Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 28 4 2006 Espectáculos 61 VIERNES DE ESTRENO Antonio Banderas encarna al profesor de baile Pierre Dulaine en Déjate llevar El actor crea en Déjate llevar su nueva película que se estrena hoy, un nuevo estilo lleno de energía: mezcla de baile de salón clásico con hip- hop. Moviendo las caderas quiere redimir a desarraigados seres que luchan por sus vidas sobre la jungla de asfalto... El baile, por Banderas TEXTO: ANTONIO ASTORGA MADRID. La fama cuesta y aquí es donde vais a empezar a pagar, con sudor... arengaba a sus pupilos la profesora de danza Lidya Grant en Fama Muchos años después, camino de los ingleses y de Hernán Cortés, Antonio Banderas ha conquistado un respiro para dejarse llevar. De pequeño disfrutaba invitado por su madre a concursos europeos de bailes de salón en París o Madrid, donde ella era jurado. Fue su primer contacto con el arte en movimiento. Ahora, en Déjate llevar el actor encarna a Pierre Dulaine, un tipo apasionante y apasionado que da clases gratuitas de baile a jóvenes de los barrios más conflictivos de la Gran Manzana, el Nueva York que Lorca identificó con un Senegal con máquinas y en donde veía a los borrachos merendar muerte en las esquinas. Los peores problemas de las escuelas norteamericanas se padecen en la adolescencia de los chicos, entre los 15 y los 18 años. Redimiendo a los desharrapados, Banderas hace creíble a Dulaine. Era el objetivo que perseguían directora, productores y guionistas. Antonio es tan buena persona que no tiene problemas para reflejar el gran corazón que posee su personaje. Sabe lo que es dar a los demás y por eso comprende bien a Pierre. Los dos tienen el aire de estar chapados a la antigua y por eso es creíble su papel dice Liz Friedlander. Banderas se incardinó a un personaje que levita sobre la jungla del asfalto y que está en los antípodas de los seres de ficción y de carne y hueso a los que ha dado vida hasta ahora: Pierre es una especie en vías de extinción. Es una historia urbana, contemporánea e internacional, que emplea el baile como vehículo para hablar de los problemas que existen en Estados Unidos y en las calles de Europa Banderas hace carne del mito y enseña el tango a sus abúlicos alumnos para inculcarles la pasión del baile de salón: Mucha gente cree que he estudiado baile, pero es que tengo facilidad para mover el cuerpo. Nunca he sido gran bailarín y tras bailar con Chita Rivera durante 228 funciones en Broadway he tenido el valor de participar en esta película Banderas comenzó entrenándose en su casa de Los Ángeles. Allí, entre visillos, baila con su esposa, Melanie, que fue bailarina hasta los 15 años y también hizo Chicago En Toronto, Banderas trabaja la coreografía con JoAnn Jansen: Ella hace que parezcas un bailarín aunque no sepas nada. Sé bailar el tango porque lo aprendí. Es cuestión de interiorizar los fundamentos y después puedes improvisar. Empiezas a comportarte como un bailarín y aprendes a mirar a la chica, a posicionar tu cuerpo, a mover la cabeza... Orgullo, respeto, honor. Lecciones de bandera, por Banderas. EL REPARTO DEL DRAMA Banderas da vida a Pierre Dulaine, un apasionado profesor de baile que buscará la perfección en sus conflictivos alumnos para ganar el concurso de baile de Nueva York Para los papeles de los alumnos, los productores querían actores que parecieran de verdad del Bronx. No quería una versión hollywoodiense del Bronx aclara la directora, Liz Friedlander Rob Brown, Yaya DaCosta, Dante Basco y Katya Virshilas, lituana que se marca un sublime tango de bandera y con Banderas, interpretan a alumnos, mientras que Alfre Wooward da vida a la directora del centro que apuesta por Dulaine y John Ortiz, al colega contrario a la presencia del profesor de baile Antonio Banderas y la lituana Katya Virshilas (Morgan en la película) interpretan un tango de campeonato mundial