Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 28 4 2006 Deportes 103 Puerta abre la final de la UEFA para el Sevilla Un golazo del canterano en la prórroga acabó con la resistencia del Schalke y el conjunto andaluz jugará ante el Middlesbrough en Eindhoven por el título europeo SEVILLA SCHALKE 04 1 0 ASÍ JUGARON SEVILLA Palop; sin calificar. Alves: regular. Aitor Ocio: bien. Escudé: bien. David; regular Jesús Navas: mal. Maresca: bien Martí: bien. Adriano; mal. Luis Fabiano: regular. Saviola: regular. Antonio Puerta: notable El técnico. Juande Ramos: regular. Supo mentalizar a sus jugadores pero no encontró soluciones en el atasco ofensivo. Los cambios se hicieron tarde. Lo mejor: La disposición del equipo en todo el partido y el gran trabajo realizado por Maresca en el medio campo. Lo peor: La falta de puntería de los delanteros y la escasa participación de los extremos. Sevilla (4- 4- 2) Palop; Alves, Aitor Ocio, Escudé, David; Jesus Navas, Maresca, Martí, Adriano (Antonio Puerta, m. 78) Luis Fabiano (Renato, m. 98) y Saviola (Makukula, m. 110) Schalke 04 (4- 4- 2) Rost; Rafinha, Bordon, Darío Rodríguez (Larsen, m. 81) Koviasshvili; Ernst, Poulsen, Bajramovic (Varela, m. 63) Lincoln; Asamoah y Kuranyi. Árbitro De Santis (Ita. Mostró cartulina amarilla a Kuranyi, Antonio Puerta, Varela Darío Rodríguez y Makukula. Gol 1- 0, m. 101. Antonio Puerta. JULIÁN ÁVILA SEVILLA. El Sevilla hace historia. Se cuela en su primera final europea al derrotar al Schalke en la prórroga. Un triunfo agónico que debió llegar antes porque el conjunto español fue el único que intentó ganar este partido. Un golazo del canterano Puerta hizo justicia y ahora sólo queda el escalón del Middlesbrough en Eindhoven el 10 de mayo. El conjunto local salió con el semáforo en verde y con la segunda velocidad metida en su motor. Es lo que se pide en este tipo de encuentros. Ganas, redaños, empuje, intensidad... soltar el freno de mano para meter al rival en su campo. Para acongojarle, pese al cero a cero de la ida. Con el veneno de la final hirviendo la sangre de los jugadores arrancó el choque. A todo trapo. Con el Sevilla poniendo cerco a la portería. No se había cumplido el primer minuto cuando David disparó a puerta. El balón se fue fuera, pero marcó los parámetros en los que se movería la primera parte. El Sevilla llevó la iniciativa, puso el fútbol, pero le faltaron ideas. No supo controlar la sobreexcitación que arropa estos choques. O no pudo. Dispuso del control del balón, pero sólo en la zona de tres cuartos porque cuando se asomaba al área rival perdía eficacia. Quizás porque los jugadores se empeñaron en cargar todo el juego por el medio, por el embudo, por la zona más complicada. Se olvidaron de Jesús Navas y de Adriano, dos puñales en las bandas. De hacer dos contra SCHALKE 04 Rost; bien. Rafinha: bien. Bordon: bien. Darío Rodríguez: bien. Koviasshvili: regular. Ernst: regular. Poulsen: bien. Bajramovic: mal. Lincoln: bien; Asamoah: mal. Kuranyi: mal. Varela: regular. Larsen: regular. Sand: mal. El técnico. Mirko Slomka: regular. Se atrevió con una alineación de corte ofensivo, pero su equipo tuvo una mentalidad defensiva. Lo mejor. La dirección realizada por Lincoln y el trabajo de todos los centrales en la ofensiva frontal del Sevilla. Lo peor. El conformismo y la falta de ambición en todo el encuentro. Los delanteros fueron meros espectadores. y a Navas. Un central sacó el balón en la línea de gol con Rost ya superado. También tuvo su oportunidad el conjunto alemán de decidir la eliminatoria. En otra buena jugada dirigida por Licoln el delantero Kuranyi se vio cara a cara con Palop. El portero tocó lo justo para detener el infarto múltiple que se venía encima. Juande movió el banquillo demasiado tarde. Quitó a Adriano y metió a Antonio Puerta. Fue demasiado tarde y nada cambió. Se llegó a la prórroga y al éxtasis. El canterano Puerta celebra el gol que vale una final de la UEFA uno, de estirar el campo para dejar espacios suficientes para la llegada de los centrocampistas. AP Muchas llegadas de los sevillanos Pese a todo, el Sevilla llegó mucho al área antes del descanso. Pero no remató. Adriano, Luis Fabiano, Saviola o Maresca acertaron con la publicidad que rodea a la portería. El brasileño dispuso de ocasiones demasiado claras para partidos que te perdonan la vida una sola vez. Rost tuvo una noche más tranquila de lo esperado porque con el paso de los minutos el Sevilla se fue agotando. De las pocas ideas claras, de la intensidad en la presión e incluso del sitio. Entonces apareció un Schalke que se había limitado a meter cargas y cargas de anestesia para calmar las primeras avalanchas locales. El partido aplazado, el 3 de mayo Tal y como se acordó el martes. el partido de Liga que ambos equipos aplazaron por culpa de la lluvia se jugará el próximo miércoles 3 de mayo, corriéndose las jornadas 36, 37 y 38 para los días 7 (domingo) 14 (domingo) y 20 (sábado) lo que retrasaría el final del Campeonato seis días (el torneo tenía previsto llegar a su conclusión el 14 de mayo) Para todo ello, la Federación Española pedirá permiso a la FIFA y esperará a que ésta se lo conceda. Este es el acuerdo que se alcanzó el pasado martes en la sede de la Federación Lincoln fue entrando poco a poco en juego y fue el protagonista de dos contras que llevaron el silencio a la grada. Cambió el partido antes del descanso una barbaridad. Ya no apretaba tanto el Sevilla y afloraron los nervios. La segunda parte arrancó con los mismo propósitos. Y con los mismos problemas para el Sevilla. Llegó, llegó y llegó pero nunca remató con peligro. La defensa alemana fue cerrando todos los huecos sin dificultades mientras los de Juande se vieron incapaces de encontrar una solución. ¡Cuánto se acordaron los sevillistas de la ausencia del lesionado Kanouté! Las bandas siguieron inéditas. Y un equipo como éste no puede vivir sin las diabluras de Navas o sin la inspiración de Adriano. La mejor ocasión vino desde un costado. Y tuvo como protagonistas a Alves Remontada del Middlesbrough Maccarone marcó al final el tanto que supuso el 4- 2 definitivo y el pase del equipo inglés a la final de la Copa de la UEFA. El gol de Maccarone ponía el punto y final a un remontada tan espectacular como ansiada. El Steaua rumano partía con la ventaja del 1- 0 del partido de ida en Bucarest. Ayer, en el minuto 24 ya tenía un 0- 2 a su favor en el marcador con los goles de Dica y Goian. Y ahí comenzó la remontada con los tantos de Maccarone, Viduka, Riggott y el propio Maccarone que, con su tanto final, llevaba el delirio a las gradas. Juande Ramos entrenador del Sevilla José María Del Nido Presidente del Sevilla Esta alegría compensa todo el sacrificio hecho; la afición ha llevado al equipo en volandas Es para disfrutar. En 120 años, el fútbol andaluz jamás pudo disputar una final europea