los riesgos en potencia que encierra el utilizar la fuerza son lo suficientemente graves como para que instemos a EE. UU. a profundizar antes en una audaz opción no militar. Creemos que la administración de Bush debería poner en marcha una política que lleva años rechazando: la de tratar de negociar directamente con los dirigentes iraníes su programa nuclear. El Gobierno de EE. UU. ya ha dado un primer paso hacia el establecimiento de conversaciones con el iraní sobre cuestiones de seguridad regional al autorizar a su embajador en Irak, Zalmay Khalilzad, a que discuta la situación en Irak con representantes del régimen iraní (esperamos que también con presencia iraquí) Aplaudimos esta decisión de la administración estadounidense, pero solicitamos que amplíe el diálogo para pasar a un plano más elevado que incluya cuestiones de seguridad nuclear. Puede que algunos piensen que el actual Gobierno iraní no está muy dispuesto al diálogo. Sin embargo, todos los integrantes europeos de nuestro grupo se han reunido con influyentes dignatarios iraníes en los últimos meses y han constatado su gran interés en discutir a fondo con Estados Unidos sobre cuestiones de seguridad. También hay mandatarios europeos, rusos y asiáticos que piensan que unas conversaciones directas entre Washington y Teherán serían más fructíferas ahora que las negociaciones de Irán con Europa y con Rusia en relación con el programa nuclear iraní han hecho algunos progresos en lo tocante a comunicar las posiciones y preocupaciones de las partes. En consecuencia, pedimos a la administración estadounidense, y es nuestra esperanza que con el apoyo de la comunidad transatlántica, que actúe con audacia y establezca conversaciones directas con el Gobierno de Teherán para hablar del programa nuclear iraní. 2006 IHT Albright, Fischer, Van Aartsen, Geremek, Védrine y Polfer fueron los responsables de Asuntos Exteriores de EE. UU. Alemania, Holanda, Polonia, Francia y Luxemburgo, respectivamente. REVISTA DE PRENSA POR JUAN PEDRO QUIÑONERO EUROPA Y ORIGINALIDADES ESPAÑOLAS Las originalidades españolas, positivas y menos positivas, son diseccionadas en muy distinto tono. En Luxemburgo, por ejemplo, Tageblatt publica un largo informe sobrelas políticasde inmigración dentro de la UE, entre las que destaca la apertura y regularizaciones masivas decididas en Madrid; mientras que Berlín, Londres, París, La Haya, continúan recrudeciendo sus políticas y contemplan con reserva la excepción hispánica. Ante el caso de Arnaldo Otegi, el Belfast Telegraph se interroga por la lógica de varios procesos distintos y paralelos, a la luz de los cargos y esperanzas que pesan sobre un condenado por graves delitos, presentado al mismo tiempo como un interlocutor y figura clave En Londres, el Independent adopta un tono maximalista preguntándose cómo la cárcel pura y simple podría influir en la incipiente negociación En Burdeos, Sud- Ouest deja en suspenso la originalidad del caso: interlocutor clave al mismo tiempo que apologista del terrorismo con injurias contra el Rey En un plano positivo, el Daily Telegraph alaba la eficacia de algunas clínicas y centros médicos españoles especializados en la inseminación artificial, citando el caso de parejas inglesas que viajan a España para fundar una familia de ese modo. Una paciente inglesa declara: Quedé impresionada por la profesionalidad, la compasión, la piedad y la calidad de los cuidados médicos En París, Les Echos cuenta y no para de una originalidad bancaria española que suscita no sé si envidia o interés: la oferta de servicios bancarios ligados al fútbol y el inmediato Mundial. El matutino financiero cita al Banco de Sabadell, a Caja Madrid, a Caja Navarra, a Banesto, entre otras instituciones, ofreciendo depósitos y tarjetas especializadas, asociadas a la Liga, al Mundial y a los resultados de los grandes equipos. A juicio de Les Echos, los bancos españoles dan muestras de un dinamismo e imaginación que maravillan en la cartesiana Francia. Sin salir del país vecino, SudOuest se pregunta cómo acabará la originalidad francesa de reintroducir osos en el Pirineo. Franska y Palouma, los dos primeros, han sido saludados con algunas manifestaciones de protesta. El periódico se pregunta por la recepción en este lado pineraico. En París, Le Figaro Magazine consagra dos grandes páginas a Plácido Domingo, tenor sin fronteras y monstruo sagrado mundial