Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 28 4 2006 Espectáculos 67 VIERNES DE ESTRENO Apaga y vámonos Bajo cero Con cámara, listo para viajar España, 87 m. documental Director: Manel Mayol ANTONIO WEINRICHTER No sin mis cuchos EE. UU. 120 m. Director: Frank Marshall Intérpretes: Paul Walker, Jason Biggs JAVIER CORTIJO esde la época de nuestra guerra civil hay toda una tradición (continuada luego por figuras como Joris Ivens) de documentalistas que recorren el mundo bajo una vocación solidaria que antes se llamaba internacionalista. Este trabajo de Manel Mayol es el más reciente ejemplo de esta tradición que cuenta entre nosotros con títulos recientes como Caminantes Balseros La espalda del mundo o Bagdad rap Aquí se echa la cámara al macuto para filmar los efectos que produjo la construcción de una gigantesca presa en el chileno valle de Ralco: inundaciones, desalojo de los nativos (con los que no habían podido ni los conquistadores de antaño) y posterior represión de sus líderes. Mayol alterna el modeloentrevista con pasajes observacionales y también sigue el modelo de Michael Moore al designar a un villano corporativo -la compañía que construye la presa es la española Endesa- -a cuyos responsables trata en vano de sentar ante su cámara viajera. En conclusión, una renovada muestra de la vieja vocación del documental de intervenir en el mundo histórico. D La sentencia del juez Peter Smith, junto a un ejemplar del libro de Dan Brown AP El juez británico que negó que El código Da Vinci fuera un plagio ocultó en su sentencia un código El magistrado Peter Smith incluyó varias letras en cursiva a lo largo del texto de su fallo de libros sobre historia militar y sobre el Titanic, asiste divertido a los esfuerzos que ha puesto la prensa en descifrar su particular puzzle EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. No veo por qué un juicio no debería ser una cuestión de diversión Así se ha justificado el juez británico Peter Smith, que el 7 de abril determinó que la novela de mayor éxito de Dan Brown, El código Da Vinci no es un plagio de la obra precedente La santa sangre y el santo grial En su sentencia de 71 páginas, el juez se entretuvo en cifrar su propio código entre los razonamientos judiciales, poniendo en cursiva algunas letras salteadas. La Prensa británica ya le ha dado el nombre de El código Smith Peter Smith, de cincuenta y tres años, probablemente había esperado que su guiño fuera descubierto antes, pero hasta ahora quienes habían leído su sentencia no se habían percatado del juego. En una leve sonrisa propia de la Mona Lisa, el juez ni ha confirmado ni desmentido haber incluido un código en su largo redactado, aunque vino a avalar la sospecha al asegurar que las letras en cursiva no son un error tipográfico. Smith, lector asiduo de libros sobre historia militar y sobre el naufragio del Titanic, asiste ahora b Smith, lector asiduo a última vez que vimos a un rebaño de huskies de la escudería Disney tenían a Cuba Gooding Jr. detrás Aventuras en Alaska Ahora el que lleva las riendas de la diligencia es Paul Walker, un tipo que sin el bólido tuneado parece el hijo del panadero. Como ni uno ni otro tienen pinta de haber conducido más perritos que algún hot dog al estómago, la atención sigue centrándose en los animales no racionales, que por algo son los héroes de la aventura, muy londoniana ella: a media docena de chuchos de tiro les hacen el ahí te quedas (por problemillas infraestructurales) en lo más crudo del crudo invierno antártico. A partir de ahí se generan dos terquedades: la del atormentado cuidador por viajar a rescatarlos, y la de los animalitos por sobrevivir cazando pajarracos en plan King Kong con las avionetas. Y así, en plena etapa reina, se tira dos horazas Frank Marshall (se nota que prepara un biopic de Lance Armstrong) sin aclararnos lo más regomeyo: ¿qué diablos oculta el meteorito de Mercurio? Al menos, Jason Biggs asoma poco. Ah, y los paisajes, incomparables, clarinete. L El color del crimen El crimen de una novia divertido a los esfuerzos que ha puesto la prensa del Reino Unido en descifrar su particular puzzle. Lo que en un primer momento parecían erratas en la mecanografía se ha desvelado como un mensaje, aunque es difícil darle un significado. Lo único que se entiende es su comienzo. La primera letra en cursiva es una s En esa misma página número cinco de la sentencia aparecen otras más, que componen lo siguiente: smithcodeJ Hasta ahora es lo único claro del supuesto mensaje: Smith es su apellido, code es código en inglés, y la J hace referencia probablemente a Justicia, palabra que en el Reino Unido acompaña al apellido del juez: Justice Smith (también podría ser de Juicio o Jesús, según las interpretaciones que han comenzado a darse) Lo demás es ininteligible. Así, entre las cursivas que figuran en las primeras páginas de la sentencia están aeiex tost psa cgrea mqwf ka dpmq z (las separaciones obedecen a que cada grupo de letras están en una misma página, aunque tal vez las palabras empalmen unas con otras) El crucigrama del juez, en cualquier caso, supone publicidad añadida para la novela de Dan Brown, que ya ha vendido 40 millones de ejemplares, así como para la versión cinematográfica que está a punto de estrenarse, protagonizada por Tom Hanks y Audrey Tautou. Territorio comanche EE. UU. 113 m. Director: Joe Roth Intérpretes: Julianne Moore, Samuel L. Jackson, Edie Falco JAVIER CORTIJO Campo de Níjar, bodas de sangre España Director: Lola Guerrero Intérpretes: María Botto, Rafael Amargo, Cristina Rota FEDERICO MARÍN BELLÓN os películas por el precio de una. El drama de una mujer (Julianne Moore) que sufre un trauma tan agudo- -su hijo ha desaparecido- -que el inspector encargado de su caso (Samuel Jackson, ay, sin peluca) debe hacer lo indecible para que revele la verdad: un psicodrama para lucimiento de la actriz, que acaba haciéndose más bien cansino y no escatima recursos de folletín. La segunda película es territorio comanche: la mujer es blanca y el presunto secuestrador es negro, lo que basta para encender la mecha de los disturbios raciales. La policía tiene repartido el barrio en blanco y negro; y Jackson ve cómo se mete en su terreno la policía del otro lado. Lo que entonces ocurre es todo un síntoma de que un tercer mundo parece estar creciendo en el corazón del primero o segundo: la próspera New Jersey empieza a parecerse a la franja de Gaza. La cosa da verdadero miedo. D U n crimen pasional ocurrido en 1928 en los campos almerienses de Níjar inspira a Federico sus Bodas de sangre Lorca añade un muerto y da por sellado el casamiento que nunca se celebró, pero del que se sigue hablando. Casi 80 años después, Rafael Amargo- -empeñado en convertirse en actor- -elige a María Botto para dar vida a Paca la coja. Cuando el espectador se prepara para asistir a los ensayos, con Cristina Rota como gurú que aconseja a su hija, la chica se escapa a la tierra que cautivó a Goytisolo con el fin de documentarse. Lola Guerrero sabe que cuenta con una materia prima inmejorable, por lo que no abandona el suceso ni el poema trágico. Su cámara sorprende incluso al duende del teatro, trabajando, pero su investigación huele a impostura; la improvisación parece preparada y el personaje del investigador, improvisado.