Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión SÁBADO 29 4 2006 ABC AD LIBITUM DESDE MI BUHARDILLA LA REPÚBLICA IMAGINADA RMANDO Buscarini, cargado con unos gramos de ingenio y varias toneladas de necesidad, fue uno de los personajes que le dieron vida- -y lástima- -al Madrid de los Treinta. César González Ruano le dejó retratado en Informaciones y cuenta de él que para mejor vender sus folletos literarios, a dos pesetas la pieza, se hacía acompañar por un ayudante al que, al llegar al paseo de Recoletos, dejaba al cuidado de sus botas y así, descalzo, serpentear por entre las voladuras de los cafés, abiertos a la primavera, y conmover a la parroquia con las penas de la bohemia. Marketing fino para malvender poesía mala de quien, por otra parte y para su desgracia, sólo M. MARTÍN quería ser poeta. FERRAND En nuestro Congreso de los Diputados, muchos de los trescientos cincuenta titulares de escaño tienen en común con Buscarini el que sólo quieren ser de izquierdas poetas del pueblo capaces de rimar ocasión con mogollón y razón con empujón. No se instalan en el pensamiento y, a falta de ideas propias, pobrecitos, repiten como cotorras las del pasado y, sin revisarlas ni actualizarlas, lanzan un pregón anacrónico, caduco- ¿caducado? -y rancio que, atención a la paradoja, tiene su clientela. Así es posible que, con la única oposición del PP y la abstención de ERC, todos los grupos de la Cámara hayan suscrito que la II República es un antecedente directo del actual Estado social y democrático de Derecho y de la Constitución de 1978 No sé lo que diría de esto Buscarini, uno de los muchos y pobres desgraciados que, en sus días, la República se llevó por delante; pero debe reconocerse que los grandes promotores de la mal llamada memoria histórica desenterradores de cadáveres y odios, utilizan los procedimientos de aquel pobre diablo pedigüeño para vendernos sus inconsistentes folletitos de glorificación de una República que produjo tanto gozo en su tramposa instauración como dolor en su sombrío y decadente desarrollo. Se quitan las botas para parecer descalzos, le atribuyen al franquismo su desgracia y- ¡hale hop! -ya está el circo organizado: los perritos amaestrados se presentan como leones salvajes, los payasos sin gracia como arriesgados trapecistas y una cacatúa desplumada como si fuera un hábil antipodista. Luego, consumado el fraude, volverán a ponerse las botas y todos contentos. Esa epidemia de revisionismo histórico, que sería estéril aun en el caso de que cursara con rigor y buena voluntad, más bien parece, vistos sus promotores, un intento de ocultar carencias actuales. Así, descalzos como Buscarini, parecen proletarios pero, de hecho, se han instalado una industria para maquillar y desfigurar hechos históricos, hasta cambiarlos de sentido, que les proporciona un buen pasar e incluso les llena de prestigio y reconocimiento. Nunca los falsificadores habían ocupado tan altos pedestales, nos hambrean la verdad y les aplauden. TRAICIONES Y SONRISAS cuentan, tradujo filet au poivre por filete del polos traductores profesionales, entre los que bre o ese otro que, con indiscutible aliento poético, me cuento, se nos acusa con frecuencia de traiconvirtió un délit flagrant en un delito fragante cionar los textos que traducimos, o sea, que Siempre me ha maravillado la belleza de algunos exconducimos a través de las lenguas. Somos como pastravíos. tores de un rebaño que hubiera que trasladar por las Si ya nos adentramos en el piélago de la traducción cañadas del lenguaje de un aprisco a otro aprisco, y en automática, de la que tanto se abusa hoy en día, las ese camino sucede a veces que se nos pierde una oveja. perlas son realmente innumerables. Por arte ¡Qué le vamos a hacer! El problema es que no de la magia computacional, nous avions... se siempre es fácil descifrar los sentidos profunmaterializa en nosotros los aviones... un sados de un idioma tan ancho como ajeno y, cuanles manager incluido en un original francés, do falla el conocimiento o el tiempo apremia, se transforma con inesperada sinceridad en un interviene la fantasía. Ahí es donde saltan los sucio jefe una concrete proposal se blinda mejores gazapos. en una propuesta de hormigón Mme CresComo ése ya famoso que recogía don Valenson se nos queda en la muy poco solemne setín García Yebra en un libro dedicado a la teoLAURA ñora Berro to collect water se troca en la exría y práctica de mi noble oficio. Si no recuerdo CAMPMANY traña manía de coleccionar agua el oxygen mal, mencionaba el ilustre académico una trato support life se sublima en un oxígeno para soporducción en la que podía leerse que la tripulación de un tar la vida y la recomendación turn out the compubarco arrojaba tinta por la borda al llegar a puerto, por ter before manual ejection nos conmina a apagar el confusión entre ancre (ancla) y encre (tinta) No ordenador antes de la eyaculación manual muy satisfecho con la frase que acababa de construir, Claro que los seres humanos no precisamos del conel pobre traductor se había tomado la molestia, y la curso de las máquinas para enhebrar disparates. Para muy descarada libertad, de añadir una nota a pie de confundir, por ejemplo, como hizo un Consejero de página aclarando que se trataba de una costumbre anCultura, la cantata Carmina Burana con la célebre e cestral de los marineros holandeses. Hombre, siendo inexistente cantante gallega Carmiña Burana o poasí, la cosa se explica. Confiaba el amigo, me parece, ner a la venta un Land Rover Froilander (supongo en nuestra previsible ignorancia sobre los hábitos de que el anunciante quería decir Freelander pero, la marinería nórdica. puesto que era de Lugo, se dejó llevar por su devoción Tuvo igualmente su gracia, o más bien su desgracia, a San Froilán) o explicar en la radio que los gorilas de aquella metedura de pata de una agencia de prensa un zoo están separados del público por un foso para que informó del fallecimiento en un barco de cientos que no puedan echar mano del elemento humano ¿Se de turcos Turks cuando debería haber informado estaría refiriendo el locutor a lo que me imagino? Ya de la muerte de cientos de pavos turkeys En este ven ustedes lo prolífica que puede llegar a ser la lencaso, parece que el periodista, aquejado, quizás, de gua en necedades y traiciones. Ojalá fueran las otras, alergia a los diccionarios, optó por el moco suena las de la vida, tan sencillas, livianas, triviales e inofenconsiguiendo afligir a millones de ciudadanos a cuensivas como las que he espigado para ustedes. Y no nos ta del infortunio de unas cuantas pechugas. Tampoco dejaran tan sin ganas de oponer al error una sonrisa. estuvo muy acertado el truchimán que, según me A A