Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 28 4 2006 Economía 93 Hacienda espera recibir este año 700.000 declaraciones más del IRPF Aumenta el control del sector inmobiliario y de la deducción por vivienda de contribuyentes tendrán derecho a devolución en esta campaña de la renta, frente a los 3,6 millones que tendrán que pagar Y. G. MADRID. La Agencia Tributaria espera recibir 16.690.000 declaraciones del IRPF en esta campaña de renta, lo que significa que habrá más de 700.000 nuevos declarantes. Más del 77 de las declaraciones, 12,9 millones, tendrán derecho a devolución, frente a los 3,65 millones que saldrán a pagar, según los cálculos de Hacienda presentados ayer por el director de la Agencia Tributaria, Luis Pedroche. En total, la Agencia Tributaria devolverá 9.975 millones e ingresará 7.014 millones, con lo que la cuota diferencial de la campaña (la diferencia entre ingresos y devoluciones) será negativa para Hacienda en unos 2.960 millones de euros. En cuanto al Impuesto del Patrimonio, cedido a las Autonomías, la b Casi trece millones LAS SOMBRAS DEL SUPERÁVIT a pertenencia de España a la Unión Monetaria y la cesión, por tanto, de todas las competencias en materia de tipos de interés al Banco Central Europeo, ha limitado considerablemente la posibilidad de actuación de los Gobiernos nacionales en materia de política económica. En este entorno, la política presupuestaria es casi el único instrumento con el que cuentan los responsables económicos de los Doce para atajar los problemas de sus respectivas economías. En el caso español, la falta de competitividad, que se refleja tanto en la elevada inflación como en el abultado déficit exterior es, sin duda, el principal desequilibrio YOLANDA al que debe hacer frenGÓMEZ te el equipo de Pedro Solbes. Lo que cabe preguntarse ahora es si la política presupuestaria que se está aplicando y la reforma fiscal que se ha planteado van en la línea que España necesita. En el ámbito presupuestario, la consecución de un superávit superior al 1 del PIB en 2005 es, sin duda, una buena noticia. Sin embargo, del análisis de las cifras se desprenden algunas alarmas. La primera es que el excedente de las cuentas públicas es la consecuencia del fuerte incremento de los ingresos impositivos, y no de la contención del gasto público. Por el contrario, el gasto del Estado creció el año pasado más de un 8 en términos homogéneos, y en los Presupuestos de 2006 se prevé también un incremento superior al de la propia economía. Este elevado nivel de gasto es preocupante porque un parón económico, que inevitablemente conllevaría menos recaudación, se traduciría en la vuelta al déficit público. Otra sombra de estas cuentas públicas es el desglose entre las distintas Administraciones. Así, mientras la Seguridad Social y el Estado central obtuvieron superávit, las comunidades y corporaciones locales mantuvieron números rojos, y eso pese a que el acuerdo sobre Sanidad, del pasado mes de septiembre, supuso el trasvase de una importante cuantía de fondos desde las cuentas del Estado hacia las de las autonomías. Esto es especialmente preocupante si tenemos en cuenta que más de la mitad del gasto público está en manos de las comunidades autónomas. Además, el nuevo sistema de financiación, cuyas bases se han incluido ya en el Estatuto catalán, pondrá en manos de los gobiernos autonómicos más recursos para poder gastar, recursos que provendrán tanto del Estado central, que tendrá que poner dinero encima de la mesa para que ninguna comunidad salga perjudicada, como. sobre todo, de los propios contribuyentes, ya que se prevé que los gobiernos regionales puedan crear nuevos impuestos y subir los actuales. En este contexto la mínima rebaja del IRPF y del Impuesto sobre Sociedades parecen insuficientes para aumentar la competitividad de nuestra economía, y desde luego, para dar una alegría a los contribuyentes. L Menos tributos al trabajo y más al consumo El Círculo de Empresarios abogó ayer por reducir la fiscalidad al trabajo, bajando los tipos máximo y mínimo del IRPF, así como el Impuesto de Sociedades, y para evitar un empeoramiento del saldo presupuestario aumentar los impuestos indirectos, es decir, los que gravan el consumo. Para esta asociación empresarial, la reforma fiscal planteada por el Gobierno no se centra en la resolución de los problemas que aquejan a la economía española El Círculo, que presentó ayer un documento sobre mejora de la competitividad, se mostró partidario de eliminar las ventajas fiscales a la compra de vivienda que, a su juicio, se trasladan a precios. Agencia espera recibir 950.000 declaraciones y 1.350 millones de euros, un 10 más que en 2005. Entre las novedades de la campaña de este año, que comienza el próximo 2 de mayo, se encuentra el mayor control sobre el sector inmobiliario y la deducción por vivienda. En concreto, en esta campaña de la renta será obligatorio incluir el NIF del promotor o constructor al que se hayan realizado pagos por la compra de la vivienda habitual, así como la cuantía de los pagos que derecho a la deducción. Según explicó Pedroche, a los contribuyentes que no cumplan este requisito se les enviará un requerimiento, y si no demuestran haber realizado los pagos, se les quitará la deducción. Además como el año pasado, habrá que incluir la referencia catastral de los inmuebles, y en el caso de la vivienda habitual habrá que especificar si es alquilada o en propiedad. Como novedad este año, los declarantes podrán suscribirse en un servicio de alertas por móvil por el que se les informará sobre el borrador, o el estado de la devolución. El director de la Agencia, Luis Pedroche, ayer en la presentación de la Campaña de la Renta ERNESTO AGUDO El presidente de la Fed prevé una pausa en la subida de tipos ABC WASHINGTON. El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, se refirió ayer a una posible pausa en el ciclo de subidas de tipos de interés en Estados Unidos, al tiempo que dijo que algunos ajustes de la política monetaria aún pueden ser necesarios En una comparecencia ante el Comité Económico de ambas cámaras del Congreso, Bernanke dio una de cal y otra de arena. De un lado, el gobernador del banco central de EE. UU. afirmó que podría interrumpirse el ciclo de ajustes, iniciado en junio de 2004. En algún momento en el futuro, el Comité puede decidir no tomar ninguna acción en una o más reuniones con el objetivo de dejar pasar más tiempo para recibir información sobre las perspectivas económicas, explicó Bernanke. Por otro lado, recordó que en su última reunión, a finales de marzo, el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal juzgó que algún ajuste adicional de la política (monetaria) podría ser necesario debido al riesgo de una subida de la inflación subyacente, un índice que no cuenta los precios de la energía y la alimentación, que son muy volátiles. En mi opinión, los datos recogidos desde esa reunión no han cambiado considerablemente esa evaluación de los riesgos agregó. Los mercados se fijaron mucho más en la alusión a la posible interrupción en el alza de intereses, que en los riesgos inflacionistas, lo que hizo subir a la Bolsa.